Diosdado vigilante: puyando llagas del acontecer

No puede ser: no y no y, de Diosdado mucho menos que, al crear y dejar abierto terrible desafuero contra nada más y nada menos que, las representantes de: La Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, sin él tener ese grado, ni nada parecido que, como miliciano que sí es y, a lo mejor con las corotas bien puestas que, según Guaidó de Maduro dijo que no tiene.

La situación es compleja que no tiene que ver con límites, ni con integrales, ni con derivadas, ni con topología, ni con álgebra, a lo mejor con cálculo numérico y, sí con algo de especulación, ni con la gravedad de la tierra, a lo mejor jugando a los dados y, tirando una moneda al aire de cara o cruz, o posiblemente una serie nada convergente con la realidad, pero dudas quedan y no se aceptan contraindicaciones de hoy no pero mañana sí y, sale a flote de ningún producto físico ni matemático, ni con nada de silogismo, mucho menos de algoritmo que nos llene de felicitad, sino más bien de catástrofe dentro de la cuarentena por la pandemia mundial del coronavirus que con "mínimos y máximos de una curva por verse", tiene a Estados Unidos y a China cruzados por terquedades inmorales de un inmoral con destemplanzas de angustias.

: "La institución publicó, en su informe de cómo evoluciona la situación de la pandemia en Venezuela que "un pico de más de 1.000 casos nuevos cada día después de la primera semana de septiembre 2020". Agrega en su informe que el subregistro de casos del país puede estar entre un 63%, en el escenario más conservador, y un 95%.". Y, "La institución difundió el 8 de mayo un reporte en el que se señala que en junio podrían reportarse 4.000 casos diarios de contagios.". ¿Quién lo dice? Pues, lo dice un informe de las académicas científicas.

Fui alumno en álgebra -hace años- del profesor Raimundo Chela en la Escuela de Matemáticas de la Facultad de Ciencias de la UCV. El profesor Chela como le decíamos, que fundador de la Facultad de Ciencias de la UCV y como uno de los primeros venezolanos doctorado en matemática en el exterior, su foto debería estar vigilante en alguna sala de esa academia -presumo- aunque Chela era sumamente serio, debería estar allí, no como hombre de halagos en su sencillez y, jamás le vi cometer alguna estupidez, aunque tengo una buena anécdota de él y un alumno que presencié como alumno.

Tabaquero a tus tabacos que Guaidó anda tras de lo suyo antes, mucho antes de la cuarentena, y no se la ha ocurrido imaginar picos, aunque un pico más o un pico menos no lo va a llevar al poder, pero las académicas científicas alborotaron "el gallinero conservador del gobierno" de tanto trabajo para qué, pudiera ser, y en vez de enseñarnos y más ahora en cuarentena sin clases a sumar y aplicar sus descubrimientos físicos matemáticos, en vez de treparse al mundo de los virus del coronavirus para infestarnos de más malos pensamientos y de avances frenéticos de contagios que, a Diosdado le dio por pedir auxilio de tan dotados personeros científicos que, como que no tuvieran tiempo ni espacio al que sacarle provecho por nuestro bien que, más bien: fomentaran quizás, encapuchados de sus bondades académicas de que todo crece con un fin que, no es muy alentador desde su punto de vista especulativo más que científico con unas progresiones nada matemáticas que meten miedo y asustan y no dejan ningún provecho para "la salud de los venezolanos, por lo que Diosdado Cabello que debe saber algo de números -aunque sean complejos- pudo observar algo de estulticia, pero no pegó el grito no en el cielo, sino, dijo en su programa de tv que la posición de la Academia generaba alarma en la población, por lo que implicó a los organismos de seguridad del Estado a que solicitaran explicaciones por lo asegurado desde la Academia. ¡Vaya ofensa!

Que por la Academia adelantar los escenarios de ciclos del coronavirus en Venezuela en forma alarmante y hasta enfermiza implicó la acción de Diosdado que a decir, de de Patricia Poleo: a Diosdado hay que oírlo y, ella sabe de él mucho, lo ha estudiado y sabe que fue alumno del padre de la estrategia militar moderna, Carl Von Clausewitz que, sigue estudiando, aunque ella le tiene una cancioncita preparada que no es: "duérmete mi niño...", sino más tierna con una letra lastimosa más arrogante, pero como ellos se aman y se odian, se vigilan.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1102 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas