Venezuela en tiempo de coronavirus

El pronóstico de crecimiento mundial está sujeto a una extrema incertidumbre. Las secuelas económicas dependen de factores cuyas interacciones son difíciles de predecir, como por ejemplo la trayectoria de la pandemia, la intensidad y eficacia de los esfuerzos de contención, el grado de las perturbaciones en la oferta, las repercusiones del endurecimiento drástico de las condiciones en los mercados financieros mundiales, variaciones de los patrones de gasto, cambios de comportamiento (como una renuencia de las personas a visitar centros comerciales y utilizar transporte público), efectos en la confianza y volatilidad de los precios de las materias primas. Muchos países se enfrentan a crisis con múltiples aristas, que comprenden un shock sanitario, perturbaciones económicas internas, derrumbe de la demanda externa, cambios de sentido de los flujos de capital y colapso de los precios de las materias primas. Predominan los riesgos de que los resultados sean peores. Para evitar tal desenlace resulta crucial adoptar políticas eficaces. Las medidas necesarias para reducir el contagio y proteger vidas harán mella a corto plazo en la actividad económica, pero también deben ser consideradas como una inversión importante para la salud humana y económica a largo plazo.

La prioridad inmediata es contener las secuelas del brote de COVID-19, sobre todo incrementando el gasto sanitario a fin de reforzar la capacidad y los recursos del sector de la salud mientras se adoptan medidas para reducir el contagio. Además, las políticas económicas tendrán que amortiguar el impacto que la disminución de la actividad tendrá en las personas, las empresas y el sistema financiero; reducir los efectos persistentes y más permanentes derivados de la inevitable y fuerte desaceleración; y garantizar que la recuperación económica pueda empezar rápidamente una vez que se disipe la pandemia. Dado que las secuelas económicas obedecen a shocks particularmente agudos en determinados sectores, las autoridades tendrán que implementar importantes medidas focalizadas en los ámbitos fiscal, monetario y financiero para respaldar a los hogares y las empresas afectadas. Estas medidas ayudarán a preservar las relaciones económicas durante la paralización y son esenciales para permitir que la actividad se normalice gradualmente una vez que se disipe la pandemia y que se levanten las medidas de contención. La respuesta fiscal en los países afectados ha sido rápida y considerable en muchas economías avanzadas (como Alemania, Australia, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido). Muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo (como China, Indonesia, Sudáfrica) también han empezado a proporcionar o han anunciado importantes medidas de apoyo fiscal a favor de los sectores y trabajadores duramente afectados.

Será necesario reforzar las medidas fiscales si persisten las paralizaciones de la actividad económica, o si el repunte de la actividad cuando se levanten las restricciones es demasiado flojo. Es posible que las economías que están enfrentando restricciones financieras para combatir la pandemia y sus efectos necesitan apoyo externo. Un estímulo fiscal de base amplia puede prevenir una merma más pronunciada de la confianza, impulsar la demanda agregada y evitar una desaceleración aún más profunda. Pero sería más probable que el estímulo surta más efecto una vez que la pandemia se haya disipado y que las personas puedan desplazarse con libertad. Las importantes medidas adoptadas por los principales bancos centrales en las últimas semanas comprenden estímulo monetario y servicios de liquidez para reducir la tensión sistémica. Estas medidas han apuntalado la confianza y han contribuido a mitigar la amplificación del shock, asegurando así que la economía esté en mejores condiciones para recuperarse. Si se sincronizan, las medidas pueden tener un efecto potenciado en las economías individuales, y además ayudarán a generar el espacio que les permitirá a las economías de mercados emergentes y en desarrollo recurrir a la política monetaria para responder a las condiciones internas cíclicas.

Los supervisores también deben alentar a los bancos a renegociar los préstamos concedidos a hogares y empresas que atraviesan dificultades, sin dejar de llevar a cabo evaluaciones transparentes del riesgo de crédito. Una estrecha cooperación multilateral es esencial para superar los efectos de la pandemia, e incluye ayudar a los países con restricciones financieras que enfrentan un shock doble, sanitario y de financiamiento; y también es esencial para canalizar ayuda a países con sistemas sanitarios deficientes. Es urgente que los países trabajen en forma mancomunada para frenar la propagación del virus y para desarrollar una vacuna y terapias contra la enfermedad. Hasta que estas intervenciones médicas estén disponibles, ningún país estará a salvo de la pandemia (y eso incluye el retorno de la enfermedad después de que la ola inicial se haya disipado) si siguen produciéndose contagios en otros lugares. Se trata de una crisis sin precedentes, y hay una considerable incertidumbre acerca de su impacto en las vidas y los medios de vida de las personas.

Mucho depende de la epidemiología del virus, de la eficacia de las medidas de contención y del desarrollo de tratamientos y vacunas, todo lo cual es difícil de predecir. Además, muchos países ahora se enfrentan a crisis múltiples: una crisis sanitaria, otra financiera y un derrumbe de los precios de las materias primas, que interactúan de complejas maneras. Las autoridades están proporcionando un apoyo como nunca antes visto a hogares, empresas y mercados financieros, y si bien esto es crucial para que la recuperación sea vigorosa, reina una considerable incertidumbre acerca del panorama económico que surgirá una vez que salgamos de este confinamiento.

Bajo el supuesto de que en la mayoría de los países la pandemia y la contención necesaria llegarán a su punto máximo en el segundo trimestre y que se replegaran en el segundo semestre de este año

¿Qué opciones dispone el país para hacer frente al COVID-19? Las opciones de política económica para enfrentar el COVID-19 implementadas en China y en los países más afectados de Europa, así como las recomendadas por los organismos multilaterales, descansan fundamentalmente en medidas fiscales. Es evidente el limitado espacio fiscal del estado venezolano en el actual contexto macroeconómico. Las eventuales medidas fiscales y sus impactos en la economía estarán condicionados por la disponibilidad de divisas del estado, determinada a su vez por los ingresos por concepto de exportaciones y el financiamiento externo. Un financiamiento de este tipo debería centrarse en inversiones urgentes en salud, sanidad y programas de atención a la población vulnerable y pymes. La segunda opción de financiamiento externo es el financiamiento bilateral con los gobiernos de China y Rusia, que puede tomar varias modalidades: refinanciamiento (redefinición de los lapsos de pago y/o nuevos préstamos) de la deuda bilateral, préstamos en bienes y servicios y/o préstamos líquidos. Aunque limitado, el financiamiento de organismos multilaterales no financieros, como el SNU y otros fondos especiales para enfrentar la crisis, son importantes para apoyar las respuestas al choque, en especial la respuesta sanitaria. Las principales medidas de política económica para enfrentar la crisis se pueden enmarcar en tres grandes tipos: inversión en salud-sanidad, las medidas para sostener la capacidad adquisitiva de los hogares (las medidas de demanda) y las medidas de apoyo al sector productivo (medidas de oferta). De estas últimas, las medidas de oferta, se debe distinguir aquellas que apoyan al sector productivo esencial que debe mantenerse activo durante la cuarentena (sector esencial, durante la cuarentena), como el sector salud, farmacéutico, transporte, alimentos, energía, etc., y las empresas que no permanecen activas durante la cuarentena. Las medidas para fortalecer a estas empresas no activas están orientadas a reducir el impacto negativo de la cuarentena y elevar las posibilidades de sobrevivencia de la empresa (sector no esencial). En relación con las empresas vale la pena destacar que la paralización de actividades económicas ocasionará un impacto negativo, en particular sobre la pequeña y mediana empresas (pymes). Sin embargo, las actuales empresas, que han logrado sobrevivir a los grandes choques del pasado reciente ya señalados y al contexto macroeconómico adverso, probablemente sean las más resilientes y han desarrollado estrategias para operar en condiciones difíciles.

En la siguiente tabla se clasifican en las tres categorías, las medidas anunciadas por el Presidente Nicolás Maduro el 22/03/2020 en el marco del Plan de protección del Estado Venezolano en tiempo de CORONAVIRUS. PNUD América Latina y el Caribe #COVID19 | SERIE DE DOCUMENTOS DE POLÍTICA PÚBLICA www.latinamerica.undp.org | Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo | 2020 12 Medida

Tipo 1 Plan de pago de nóminas mediante el Sistema Patria (6 meses) medida de oferta sector no esencial

2 Supresión de pago de alquileres de comercio y viviendas (i.e aquellos negocios y viviendas que alquilan y no están produciendo) con compensación para el arrendador (6 meses). medida de demanda (viviendas) y medida de oferta Sector no esencial (los comercios)

3 Plan de priorización de la inversión agroalimentaria para garantizar las cajas CLAP medida de oferta sector esencial

4 Mantener transferencias monetarias (Bonos) mediante el Sistema Patria medida de demanda

5 Metro: se mantiene el servicio necesario para los trabajadores de áreas priorizadas: Personal médico, farmacéutico, alimenticio y de seguridad: Para su ingreso deben mostrar el carné que garantice que pertenece a ese rubro y sistema de prevención. medida de oferta sector esencial

6 Prohibición del corte de los servicios de telecomunicaciones. medida de demanda

7 Extensión de la exoneración del pago de impuestos de a la importación (6 meses más)1 medida de oferta Medidas al Sistema Bancario

8 Suspensión del pago de intereses y capital de créditos (6 meses). medida de oferta y de demanda

9 Suspensión del pago de mora de créditos (6 meses). medida de oferta y de demanda

10 Garantizar un plan en la entrega de créditos a las Pymes, eximiéndose de algunas garantías. medida de oferta sector no esencial

11 El estado pasa a ser garante de dichos créditos para materias de higiene, farmacéutica, agroindustria, alimentación, etc.

12 Plataforma online que registra a toda la población que recibe transferencias (sin condicionamiento) sociales monetarias (BONOS) y no monetarias (Cajas CLAP). De acuerdo con estimaciones al cierre de 2019, la transferencias implícitas del CLAP se ubicaría en 1.533 millones de US$. 3 Chirinos-Leañez, A. C. Pagliacci. (2014). El Sistema financiero Venezolano. ¿Qué compromete su desempeño?. Revista de Análisis Económico, Vol 29, No 2, pp.47-74. Es deseable complementar las medidas anteriores con un plan urgente de inversiones en Salud y sanidad. Sin el financiamiento externo será difícil acometer estas inversiones urgentes. Por otra parte, es importante destacar algunos aspectos de las medidas anunciadas por el Presidente Maduro. La experiencia del pago de las nóminas por el sistema patria.De manera similar ocurre con todas las medidas anunciadas para el sector bancario. Son una transferencia del sector bancario a sus clientes. Asimismo, para la banca poder promover el crédito a las pymes, con reducción de sus ingresos operativos, necesitaría en contrapartida la eliminación de las restricciones provenientes de los elevados niveles de encaje. El incremento de la vulnerabilidad del sistema financiero venezolano.

Los venezolanos han atravesado "situaciones difíciles" que han desafiado su supervivencia y resistencia, como el Gran Apagón de marzo de 2019, que dejó sin electricidad durante días al 90 por ciento del país.

Los expertos puntualiza que eventos de trauma social, como ese, llevaron a los venezolanos a someterse a "nuevos escenarios de privación y carestía", más complejos de lo que acostumbraban y que podrán superarla.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 452 veces.



Antonio J. Rodríguez L.


Visite el perfil de Antonio J. Rodríguez L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas