Clara Zetkin. Creadora del Día Internacional de la Mujer - 8 de Marzo

Clara Zetkin (Wiedenau, Alemania, 5 de julio de 1857 - 20 de junio de 1933). Política feminista alemana, creadora del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo).

Fue una de las precursoras del feminismo. Combatiente a favor de los derechos de las mujeres, consiguió el derecho al voto de la mujer alemana y que el 8 de marzo fuese considerado Día Internacional de la Mujer en recuerdo de las 129 costureras industriales de la fábrica estadounidense Sirtwood Cotton quienes el 8 de marzo de 1908 se declararon en huelga para reivindicar un sueldo digno, la reducción de la jornada de trabajo a diez horas y la prohibición de utilizar mano de obra infantil.

Todas murieron carbonizadas en el interior de la fábrica en un incendio provocado en respuesta a esta manifestación pacífica. http://www.youtube.com/watch?v=ZFSknVsXF68

Clara Zetkin había ingresado en el Partido Socialdemócrata en 1881, poco antes de que fuera prohibido por el gobierno de Otto von Bismarck. Con la prohibición tuvo que exiliarse en Suiza ocho años, regresando a Alemania en 1890, para organizar la sección femenina del partido.

En 1907 ayudó a organizar la primera Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en Stuttgart, Alemania, a la que acudieron un grupo de 58 delegadas. Fundaron la organización que hoy se conoce con el nombre de Internacional Socialista de Mujeres.

En esta conferencia se nombró a Clara Zetkin Secretaria Internacional de la Mujer. En el II Encuentro Internacional de Mujeres Socialistas que se celebró en 1910 en Copenhague, Dinamarca, asistieron más de 100 delegadas, y Clara Zetkin y Kathy Duncker participaron en representación del Partido Socialista Alemán. Clara Zetkin presentó la propuesta de conmemorar un "Día Internacional de la Mujer" o "Día de la Mujer Trabajadora", abogando por mejorar las condiciones de vida de la mujer en general y de la mujer obrera, en particular.

Quería sacarlas de sus casas, acabar con lo que consideraba su servidumbre, darles autonomía para ser realmente independientes e implicarlas activamente en la política del país. "Se debe comprender la importancia que tiene hacer participar activamente a las mujeres en todas las ramas de la lucha del proletariado, demos hacer que las mujeres participen tanto en la organización como en la producción".

Para ella, era la única manera de que la mujer dejase de ser una esclava. Clara Zetkin se interesó tanto en la política sobre la mujer y la lucha por la igualdad de derechos que entre 1891 y 1917 editó el periódico "Igualdad" y en 1907 se convirtió en líder de la nueva Oficina de la Mujer del SPD, impulsando el movimiento feminista en la socialdemocracia alemana.

Clara Zetkin y Rosa Luxemburgo en 1910

A partir de 1914, año en que Alemania entró en la I Guerra Mundial, Zetkin colaboró con su amiga Rosa Luxemburgo en actividades para detener la guerra, se unió a los espartaquistas y fue encarcelada en varias ocasiones.

En 1918 se convirtió en miembro del primer Comité Central del Partido Comunista, y lo representó en el Reichstag desde 1920 hasta 1932, aprovechando su última intervención para hacer un llamamiento a la unidad contra el auge de los nazis. Cuando éstos alcanzaron el poder en 1933, Clara Zetkin se exilió a la Unión Soviética, donde murió poco después.

Coordinadora Simón Bolívar

Caracas - Venezuela

Reformismo o revolución

"La lucha sindical y política adquiere su relevancia y su auténtico carácter socialista en la medida en que socializa el conocimiento proletario, su conciencia, y ayuda a organizarlo como clase".

Rosa Luxemburgo.

Toda lucha adquiere relevancia cuando nos sitúa en el ejercicio del combate contra ideas y practicas quietistas, reformistas, cuando nos proyecta, nos empuja, hacia formas de conciencia y organización de clase. Cuando rompe con la movilización espontánea y anarquista. Es imperativa la gimnasia combativa- insuflarnos de esa savia que se adquiere en el fragor de la lucha- , el laboratorio de la praxis. Es en la praxis revolucionaria donde se pone en tensión las ideas y la práctica. Esta última rompe con formas de ver la realidad desde la ideología( ideología a decir de Engels falsa conciencia) reformista enquistada en el subconsciente que se pretende conciencia revolucionaria, pero no es más que una copia burda de la realidad invertida( los objetos son proyectados en nuestra retina de forma invertida, de cabeza), la falsa conciencia.

Es de vital importancia que los comunistas no nos impresionemos por el espontaneísmo de las masas. Quedando de brazos cruzados e ilusos creyendo que la masa por si sola se hara revolucionaria. Habrán miles de movilizaciones multitudinarias y las masas estarán cada vez más capacitadas para ir ascendiendo en la lucha, en la conciencia y en la construcción de una poderosa herramienta capaz de romper con las formas fosilizadas de organización social (el régimen burgués). Pero seguiremos presenciando el espontaneísmo enérgico, audaz pero al rato desinflado. Si los comunistas nos limitamos a contemplar el heroísmo de las masas, a ser furgón de cola del reformismo, incapaz de asumir nuestro papel de organizador/a, agitador/a, en combate diario y con fuerzas cimentado en el partido revolucionario en la conciencia revolucionaria, con tácticas de lucha tendientes a la toma del poder. Esa multitud movilizada, deseosa de encontrar respuestas a tanta ignominia y explotación deshumanizada, seguirá buscando una salida, seguirá poniendo empeño y energía pero desaprovechada y tirada por la borda.

"La teoría reformista equidista en dos extremos: no pretende elevar las contradicciones del capitalismo al máximo para poder eliminarlas mediante la acción revolucionaria" Aquí juega su rol (natural del capitalismo) el reformismo como variante del idealismo, hoy reflejada en el feminismo burgués. Atacar al patriarcado sin atacar al capitalismo patriarcal es pretender combatir la corrupción sin destruir el capitalismo. La corrupción forma parte del ADN capitalista.

Las obreras, campesinas, indígenas exorcizaremos todos nuestros males en una sociedad socialista. Hoy en debates en un contexto de lucha político-social y armado.

No queremos los adornos, los halagos y los regalos del reformismo. Queremos el poder para construir un socialismo revolucionario. Y no ahorramos esfuerzos y sacrificios para alcanzar. Nuestro tiempo libre, nuestra praxis revolucionaria no nutrimos de la sopa boba del eclecticismo reaccionario. Sabemos pensar. Nuestro minuto no contabiliza el reloj académico ni la cursilería deshumanizada de la moda burguesa. Sino, nuestra herramienta autóctona de nuestros hermanos mayores. Los nativos, quienes resistieron la bestial colonización. Al igual que ellos, con nuestro arco y flecha vamos adquiriendo puntería con paciencia y dedicación. Contra el capitalismo patriarcal y sus ideas colonizantes. Cambiaremos las condiciones materiales con la revolución, ella traerá consigo el cambio de conciencia. El capitalismo desaparecerá y junto con ella su lacra patriarcal.

A las camaradas guerrilleras epepistas.

A las obreras

A las campesinas.

A las nativas.

Camaradas todas hacia el socialismo revolucionario marchamos.

Carmen Villalba

Prisionera epepista.

 

Para contribuir a la Memoria Histórica.

Coordinadora Simón Bolívar

Caracas - Venezuela



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1797 veces.



Coordinadora Simón Bolívar


Visite el perfil de Coordinadora Simón Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas