La sociedad QR

Con el advenimiento de la denominada V República en 1998, una gran mayoría de venezolanos se plegó a nuevas expectativas. El sector revolucionario se identificó con el discurso prometedor de progreso, desarrollo, producción agrícola, igualdad y distribución equitativa de las riquezas del ya fallecido Hugo Chávez.

La derrota de los partidos tradicionales conocidos como AD-COPEI, permitió la instauración de un modelo político de nuevo perfil, orientado a fomentar el protagonismo y la participación. Este planteamiento se reforzó con el pronunciamiento público de Chávez a favor de la creación del Estado Socialista en Venezuela en el año 2005, y la creación de las comunas como poder popular. El anuncio de estos proyectos colocaron a Venezuela en el ojo del huracán nacional e internacional y generó una gran confusión en la ciudadanía. Casi en forma simultánea se concretaron las expropiaciones de empresas de alimentos, industrias de varios rubros y paralelamente apareció el fenómeno de la escasez y desaparición de los más elementales y necesarios bienes de la vida diaria de los venezolanos. Lo ordinario se convertía en extraordinario. La lucha por acceder a un café, chocolate, arroz, azúcar, pollo, carne, pan y otros alimentos, empezó a ocupar la actividad rutinaria en los habitantes de la nación. Los precios de los productos se disparaban exponencialmente, haciéndolos cada vez más inaccesibles.

En ese expectante contexto, el petróleo adquiere un precio por barril que superó los 100 dólares. Las promesas de convertir los hospitales y la educación en la prioridad del gobierno para reinvindicar socialmente al pueblo, levantan los ánimos y alimentan la confianza y la esperanza. Se van consolidando los eslabones del poder cada vez más cerrados; la institucionalidad poco a poco se va desdibujando, y tras la muerte de Chávez, los cambios que caracterizaron el proceso se fueron radicalizando. Impulsada por el presidente, reaparece la figura de la ANC (Asamblea Nacional Constituyente), como contraparte a la Asamblea Nacional , elegida en 2015 y en donde triunfó abrumadoramente la oposición venezolana. En medio del rechazo de los disidentes y de la comunidad internacional, con su plenitud de poderes, este organismo anula en la práctica la AN. Desde alli, acompasada por la crisis, se impone una nueva manera, un nuevo estilo de control y gobierno dictatorial: se ejecutan los imperativos desde un hemiciclo donde se reúnen más de 200 personas para decidir el destino del país. El Presidente de la República se mimetiza entre los abusos, la represión y las medidas económicas fracasadas.

La hiperinflación hace pedazos la economía familiar, los profesionales y clase media desmejoran sustancialmente su calidad de vida, y no visualizan movilidad social, ahora todos somos pobres. Es el logro político más asombroso en un país como Venezuela, donde el pueblo se levanta y enfrenta los abusos de los mandatarios. Hoy la sumisión, arropada por la resignación, camina por las aceras, se transporta en perreras, busca un billetico de 100 en el banco, acude en demanda de asistencia médica a los hospitales destruidos, malolientes, sin medicinas y abandonados a su suerte, al igual que las universidades públicas.

La destrucción del sistema educativo universitario y el derrumbe de sus estructuras físicas, están ajustadas a la estrategia del gobierno de darle punto final a las luchas estudiantiles. Si en la época gomecista se cerraron universidades, ahora se dejan abiertas pero abandonadas, sin estudiantes y a merced de los delincuentes.

La realidad actual demuestra el deterioro de las formas de protesta popular. Ya todo quedó en una nueva costumbre de vivir a merced de lo que establezcan las autoridades para obtener los beneficios. La vida se carnetizó en Venezuela, dependemos de los recursos que el gobierno disponga para continuar la faena diaria, sin producción, sin trabajo, sin mejorar la calidad de vida, pero con un instrumento de dominio de los poderosos gobernantes: el código QR.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 574 veces.



Orlando Balbás

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Orlando Balbás

Orlando Balbás

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a269219.htmlCd0NV CAC = Y co = US