Un sueño para enfrentar la pandemia

Titulares van, titulares vienen, y uno esperando que suceda algo extraordinario para derrotar lo más rápido posible la pandemia, únicamente vimos como en el Táchira el protector Bernal y la gobernadora se ponían de acuerdo, también en Anzoátegui el gobernador se aprovecha de la buena fe e inexperiencia del alcalde de Barcelona para lanzarle todas las responsabilidades, pero bueno trabajan juntos, es necesario. Maduro Moros apenas pudo soltar algo de la vanidad y pedirle dinero al Fondo Monetario Internacional, lógico se lo negaron el gobierno está endeudado, Pdvsa quebrada y los precios del petróleo bajaron a menos del costo de producción. Alguna gente olvida que el mundo sigue dando vueltas y en ocasiones no se deben crear tantos enemigos gratuitos, si se pretende ser político, hay que saber que tus enemigos de hoy pueden ser tus amigos del mañana, por tanto cerrar puertas y ventanas con todos los sectores, en el futuro traerá graves consecuencias. La seriedad del problema no se puede desdibujar con argumentos desubicados como aquellos que gracias a las sanciones Venezuela está entrenada para enfrentar el Coronavirus, por favor, decir que estamos acostumbrados a la escasez, a realizar colas disciplinadamente, a no tener agua ni gas, aparte de humillarnos pretende acondicionarnos a una vida llena de esclavitud recibiendo como premio un bono y una caja de alimentos. Yo no sé cuantas colas hará la persona que en un programa de televisión dijo esto, supongo que por la gran barriga escondida en chaquetas lujosas no las realiza mucho menos pasa hambre.

Cuando observamos a Pedro Sánchez, hablando con cierto nerviosismo frente la prensa española, y al mismo Trump buscando culpables ignorando su propia irresponsabilidad, deducimos que el número de seguidores disminuyen. Es una aventura pensar que el presidente de Venezuela aumentara su popularidad, cuando las camas para terapia intensiva no llegan a cien. Si la situación del país es grave la del presidente no es nada buena, debe entender que es el momento de sentarse con Guaido reconociéndose ambos para enfrentar la pandemia, no pretendo ser un Martin Luther King, pero ese es mi sueño que los jefes de los dos grandes sectores de Venezuela hablen por el bienestar de los ciudadanos. Poniendo en práctica un plan que garantice el envío de ayuda internacional, claro nombrando un gerente probo que se encargue de administrar esos recursos, alguien honesto, preparado, capaz de ponerle un parao a todo aquel que intente salirse del carril, alguien que cuando manejó el dinero de Pdvsa no dejó rasgos de corrupción. Me refiero a Humberto Calderón Berti. Seguro estamos que nombrará un equipo de primera línea, brindándole tranquilidad a la población conjuntamente con resultados completamente positivos. Saliendo de esto no se puede perder tiempo, nombrar al mismo Calderón presidente del CNE para realizar elecciones generales enrumbando al país hacia verdaderos caminos de recuperación y progreso. Indudablemente es un sueño pero ojala suceda. Luther King dijo "Yo tengo el sueño que un día en las coloradas colinas de Georgia los hijos de los ex esclavos y los hijos de los ex propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la hermandad".


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 408 veces.



Claudio Schiveci

Exdirigente juvenil en el Liceo Cajigal de Barcelona, Cofundador de la revista Horizonte, redactor de la revista cultural Candilejas. Columnista en los diarios El Metropolitano, La Nueva Prensa de Oriente y Diario Impacto en Anzoátegui.

 claudioschiveci@gmail.com

Visite el perfil de Claudio Schiveci para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Claudio Schiveci

Claudio Schiveci

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a288402.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO