Auditórium

La 4GW tumbó a Zelaya: ¡Mosca Maduro con Directv!

"Ignota, nulla curatio morbi"

La Visión realista de un futuro mejor y la contribución a su creación apaciguará a las almas perturbadas y traerá orden a los procesos del pensamiento. Esta labor constructiva le enseñará a la gente a dirigirse a sí misma en circunstancias diferentes, y derrotará a quien quiera que esté al servicio del mal, incrementando el sentimiento de frustración y la consciencia de que la patología debe llegar a su fin. (Andrej Lobazcewski, "Ponerología Política"). "Ignota, nulla curatio morbi". Es imposible curar una enfermedad que no se conoce. Fin de la cita.

Guerra de Cuarta Generación (Fourth Generation Warfare - 4GW) es el término usado por los analistas, y estrategas militares para describir la últimas fases de las guerras de ultima generación, en la era de la tecnología informática, y de las comunicaciones globalizadas.

Si bien la Guerra de Cuarta Generación cuenta con un nivel de desarrollo militar contenido en los principios teóricos de su doctrina escrita por estrategas militares, a partir de la década de los 80.

El desarrollo tecnológico e informático, la globalización del mensaje, y las capacidades para influir en la opinión pública mundial, convirtieron a la Guerra Psicológica mediática en el arma estratégica dominante de la 4GW. En el Golpe del 28 de junio del 2009 en Honduras contra Mel Zelaya, donde electrónicamente controlaron los medios de comunicación social.

De esta manera, se conforma la columna vertebral estratégica de la Guerra de Cuarta Generación, con los Medios de Comunicación convertidos en los nuevos ejércitos de conquista.

La Guerra Psicológica conforma el estadio superior de las estrategias de control, y dominación ensayadas hasta ahora por los sistemas Transnacionales de las comunicaciones (dominación del hombre por el hombre) que se han ido sucediendo hasta llegar al sistema mercantilista imperante (caso venezolano con los recientes bodegones dolarizados, y la venta ilegal de gasolina en $, en manos militares) hoy en día en todo el planeta. Venezuela luce hoy unos pésimos sistemas de internet, de comunicaciones, telefonía celular, satelital, y con el Simón Bolívar perdido en el espacio.

En la Guerra Psicológica (columna vertebral de la Guerra de Cuarta Generación, sin uso de armas) las operaciones con unidades militares son sustituidas por operaciones encubiertas con unidades mediáticas.

La Guerra Psicológica, a su vez, nace en un particular campo del mundo desarrollado caracterizado por una revolución en el campo de las ciencias sociales, y de la comunicación estratégica.

Dicha revolución se complementa con una revolución en el campo de la tecnología de las comunicaciones, y de la informática, USA e Israel son los más avanzados en el planeta, han creado las bases para una comunicación estratégica globalizada basada en principios científicos.

A su vez las técnicas científicas de comunicación (el uso masivo de celulares de última gama, computadoras e internet etc.), potenciadas a escala masiva, y planetaria por los grandes conglomerados mediáticos del capital desarrollado, crearon las bases para su utilización en estrategias de manipulación, y de control social desarrolladas a partir de los objetivos de la dominación capitalista.

Esta situación creó las bases operativas, y estratégicas para el control, y dominio de las personas, sociedades, y países, sin recurrir a la utilización de la guerra militar.

De esta manera (y con excepciones como Irak y Afganistán, y otros objetivos de los miembros de la OTAN, como Corea, Irán y Siria) la actual guerra de la primera economía del mundo por el posicionamiento de mercados, y países ya no se desarrolla en el plano de la dominación militar del territorio, sino en el plano de la conquista psicosocial instrumentado mediáticamente. Cuando se habla de cuatro laboratorios gringos en la patente de la vacuna para el coronavirus de origen chino para diciembre del 2020.

Los nuevos operadores del imperio económico global, con los chinos en la cola, y los americanos (los políticos modernos) sustituyen cada vez más la utilización de la represión, y el control por medios policiales, por medio de operaciones mediáticas de baja estofa con la vil vejación como ejemplo, de uno los detenidos de la operación Gedeón por parte de un general del GNB en un video que rodó por la rrss, con uno de esos detenidos, con la aplicación burdas de consignas de "criminalización" de los conflictos sociales (es por esto que los funcionarios señalados en hechos abiertos de corrupción, y abusos son separados del poder, y le ponen precio a sus cabezas).
En su definición táctica, La "Guerra Psicológica", o "Guerra sin Armamentos", es el empleo planificado de la propaganda, y de la acción psicológica orientadas a direccionar conductas, en la búsqueda de objetivos de control social, político o militar, sin recurrir al uso de la armas.

Hoy en día los ejércitos, son sustituidos por grupos operativos especializados en insurgencia y contrainsurgencia, y por expertos en comunicación estratégica y psicología de masas.

El desarrollo tecnológico e informático de la era de las comunicaciones, la globalización del mensaje, y las capacidades para influir en la opinión pública, convirtieron a las operaciones de acción psicológica mediática en el arma estratégica dominante de la 4GW. Como en la acción militar, un plan de guerra psicológica que está destinado a: aniquilar, controlar o asimilar al enemigo.

La guerra militar, y sus técnicas se revalorizan dentro de métodos científicos de control social, y se convierten en una eficiente estrategia de dominio sin el uso de las armas.

A diferencia de la Guerra Militar convencional, la Guerra de Cuarta Generación no se desarrolla en teatros de operaciones visibles.

No hay frentes de batalla con elementos materiales: la guerra se desarrolla en escenarios combinados, sin orden aparente y sin líneas visibles de combate, los nuevos soldados no usan uniforme, y se mimetizan (Prensa, Radio y TV) con los civiles.

En esta época no existen los elementos de la acción militar clásica: grandes unidades de combate (tanques, aviones, soldados, frentes, líneas de comunicación, retaguardia, etc.) Ejemplo reciente el caso de Honduras en el 2009.

Las bases de estrategia militar son sustituidas por pequeños centros de comando y planificación clandestinos, desde donde se diseñan las modernas operaciones tácticas y estratégicas mediáticas.

Las grandes batallas son sustituidas por pequeños conflictos localizados, con violencia social extrema, y sin orden aparente de continuidad.

Las grandes fuerzas militares son sustituidas por pequeños grupos operativos (Unidades de Guerra Psicológica) dotados de gran movilidad y de tecnología de última generación, cuya función es detonar desenlaces sociales y políticos mediante operaciones de guerra psicológica.

Las unidades de Guerra Psicológica son complementadas por Grupos Operativos, infiltrados en la población civil con la misión de detonar hechos de violencia y conflictos sociales.

Las tácticas y estrategias militares, son sustituidas por tácticas y estrategias de control social, mediante la manipulación informativa, y la acción psicológica orientada a direccionar una conducta social masiva.

Los blancos ya no son físicos (como en el orden militar tradicional) sino psicológicos y sociales. El objetivo ya no apunta a la destrucción de elementos materiales (bases militares, soldados, infraestructuras civiles, etc.), sino al control de la mente humana.

Las grandes unidades militares (barcos, aviones, tanques, submarinos, etc.) son sustituidas por un gran aparato mediático (Todo el aparataje comunicacional de la oposición venezolana) compuesto por las grandes redacciones, y estudios de radio, y televisión en Miami- Florida y Bogotá. (Frente a la pobre y mediocre defensa comunicacional del estado venezolano. La mayoría de ellos, dirigida por jala bolas e incapaces) El bombardeo militar es sustituido por el bombardeo mediático: (Querer cerrar esos medios, en vez de combatirlos es un gran error estratégico): Las consignas y las imágenes sustituyen a las bombas, misiles y proyectiles del campo militar.

En la Guerra sin Armas, la Guerra de Cuarta Generación (también llamada Guerra Asimétrica), el campo de batalla ya no está en el exterior, sino dentro de las mentes.

Las operaciones ya no se trazan a partir de la colonización militar para controlar un territorio, sino a partir de la colonización mental para controlar una sociedad.

El objetivo estratégico ya no es el aprovechamiento y control de áreas físicas (poblaciones, territorios, etc.) sino el apoderamiento y control de la conducta social de las masas.

Las unidades tácticas de combate (operadores de la guerra psicológica) ya no disparan balas sino consignas direccionadas a conseguir un objetivo de control y manipulación de la conducta social del pueblo.¡¡¡ Así que eso de la comiquita militar y policial en las tomas de los cachivaches en las instalaciones de Directv es pura paja, y muela en esta guerra mediática!!!

Percasita11@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2995 veces.



Edgar Perdomo Arzola

Analista de políticas públicas.

 Percasita11@yahoo.es      @percasita

Visite el perfil de Edgar Perdomo Arzola para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: