La Guaratara

Juan Manuel Santos va de shopping

Justo a tiempo para celebrar el día –mercantilista- de las madres, John Sullivan, desde una "Cumbre de las Américas" de bolsillo, realizada en su oficina del Departamento de Estado, anunció que el gobierno de Donald Trump concedería a Juan Manuel Santos 18.5 millones de dólares para "apoyar a los refugiados venezolanos". Hasta un niño de ocho años se percata que, el cuantioso donativo, no fue dirigido a la ACNUR y que nunca los colombianos residentes en Venezuela han recibido esos recursos por ser desplazados, producto del terrorismo narco-paramilitar uribista que reina en Colombia.

El complaciente "periodismo" –por no decir aberrado para que el Vaticano no se sienta aludido- publica las notas informativas con la complacencia mediocre, propia del aparato mediático burgués: ni Caracol, ni ABC, ni El Tiempo analizan los elementos que, reafirmo, hasta un niño cuestionaría: por qué no financiar las organizaciones que asisten a las víctimas del paramilitarismo, a los palestinos arrasados por la invasión israelí; a las víctimas del terrorismo desatado en Libia y Siria por Hillary Clinton, a los campesinos y líderes sociales exterminados, sistemáticamente, para impedir que vote el pueblo colombiano que demanda cumplir el acuerdo de paz. Ni un solo dólar para fortalecer la búsqueda de los estudiantes de Ayotzinapa y proteger a los periodistas mejicanos. Los hermanos colombianos residentes en Venezuela, no han necesitado esa ayuda de la burguesía que los echó de sus tierras; la Revolución Bolivariana les ha ofrecido todo lo que el Estado colombiano les niega.

De modo que Santos hace su plan de "shopping" sin remordimientos y comparte el botín con su, efímero, socio Antonio Ledezma, teniendo mucho cuidado de seguir las directrices de Roger Noriega y Pompeo: comprar -a todo costo- un Pinochet tropical. Dinero en mano, Santos le comunica a Ledezma la disponibilidad financiera y se ponen de acuerdo para gastarse los verdes. Entonces ocurre lo que, generalmente, retarda las cosas en la derecha latinoamericana: cuánto van a "reservar" para ellos. "Cuánto pal bolsillo", como dicen los adecos. Ledezma le pide a Santos "repartir con Julio Borges porque se ha guindado como monaguillo tocando campanas" y, por ser el día de las madres, darles a sus esposas un trozo de pastel. Entre copas de coñac, Santos y Ledezma deciden transferirle 3 millones a cada esposa, 4 millones para Borges y 5 millones para sus bolsillos, quedando 1.5 millones de dólares destinados a "los refugiados venezolanos" y la contratación de un "Pinochet caraqueño".

Es así como "Los Amos del Valle" la pasan muy bien el día de las madres, disfrutando los cuantiosos recursos que invierte Donald Trump en sabotear la economía y la vida en Venezuela, mientras el Pueblo trabajador y campesino celebra el Amor a la Pacha Mama todos los días, honrando a la Matria Sagrada en cada aliento, reivindicando a la Mujer desde lo sublime que implica luchar a su lado, no sobre ellas. Seguramente las señoras de Santos y Ledezma conseguirán con facilidad sus antojos, gemas y carísimas alhajas para "su día", pero Santos y Ledezma nunca encontrarán un Militar Bolivariano que se disminuya a recibir órdenes de paramilitares, de apátridas, ni genocidas invasores, formados por el sionismo. Imposible, ni por un puñado de dólares.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1904 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor