Día Ciento Dieciocho El 20 de mayo el pueblo se juega su última esperanza caminando por el filo de la navaja del 2018

Si Maduro no cumple lo que está prometiendo en esta campaña electoral sobrevendrá la catástrofe, en las filas de la revolución, por la frustración, la decepción y la desilusión de las masas populares dejadas al garete, a la deriva y condenadas a la derrota, sin creer en nada ni en nadie, porque no serán suficientes ningunas de la medidas paternalistas existentes. De ese tamaño es el compromiso de Maduro, cuando ofrece ponerle los ganchos a la mafia económica, sin importar las credenciales de los que caigan. Al pueblo se le puede engañar una y otra vez pero no siempre. Le pasaría a Maduro lo mismo que a Carlos Andrés Pérez, en su momento, e igual que le ha ocurrido a los actuales presidentes neoliberales de América Latina repudiados por sus pueblos engañados.

Para este escribidor, y para cualquier análisis objetivo, las mafias económicas están formadas por la mayoría de los dueños de los medios de producción y distribución, aliados con el imperialismo, por los comerciantes especuladores y por los disociados antichavistas que los apoyan. En otras palabras por la crema y nata de la burguesía importadora, los dueños de los bancos y de las grandes empresas explotadoras, especuladoras y antinacionales. Sin olvidar la quinta columna de corruptos que corroe la administración pública donde se cuelan zorros y camaleones. Maduro ofrece relanzar el planteamiento profundamente chavista, contenido en el Plan de la Patria, para el desmantelamiento del capitalismo y avanzar por el camino de la transición al socialismo. Con esa esperanza puesta en la revolución bolivariana irán las mayorías populares a votar, este 20 de mayo, por Nicolás Maduro para reelegirlo Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Maduro dice que los precios de los productos están congelados, pero que los productores y distribuidores, propietarios de esos medios, se burlan del gobierno. Reconoce pues el Presidente su debilidad, fragilidad y falta de autoridad para que los capitalistas no jueguen la pelota con él. Entonces la nueva administración, nacida de la reelección presidencial, con gran respaldo popular, sellado y proclamado, después del 20/5, hará que los capitalistas obedezcan. La situación es muy simple, para que las políticas sociales ejecutadas por la revolución bolivariana tengan efectos positivos hay que detener el laissez faire, laissez passer neoliberal. El pueblo reclama el cumplimiento de la congelación de precios con medidas gubernamentales blindadas por el apoyo del Poder Popular, la FANB y la Asamblea Nacional Constituyente. La expresión más directa, sin intermediarios y genuina de la vanguardia del Poder Popular, en esta coyuntura política, es la gigantesca estructura social del CLAP en el conjunto del país, la cual unida a la organización militar y a la superestructura legal, es la clave para una exitosa batalla social que haga cumplir la congelación de precios. Si el nuevo gobierno da este primer paso contra las mafias económicas, después de 20/5, será una buena señal del cumplimiento en la palabra empeñada y un estímulo decisivo para el resurgimiento de la esperanza en el proceso transformador que nos espera.

*Profesor universitario de Filosofía de la Educación jubilado de la UPEL. Ex Director Ejecutivo (Fundador) de la Casa de Nuestra América José Martí.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 590 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a262673.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO