Fragmentos de la realidad actual

Cifras duras y dolorosas de la pandemia y la compra de gasolina para reiniciar las actividades económicas y sociales.

Hasta este miércoles 20 de mayo de 2020 las cifras que se han reportado desde los portales de información internacional como la Universidad John Hopkins de EEUU en referencia a las personas diagnosticadas como contagiadas con esta nueva cepa de Virus tipo Corona identificado como SARS-CoV-2 que ocasiona la enfermedad denominada Covid-19, en todo el mundo alcanzaba la cifra de 4.968.133 con un lamentable número de 326.464 fallecidos. La lista de países con mayor cantidad de contagiados por esta cepa viral convertida en pandemia, la encabezan los EEUU con 1.548.646, seguida por Rusia con 308.705, Brasil con 271.628, Reino Unido 249.616 España 232.555, Italia 227.364, Francia 181.700, Alemania 178.473, Turquía 152.587, Irán 126.949, India 112.028, Perú 104.020, China 84.063, Canadá 81.530, Arabia Saudí 62.545, Bélgica 55.983, México 54.346, Chile 53.617, Pakistán 45.898, Países Bajos (Holanda) 44.647, Catar 37.097. Ecuador 34.854, Bielorrusia 32.426. Suecia 31.523, Suiza 30.658, Colombia 16.935 y Venezuela 749. Hemos seguido una secuencia determinada por las cifras de casos de contagiados registrados desde mayor a menor y en referencia a Colombia y Venezuela nos saltamos una parte amplia de la lista de 188 naciones que se reportan en este informe diario que se lleva desde el Centro de Ciencias de Sistemas e Ingeniería de la Universidad John Hopkins de los Estados Unidos de América (EEUU), con la finalidad de colocar unas evidencias que sirven como parte importante de los insumos para evaluar el desarrollo de la enfermedad pandémica y en particular el COMPORTAMIENTO DE LOS GOBIERNOS Y LAS ELITES BUROCRATICAS QUE DIRIGEN EN CADA NACIÓN.

Cuando se procede a cruzar las cifras de contagiados que aparecen en estos registros con las cifras de fallecidos se puede observar que las posiciones que ocupan las naciones en estos listados, varían con respecto al número de enfermos registrados (morbilidad) y el número de fallecidos (mortalidad) por países. Las más altas y lamentables cifras de personas fallecidas por Covid-19 corresponden a los EEUU con 93.163, seguidos por el Reino Unido 35.785, Italia 32.330, España 27.888, Francia 28.135, Brasil 17.971, Bélgica 9.150, Alemania 8.144, Irán 7.183 Canadá 6.147, Países Bajos (Holanda) 5.767, México 5.666, China 4.638, Turquía 4.222, Suecia 3.831, India 3.434, Perú 3.024, Rusia 2.972, Ecuador 2.888 Suiza 1.892, Perú 2.648, Suiza 1.892, Colombia 613 y Venezuela 10 fallecidos. En los casos de mayor cantidad de enfermos por Covid-19 registrados oficialmente (morbilidad) la mayoría muy contundente corresponden a los EEUU, situación que también se manifiesta con el lamentable registro de fallecidos (mortalidad) por esta enfermedad. La República Bolivariana de VENEZUELA sigue ubicada en este lamentable registro de personas contagiadas y registradas como enfermos en cada uno de estos países entre las naciones con menor cantidad de personas CONTAGIADAS Y ENFERMAS, ubicándose además ENTRE LAS NACIONES CON MENOR CANTIDAD DE PERSONAS FALLECIDAS por la enfermedad de Covid-19.

Es muy difícil ocultar a las personas enfermas y menos aún las fallecidas por el contagio de esta enfermedad viral convertida en una pandemia que recorre con sus daños, miedos y terror casi todas las regiones pobladas del mundo. Seguramente todos los países tienen problemas de casos no registrados (sub-registros) porque esta cepa de Virus Corona identificada como SARS-CoV-2 que ocasiona la enfermedad del Covid-19 puede ser adquirida por muchas personas y muchas de ellas no presentar ninguna sintomatología propia de la enfermedad. Esta situación es aplicable a todos los países afectados por la pandemia. Pero lo que está muy claro es que las personas afectadas/enfermas y sus contactos familiares y sociales más cercanos, no pueden ocultar la presencia de la enfermedad con su alta capacidad de contagio y avance destructivo de la salud y la vida. Los resultados más altos o más bajos obtenidos para prevenir y controlar la enfermedad entre la gran mayoría de la población, no es una consecuencia o resultado de un juego de dados o barajas/cartas. Todos esos resultados provienen de la aplicación efectiva, eficaz y oportuna de las medidas que en toda su Historia la humanidad ha venido acumulando, sistematizando y mejorando. Es acá donde se evidencia la importancia de contar con una visión y prácticas de políticas públicas adecuadas de Prevención y Control de la Enfermedades, una clara y contundente perspectiva de SALUD PUBLICA Y DE LA EPIDEMIOLOGIA.

Como se puede observar, Venezuela se ubica entre las naciones con pocos contagiados (749) y tan sólo los lamentables 10 casos de personas fallecidas por el Covid-19. Así como Venezuela, existen una gran cantidad de países que registran menos de 1.000 casos de personas contagiadas y diagnosticadas como portadoras del virus SARS-CoV-2 y la enfermedad del Covid-19 que este ocasiona. Asimismo, las cifras de fallecidos (mortalidad) como consecuencia de la enfermedad es de las más bajas del mundo. Estas naciones presentadas en estos registros internacionales se ubican en las más diversas regiones del mundo, desde América Latina y el Caribe, pasando por Europa, Asía, Oceanía, África y Medio Oriente. Allí confluyen países con los más diversos modelos y sistemas políticos de Gobierno y Estado, características económicas diversas, conformación demográficas diferenciadas. Un aspecto que puede explicar esa coincidencia en la baja presencia de contagiados con el Covid-19 y las bajas cifras de mortalidad registradas, podrían estar relacionadas con las medidas de control y prevención de enfermedades (medidas epidemiológicas y de salud pública) que se han aplicado desde las primeras declaraciones de alerta emitidas por las autoridades de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en particular su Director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, Biólogo Etíope (África) graduado en su país y luego con estudios de Maestría en Inmunología de las Enfermedades Infecciosas (Universidad de Londres, Reino Unido) y un Doctorado en Salud Comunitaria (Universidad de Nottingham, Reino Unido), equivalente al área de Salud Pública y luego trabajó como especialista en microbiología y malariología. Además ocupó los cargos de Ministro de Salud y Ministro de Relaciones Exteriores de su país. El equipo de la OMS dirigido por este funcionario realiza el reconocimiento mundial de la existencia y riesgos de contagio de esta nueva y peligrosa cepa de Virus Corona o Corona Virus, alertando a TODA la comunidad internacional y haciendo reiterados llamados para aplicar medidas preventivas A partir de allí comenzaron a recibir los ataques más diversos y agresivos liderados por del Presidente de los EEUU, Donald Trump e importantes miembros de su equipo de gobierno, hasta llegar al extremo de suspender los aportes económicos (cuotas) de esa nación a la OMS y en días más recientes amenazar y colocar un lapso de 30 días para que ese organismo adapte sus políticas frente a la pandemia a los desastrosos y criminales ejemplos de las medidas y recomendaciones impulsadas por el gobierno federal que preside Trump, seguidas con mucha vehemencia y fanatismo "casi enfermizo" por el presidente de la República Federativa del Brasil Jair Bolsonaro.

En medio de esta calamidad, hemos sido testigos directos de las manifestaciones y acciones de absoluto desprecio y descalificación contra las medidas de control y prevención de enfermedades que se han estado recomendando desde el amplio conocimiento acumulado y mejorado desde las investigaciones y experiencias de la Salud Pública y Comunitaria y desde la Epidemiología. Presidentes, Primeros Ministros, Jefes de Gobierno y Altos Funcionarios Públicos de naciones con altos niveles de desarrollo científico, técnico, educativo, industrial, militar, comercial, diplomático, económico como los EEUU, Reino Unido, Suecia, Alemania, Francia, Brasil, entre otros que inicialmente se negaron y otros siguen rechazando la aplicación de las más elementales y conocidas medidas de control y prevención de enfermedades que desde el sentido común y las áreas profesionales de la Salud Pública o Comunitaria y la Epidemiología se establecen para controlar, evitar y erradicar estas enfermedades contagiosas de humanos a humanos. Los lamentables y dolorosos resultados mundiales de la gran cantidad de seres humanos enfermos y particularmente los fallecidos, ahora forman parte del Currículum Vitae de estos dirigentes políticos y burócratas que dirigen esas naciones donde se han resistido a la aplicación de las políticas sanitarias orientadas por el sentido común y el conocimiento sistematizado desde las áreas de la salud pública/comunitaria y la epidemiología.

En medio de esta grave situación MUNDIAL que mantiene en riesgo de contraer esta contagiosa y peligrosa enfermedad viral a una gran parte de la población del mundo, la República Bolivariana de Venezuela ha sido sometida a las más variadas, perversas, agresivas, destructivas, desequilibrantes medidas de bloqueo económico, comercial, institucional, diplomático, financiero, alimentario, farmacológico, acceso a repuestos, a pasajes aéreos e intensos ataques monetarios. Todas estas destructivas prácticas han estado acompañadas de intensas y prolongadas acciones de violencia armada contra las personas y las instituciones, intentos de golpes de estado y finalmente un frustrado intento de ingreso de mercenarios/terroristas con fuerte armamento y avanzados equipos tecnológicos para la guerra, provenientes desde Colombia donde se habían entrenado por muchos meses y donde recibieron apoyo institucional del Gobierno/Estado, apoyo de los narco-paramilitares y de funcionarios de diveros organismos gubernamentales de los EEUU. Todas estas medidas de agresión contra el Estado Nacional Venezolano y contra la amplia mayoría social del país, ha sido expresada de manera pública, reiterada y comunicacional por voceros del gobierno de los Estados Unidos (EEUU) encabezado por el presidente Trump, ministros/secretarios y otros funcionarios civiles y militares. En paralelo hemos observado y escuchado a miembros de las direcciones nacionales y parlamentarios de los partidos VP, PJ, AD y UNT solicitando y acompañando de manera gozosa estas agresiones, incluso insistiendo en que deben ser acentuadas y mantenidas por más tiempo para el pueblo sufra y se rebele contra el gobierno que preside Nicolás Maduro.

Ahora, en estos días de mayo, hemos llegado al extremo, al éxtasis de los efectos sobre la perversidad humana, cuando el presidente de los EEUU, sus ministros/secretarios de estado, otros funcionarios civiles y militares de ese Estado Nacional declaran ante los medios de comunicación nacionales e internacionales que NO PERMITIRAN que el gobierno venezolano compre y obtenga gasolina en el mercado internacional para garantizar el funcionamiento de TODO tipo de motores de combustión movidos por combustible fósiles. LO INSÖLITO es cuando en paralelo leemos y escuchamos a los dirigentes nacionales de los partidos políticos venezolanos Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo solicitándole a la "comunidad internacional" que NO PERMITA que 5 buques tanqueros con banderas Iraníes provenientes de ese Estado Nacional (Irán) logren llegar con sus cargas de 240.000,000 (DOSCIENTOS CUARENTA MILLONES) de litros de gasolina hasta los puertos de desembarco venezolanos programados, solucionando así el grave problema de ausencias de combustible como CONSECUENCIA de las medidas de bloqueo y prohibición aprobadas por los EEUU para que no le vendan combustibles, mezcladores, aditivos, catalizadores, repuestos a VENEZUELA. La locura e irresponsabilidad extrema, ¿psicótica? de estos pretendidos ¿líderes políticos? ha llegado hasta el paroxismo de plantear la posibilidad de BOMBARDEAR estos buques tanqueros cargados de combustibles, mezcladores y aditivos para ayudar al funcionamiento de todo el parque automotor, maquinarias, industrias, bombas generadores de electricidad, riegos para cultivos, ordeñadoras y también para utilizarlos como parte de las mezclas con nuestro petróleo refinado y seguir produciendo gasolinas y otros derivados del PETRÓLEO. Como decimos en mi tierra o Matria de origen larense "A Mundo El Tocuyo, A Mundo Barquisimeto… Vacié….Na`Guará…A joder a otros… con este tipo de liderazgos gasificados. Con unos dirigentes políticos alternativos con estas cataduras y condiciones, ni la Aracataca/Macondo de "Los cien años de soledad" escrita y descrita por el Gabo Gabriel García Márquez hubiese logrado salir de su mágica condición desde lo real y maravilloso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 719 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas