¡Llegó la hora compañero!

“Antes de lanzarse al peligro, hay que prevenirlo y temerlo. Más, una vez en él, no nos queda otra solución que despreciarlo.” Fenelón.

“La verdadera contrarrevolución está en el burocratismo y está dentro de nosotros.”

Hugo Chávez.

Ha llegado la hora de respirar hondo y darnos cuenta de que podemos estar demasiado ilusionados con un triunfo electoral nihilista y perder de vista la impresionante necesidad de asumir la responsabilidad histórica y revolucionaria de “agarrar al toro por los cachos” dentro de lo que podemos llamar la crisis de la izquierda latinoamericana, y específicamente en nuestro proceso revolucionario bolivariano contaminado con vicios del pasado puntofijista tanto en instituciones como en personalidades con cargos públicos, es decir con poder político. Sabemos muy bien que la arquitectura mediática de la oposición antes, durante y después de la batalla electoral cumplió un objetivo oculto y otro más evidente.

El primero tiene que ver con la de resucitar un muerto (dar legitimidad a una coalición golpista mal llamada alternativa democrática) y aceitar la oxidada máquina contrarrevolucionaria que sólo responde a los intereses imperialistas del sionismo conservador y liberal afincado en Washington. En el segundo caso, el de amagar con una manifestación de rebeldía (chillar con el fraude electoral) generando miedo, y desánimo en la población (compras desesperadas, colas, falta de productos básicos, psicosis colectiva) afectada a través de los 4 canales privados que son los cuarteles generales del Colonialismo del siglo XXI. Los 4 millones de votos que dicen tener les pone en órbita para continuar con más brío la guerra silenciosa que es económica, que es psicológica, y robustecerse políticamente en las próximas batallas, teniendo como meta reconquistar, alcaldías, gobernaciones, escaños en la Asamblea Nacional, teniendo como meta fija alterar, sabotear, impedir, tergiversar todo lo que huela a Socialismo del Siglo XXI.

Esto se suma a la experiencia vivida durante la campaña de donde sabemos que fue el líder Hugo Rafael Chávez Frías quien más combatió efectiva y eficazmente por la causa popular y quien verdaderamente se lleva la medalla de oro socialista, y no las estructuras político electorales que debieron funcionar para darle la mayor cantidad de votos-conciencia. Esto nos pone en guardia respecto a las profundas fallas dentro de la organización de la comunidad más en la cúpula que en la base político ideológica, lo que significa profundizar en el perfil del liderazgo ético-político que en verdad queremos para dar la batalla por nuestra revolución bolivariana en el país.

Ha llegado el momento de entender que líderes políticos como Ortega, Lula, Tabaré, Bachelet, y hasta el mismo Kirchner no representan profundamente el clamor popular en torno a una ética socialista de encarar los desafíos reales del proceso que vive la Patria Grande, que en definitiva no es otro que el de combatir al capitalismo con la creación heroica del socialismo del siglo XXI sudamericano, y no perdiendo el tiempo en el discurso filosófico, mientras nuestros hijos se mueres de hambre, no tienen empleo ni vivienda, y respiran un aire cada día más podrido. Sabemos que el presidente de Brasil está rodeado más de banqueros que de obreros y líderes gremiales y sindicales o indígenas; que la corte de centro derecha y de derecha que tiene al lado no son signo de afirmación y consolidación revolucionarias propias de un liderazgo ético para la integración y unidad sudamericana.

El presidente argentino fue testigo como en medio del jucio al represor Etchecolatz secuestraron y desaparecieron al albañil de 77 años Julio López. Y ¿de quién estamos hablando aquí? Miguel Etchecolatz fue Comisario general de Policía de la provincia de Buenos Aires, donde se convirtió en la mano derecha del jefe de la Policía Bonaerense, general Ramón Camps. En virtud de su cargo, fue responsable de 21 campos clandestinos de detención que funcionaron en la mencionada provincia, en los cuales fue visto reiteradamente. Entre estos se encontraron el Pozo de Quilmes, el COT1 Martínez y la División Cuatrerismo de La Plata (Arana). También fue responsable por la "Noche de los Lápices”, detención, desaparición, tortura y muerte de estudiantes del bachillerato de la ciudad de La Plata que exigían el derecho al medio pasaje estudiantil. Hasta ahora no hay noticias de Luis López y después de los 30 mil desaparecidos argentinos en la época de la guerra sucia (1975-1983) se le suma este en plena “democracia” kirchnerista. Por otro lado el presidente está muy preocupado por la inversión privada, y no debería ser un secreto que Geroge Soros es el inversionista más importante que tiene Argentina en este momento.

Este pulpo compra no sólo propiedades inmobiliarias, sino principalmente tierras, para sembrar maíz, e invertir en la producción del hexanol sustituto del petróleo. Sólo Chávez acaba de quitarle de uno de sus tentáculos a la cooperativa Sancor destinada a la producción de productos lácteos. ¿Qué mensaje es este desde dentro y fuera de la patria de San Martín con la finalidad de seguir sometiendo a la nación peronista bajo la hegemonía capitalista mundial? Argentina es después de EEUU el país que más judíos tiene en el mundo. Cuando se toca el atentado a la asociación de israelitas en Buenos Aires (AMMIA) donde se ha manejado la matriz de opinión de que Irán está detrás del mismo, y cuando se fortalecen los lazos entre los piqueteros argentinos y Venezuela, Kirchner hizo señas de que se llevaran de vuelta a casa a Roger Capella. ¿Están inseguros a muchos prosionistas argentinos que se rigen por las órdenes de halcones como Wolfowitz, y el fantasma de la revolución iraní sobrevolando el Río de la Plata no deja dormir a lacayos de Bush en la patria de Perón?

No ignoramos que el presidente del Uruguay, Tabaré mira más a EEUU que a su propio pueblo hambreado, sometido, desempleado, damnificado e intoxicado. ¿Acaso es un secreto que baja la cabeza a Paul Wolfowitz, por no decir los pantalones, con el crédito criminal recibido para instalar una papelera en Fray Bentos, señal de permitir la instalación de un basurero mundial en el cono sur? La materia prima del Uruguay daría trabajo a obreros finlandeses que procesarían y producirían el costoso papel que luego el mismo Uruguay deberá pagar como un artículo de lujo. Los trabajadores uruguayos permanecerían sin empleo y con el agravante del desastre ecológico. ¿Es posible hablar de socialismo del siglo XXI cuando el Banco Mundial y la política de los neoconservadores y sionistas de la Casa Blanca tienen más poder que el pueblo uruguayo? La crisis entre Uruguay y Argentina más allá de sus consecuencias históricas y económicas señala la exitosa campaña del halcón judío trabajando por la doctrina imperialista mundial resumida en la filosofía de “Primero Israel” que tiene a G.W.Bush como a un servil empleado de oficina. Gangrenar políticamente Fray Bentos simboliza la aplicación en el siglo XXI de la Doctrina Monroe.

El fundador de la “doctrina Bush” discípulo de Strauss y Perle, que hace treinta años en la era de Reagan preparaba ya el camino que hoy junto a todo un lobby judío en la Casa Blanca generan la ola de terror más grande habida en la historia de la humanidad (Torres Gemelas en New York, Afganistán, Iraq, Líbano, Palestina, Siria, Irán) transformó la “revolución permanente” de León Trotsky, en la actual “gerra permanente” que produce más muertos a través del FMI y el BM (siglas del Fondo Monetario Mundial y del Banco Mundial), que cualquier otra confrontación armada registrada en la historia humana. Guerra silenciosa, guerra económica, que va haciendo desaparecer a los negros en África como nación, como raza, como sangre, pero también a los indios sudamericanos, y a los descendientes de aquellos africanos en nuestros países, ¿se olvido ya Kathrina? ¿cómo? A través de la fuerza de la hegemonía neoliberal, económica, política y social como instrumento de diseminación de valores de la forma de vida judío norteamericana. El imperialismo gringo no invade las costas del Caribe, sino la frontera económica entre Argentina y Uruguay para sembrar la desintegración latinoamericana.

En Colombia deben haberse sentido muy mal por el efecto mediático revolucionario de Telesur que retienen detenido al periodista Freddy Muñoz, acusado de rebelión y terrorismo. Para nadie debe ser un secreto que Uribe es un paramilitar, un lacayo del imperio, que sostiene al Plan Colombia, actual Plan Patriot, destinado a destruir todo movimiento emancipador sudamericano, es la versión de Santander del siglo XXI.


La primera dama de Chile no hizo mucho por repudiar a quien fuera su más grande enemigo político durante los últimos 30 años de historia. Tampoco manifestó una claridad política durante las elecciones en el Consejo de Seguridad de las Naciones con la posibilidad de darle apoyo a Venezuela. Y hace unos días el nieto del fallecido dictador y genocida Augusto Pinochet, demostró el poder que tiene la derecha chilena, al manifestarse a favor de su abuelo torturador y asesino en público, en el único acto que se le rendía honor dentro de las fuerzas armadas. A continuación, como para ceder un poco, el alto mando le dio de baja. Pero ya estaba hecha, cumplida su misión. El mensaje quedó claro, Pinochet (en su nieto y en sus seguidores) sigue vivo e impune.

Y en suelo bolivariano no podemos dejar de lado por efecto de la celebración de la victoria electoral, o por el paréntesis navideño, o por la euforia del juego de pelotas, la reciente fuga del criminal de guerra López Sisco. Los 250.000 muertos de la Independencia, los 150.000 de la Guerra de Federación y los 23 de Cantaura, procedían de las familias y hogares más pobres del país. Hoy, 93 de cada 100 asesinados entre el vienen de los hogares más humildes del país. Henry López S dirigió las masacres de Cantaura, Yumare, El Amparo, entre otras, era Asesor del Comando Antisecuestro de la Guardia Nacional y de la Gobernación del estado Zulia.

Respiremos hondo carajo, y pensemos claramente que sin teoría revolucionaria no habrá práctica revolucionaria. Por eso trabajemos duro en las propuestas programáticas, estratégicas y tácticas para afianzarnos firmemente en la construcción del socialismo del siglo XXI en Venezuela antes de que por dentro, las instituciones del puntofijismo (neoliberalismo imperialista local) y por fuera (la hegemonía sionista colonialista e imperialista) las maniobras del Pentágono y sus instituciones (BM, ONU, OEA, FMI, OMC, etc) nos jodan. Construyamos los proyectos alternativos (darle fuerza y vigor al ALBA contra el VIH que es el ALCA) para luchar contra los proyectos dominantes que responden al imperialismo satánico. Luchemos contra la adaptación (bajar la cabeza y pantalones) a las políticas, institucionalidad y consensos fabricados, esto se traduce en una guerra a muerte contra la fuerza de la hegemonía neoliberal (sionista liberal y conservadora anclada en USA con la intención de imponer una dictadura mundial: el nuevo orden mndial) en el ámbito económico, político y social; esta fuerza hegemónica capitalista funciona también como instrumento de diseminación de valores (para nosotros antivalores) de la forma Iñaki de vida que penetra en todos los sectores de lo social.

Guerra silenciosa, callada, económica que penetra con la Coca Cola que se roba el azúcar del café diario, dulce de lechoza de las navidades del venezolano, de la hamburguesa que se roba la identidad criolla, de la manía de “vales por lo que tienes” y no por lo que eres, valores que simbolizan al sometimiento, a la desigualdad, a la discriminación, y finalmente a la impunidad. Nosotros estamos construyendo el socialismo del siglo XXI dentro del estómago del monstruo que genera la muerte de un niño cada tres segundos. Elaboramos con ello un proyecto posneoliberal y construimos una fuerza social, política, cultural y moral con la capacidad (filosofía de la praxis) de hacerlo realidad. Nuestro concepto de integración es distinto al de los falsos líderes que usurpan temporalmente el poder popular vengan de donde vengan. No creemos en la “muela” socialistoide porque sabemos que el capitalismo utiliza cualquier medio para imponer su “racionalidad” que en el fondo es la razón del crimen y como lo dijimos, de la impunidad. Sabemos que en las sociedades de clase la ideología dominante es la ideología de las clases dominantes. Con Bolívar, Rodríguez, Zamora y sus ramales revolucionarios esperamos abarcar la pampa de la libertad que un 9 de Diciembre de 1824 dio inmortalidad a Ayacucho. Vibra en nuestros corazones la convicción que aquella victoria significó una primera fase revolucionaria, después vino un largo invierno que el sol del pueblo verdaderamente revolucionario venezolano está disolviendo con su calor y con su vida, pero sobre todo con su luz. Para luchar contra las tinieblas de la muerte que es el neoliberalismo actual necesitamos de la conciencia revolucionaria.

Mforti9@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1988 veces.



Mario Forti

Astrólogo, filósofo, músico, tatankisi, escritor, poeta, critico, ddhh, tarotista, taoista, lector, meditación, yoga, sanación, terapias shamánicas integradoras

 mforti9@gmail.com      @mforti9

Visite el perfil de Mario Forti para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a28393.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO