¿Porqué una intervención militar en Venezuela es tan peligrosa para Norteamérica?

Aunque parezca irreal, han sido los complejos sexuales de Trump con nuestra Miss Universo los que lo han llevado, en una conducta típica del macho Alfa, a armar todo esta verdadera tragicomedia de la equivocaciones.

-

En efecto, siguiendo los "sesudos" análisis de su personal de "inteligencia?" desde el mismo momento que asumió la presidencia Trump puso en marcha un plan en contra de nuestro país en el convencimiento de que, combinando utilizando múltiples mecanismos diplomáticos de presión, aunado a una descarada guerra económica y vociferantes amenazas de intervención militar provocarían, dada la "inmensa crisis humanitaria", la eliminación definitiva del proceso iniciado por Chávez. Craso error.

-

Pero también desde las filas del proceso ha habido una equivocada precepción del comportamiento del imperio norteamericano hacia nuestro país, basándose en la premisa equivocada, (sostenida por algunos "ideólogos" extranjeros) de que en nuestro país era imposible una intervención militar norteamericana.

-

UN CALLEJON SIN SALIDA APARENTE

-

La combinación de ambos errores de apreciación nos ha llevado al actual callejón sin salida, y en donde la única solución posible que se vislumbra es la militar.

-

En efecto, por una parte Guaidó violó la prohibición de salida del país emitida por el TSJ, y esa acción debe, necesariamente, tener una sanción. El gobierno, si quiere mantener un mínimo de respeto, debe hacerlo.

-

Y por la otra, está la amenaza explícita de Estados Unidos de intervenir si tocan a su lacayo, lo que aparece como inevitable en el horizonte.

-

Ahora bien, la cosa no está tan papaya para los gringos. Con los ejercicios realizados hace pocos días por Irán en el estrecho de Ormuz, en el Golfo Pérsico, por donde pasa más del 40% de la producción de petróleo mundial, mandó un claro mensaje de lo que puede suceder si se produjera una prolongada guerra local en nuestro país, como sucedió en Vietnam.

-

Es que resulta muy claro que Estados Unidos no puede mantener simultáneamente dos guerras de envergadura, e Irán tiene en la mira a Arabia Saudita, su enemigo mortal. Y como en el Oriente Medio, Estados Unidos tiene en el mundo una serie de regímenes que se mantienen bajo su paraguas del poderío militar, pero son variados los escenarios en donde esos gobiernos títeres correrían peligro si los gringos dan un paso en falso.

-

Así vemos como China tiene en la mira a Taiwán, Corea del Norte a Corea del Sur y Japón, Rusia tiene la espina de Ucrania, por mencionar los más relevantes y en cuyos sitios se pueden presentar conflictos ante una guerra que le consuma muchos hombres y recursos al imperio norteamericano.

-

LA TERCERA GUERRA MUNDIAL

-

Sería una nueva guerra mundial, no por la participación de dos grandes bloques como en las dos anteriores, ni sería nuclear por la destrucción que ello significaría, sino sería mundial por los múltiples escenarios, pero con el agravante para Estados Unidos de no contar con un bloque sólido de países, como ha quedado revelado en todo el episodio de Venezuela. La mayoría de sus hoy aliados permanecerían al margen esperando ver lo que suceda. Es mucho lo que tienen que perder.

-

De ocurrir esos conflictos, nacería un nuevo orden mundial político y económico.

-

Queda claro así que la salvación de Venezuela es estar preparada para sostener una guerra prolongada y en este aspecto es vital contar con una numerosa milicia debidamente preparada y equipada, que acompañe al ejército regular. La cifra de do millones de milicianos parece bastante razonable.

-

Recordemos que en Irak, al enfrentarse sólo ejércitos regulares venció Estados Unidos, en cambio perdió en Vietnam, al luchar contra un pueblo en armas.

-

Pero no basta con estar preparado militarmente, es un pensamiento que debe ser totalmente creíble por el imperio norteamericano.

-

Claro que todo esto lo sopesan los demás países, incluso los que están en contra del proceso venezolano que temen lo que se pueda desatar en caso de una intervención militar en nuestro país.

-

Por ejemplo, el acompañamiento que hicieron algunos embajadores europeos a Guaidó en el aeropuerto, no era tanto por el personaje, que a la postre les importa un comino, sino por el temor de que el gobierno venezolano cayera en la provocación y tomara alguna medida que provocara una intervención militar que le hiciera realidad sus peores temores...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 974 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a276759.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO