Fragmentos de la realidad actual

Coño, es una pandemia…basta de políticos irresponsables (*)

Aún cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó y certificó esta semana desde Ginebra (Suiza) la dañina presencia de esta variedad de cepa de Virus Corona o Coronavirus del 2019 (Covid-19) mutada/recombinada/modificada, altamente contagiosa y afectadora del sistema inmunológico humano (glóbulos blancos y/o sistema defensivo) como una pandemia, desde las referencias epidemiológicas establecidas y estudiadas en las escuelas de medicina y salud pública del mundo, ya tenía estás características de pandemia desde hace varias semanas. Esto se puede verificar revisando las cifras de enfermos por coronavirus y su ubicación por países entre los meses de enero y febrero de 2020. Es posible que la directiva de la OMS, los representantes de las naciones acreditados allí y los directivos de los organismos/instituciones/empresas públicas y privadas que ejercen un gran peso en la economía global y sobre estos organismos multilaterales, han estado tomando en cuenta el impactante efecto que la calificación de enfermedad con características de pandemia tendría sobre una economía mundial que ya comenzaba a transitar el tormentoso y desequilibrante camino de la recesión. Ese proceso de enfriamiento de la economía que ya desde hace unos 10 meses vienen alertando inversionistas, analistas financieros, corredores de bolsa y economistas de Europa y Estados Unidos, como consecuencia de las agresivas políticas proteccionistas del Gobierno de los EEUU, bajo la presidencia de Donald Trump, contra las exportaciones de países como Rusia, Unión Europea, América Latina y por supuesto China. Agravadas aún más por las duras y unilaterales medidas de sanciones y bloqueos económicos contra naciones como Rusia, Irán y Venezuela, que además de los dañinos efectos internos contra las mayorías sociales, también impactan la economía global/mundial. Este delicado escenario recesivo lo proyectaban para finales de 2020 y comienzos del 2021, sin embargo el avance del proceso negativo de la economía global se ha venido adelantando, acelerado por la inevitable guerra de precios del petróleo hacia la baja, y ahora afectada aún más peligrosamente por la presencia universal de este terrible agente patógeno.

Esta extraña y desconocida mutación de este virus en forma de corona (Coronavirus del 2019 o Covid-19) tiene la particularidad que no se presenta con las mismas sintomatologías de las gripes o influenzas que conocemos anualmente, ante la cual nuestro organismo libra batallas exitosas, después de superar el malestar corporal, fiebres, mucha mucosidades y tos cargada de flemas o mocos. En el caso del coronavirus 2019, las sintomatologías que han descrito desde la OMS y especialistas de la medicina de países afectados como China, Italia, Irán, Alemania, Francia, EEUU y España, es que se manifiesta con dolores en las áreas de la garganta (laringe, faringe), fiebres, tos seca y hasta diarrea, para finalmente colapsar los pulmones por efecto de agentes infecciosos oportunistas. Lo que complica la situación es que un poco más del 80 % de las personas contagiadas o infectadas con el Covid-19 son asintomáticas, es decir que tienen el virus pero no manifiestan síntomas de la enfermedad, manteniendo la capacidad de infectar a otras personas por medio del contacto con sus secreciones orales y nasales, todo esto sin ellos saber que son portadores y multiplicadores del virus. Además, ya se tiene conocimiento científico que las personas en las cuales este agente patógeno ocasiona más daños y complicaciones hasta desenlaces mortales, son los mayores de 60 años con enfermedades previas como la diabetes, la hipertensión, cardiopatías, problemas respiratorios y otras patologías que tienden a complicarse por los daños que el virus ocasiona entre las células y el sistema inmunológico.

Coño estamos en Venezuela, una Nación que vive desde hace 100 años de la venta por exportación del petróleo, nosotros no exportamos vinos, aceitunas o aceites de oliva, trigo, carnes, leche, tecnologías, vehículos, aviones, tomates, aguacates o calzados. Desde hace 100 años nuestro producto de comercialización internacional fundamental (commodity/mercancia), por medio del cual se ha construido la Venezuela de los siglos XX y XXI es el petróleo. Por ello cualquier alteración negativa de nuestra producción, dificultades o trabas para su comercialización internacional y las bajadas de precios nos afectan transversalmente a TODOS. De allí que resulta insólito, absurdo, propio de esas narraciones literarias de escritores como Alejo Carpentier y Gabriel García Márquez en algunas de sus novelas, las actuaciones de ciudadanos venezolanos realizando diligencias internacionales y dando declaraciones morbosas y patológicas de cómo ellos "han logrado incidir" en los gobiernos de EEUU, la Unión Europea y América Latina para impedir la compra-venta de nuestro petróleo, el acceso a recursos financieros, la utilización de las plataformas internacionales de cobro y pago, así como la adquisición de insumos, tecnologías, repuestos, alimentos, equipos médicos y medicinas.

El gobierno venezolano representado por el Presidente Constitucional Nicolás Maduro es quien tiene la responsabilidad y rectoría en la administración de las políticas públicas, incluyendo todas las referidas al sector de la SALUD. Que este gobierno y el presidido por Hugo Chávez han cometido importantes errores. Sería propio de estúpidos negar los graves errores en el manejo de las industrias petroleras, gasíferas, petroquímicas, ferrominera/CVG, administración de divisas/cadivi, el Fondo de Estabilización Macroeconómica (FONDEM) y las políticas monetarias durante estos últimos 12 años. Las evidencias están acá sobre nuestras difíciles vidas cotidianas, además los organismos jurisdiccionales del Estado se han encargado de informarnos de la gran cantidad de altos y medios funcionarios verdes y rojos-rojitos que están siendo investigados, otros se encuentran detenidos y una gran cantidad han huido hacia sus paraísos fiscales con cuentas multimillonarias en divisas extranjeras preferentemente dólares y Euros. Pero es al Gobierno Nacional a quien corresponde administrar el Presupuesto Nacional y dirigir las políticas públicas, entre ellas las de la Salud Pública. Con sus errores y aciertos (que también los han tenido en estos 20 años de gobierno) son los encargados de dirigir y coordinar, como todas las demás naciones afectadas por el Covid-19, las acciones para defender la salud y la vida de los habitantes de esta Nación denominada VENEZUELA.

Coño, es aquí donde me parece absurdo que los principales dirigentes nacionales de los cuatro partidos (PJ-AD-UNT-VP) que hacen una oposición visceral, cargada de odios, destructiva, auspiciadora de cercos fronterizos, navales e invasiones militares, promotores de bloqueos económicos/financieros/Comerciales/diplomáticos contra la Economía Nacional y en consecuencia contra la inmensa mayoría social de Venezuela, ahora estén planteando que ante la llegada de esta pandemia viral tan contagiosa y dañina, les permitan ingresar con sus aliados internacionales junto a sus "cargas de ayudas humanitarias" transportadas en drones, aviones, tanques, misiles, fusiles, pistolas, rifles, granadas, bazucas, fragatas, camiones y "mucho amor para repartir en familia" como ya lo hicieron los ejércitos invasores en Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia, Siria y otras naciones del mundo. Esta oposición ha estado co-gobernando en Venezuela desde antes de 1999 y hasta la actualidad. Allí militan personas que son parlamentarios desde finales de la década del 70, otros con más de 20 años disfrutando de sus condiciones de parlamentarios regionales y nacionales, también están quienes han sido Alcaldes o Gobernadores por varios períodos entre 1998 y 2020, manejando nóminas y presupuestos. Asimismo, es notorio, público y comunicacional que reciben grandes cantidades en financiamiento de instituciones públicas y privadas de los EEUU y la Unión Europea, para cubrir sus actividades de oposición. En los últimos años se han venido destapando desde los EEUU, Europa, América Latina y Venezuela, denuncias e investigaciones que muestran como algunos dirigentes nacionales de estas organizaciones son financiados por venezolanos radicados en el exterior, quienes amasaron grandísimas fortunas obteniendo contrataciones públicas sucesivas y amañadas, accesos privilegiados y con escaso control a créditos de la banca pública, asignación fraudulenta de divisas desde cadivi. Todos esos actos de afectación y corrupción contra los dineros públicos nacionales ocurrieron durante estos años comprendidos entre 2006 y 2018 según las denuncias de altos funcionarios de Estado y de Gobierno de Venezuela. Ustedes han estado co-gobernando en Venezuela con el denominado chavismo desde las más diversas instituciones públicas, es decir han estado "enchufados" como les gusta a ustedes calificar a otros con frecuencia.

Coño esta es una enfermedad globalizada, como ha ocurrido con las actividades de comunicación y comercio en el mundo actual. Es muy contagiosa y difícil de ubicar/detectar con anticipación como ocurre con otras patologías que en el pasado han adquirido características de epidemias o pandemias como el cólera, la viruela, el tifus, el paludismo, el dengue, fiebre amarilla o las gripes/influenzas, las cuales son más visibles y ubicables en la cadena de contagio y los vectores y transmisores. Ojalá decidieran asumir una conducta responsable, de Políticos de Estado, recuperando su perspectiva de POLITICOS DE NACION Y ESTADO SOBERANO. Como muchos venezolanos tengo familiares, amigos y conocidos que militan, simpatizan o votan por ustedes. Muchos de ellos son personas mayores de 60 años con diversas patologías/enfermedades de base, cuyo sistema inmunológico defensivo no resistiría un ataque de un agente patógeno tan agresivo como este. Por esas personas que los han acompañado y votado en diversos procesos electorales locales, regionales y nacionales realizados en Venezuela durante estos 21 años, asuman una conducta responsable en consonancia con la gravedad de las circunstancias sanitarias y económicas universales/globales/mundiales. Esos cambios de actitud podrían convertirse en germinadores de futuras cosechas políticas para avanzar hacia el ansiado PODER.

(*) En Venezuela la palabra coño se utiliza para acentuar expresiones de dolor, malestar y sorpresa.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2065 veces.



Germán Yépez Colmenares

Historiador - Profesor de la UCV

 germilio.yeco@gmail.com

Visite el perfil de Germán Yépez Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas