Día Ciento Doce Los Gremios Educativos por el Filo de la Navaja del 2018

La situación de los gremios educativos en Venezuela describe con exactitud el diagnóstico social, político y cultural, el mismo de casi todas las asociaciones de profesionales, donde nos encontramos después de veinte años de revolución bolivariana. La gran excepción es el gremio militar porque no funciona como los demás conjuntos de personas con un mismo oficio, pero sobre todo porque ahí Chávez implantó la Doctrina Militar Bolivariana con lo cual la FANB se transformó en una institución nacionalista, nuestramericana, antimperialista, defensora de nuestra soberanía nacional, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, del Poder Popular, de la unión cívico militar y de la democracia participativa y protagónica.

Los gremios universitarios, donde están agrupados los profesores de los centros de formación docente más reconocidos del país, están controlados políticamente por los partidos tradicionales que plantean el retorno a la democracia representativa y la adecuación del país al sistema capitalista, en concordancia con el imperialismo norteamericano. Son gremios educativos cuadrados con la oposición más radical al gobierno bolivariano. Esta circunstancia seguramente fue un factor decisivo para el veto a la LEU acordado por Chávez. Un error político a mi juicio. La revolución bolivariana se encuentra pues con un adversario ideológico bien apertrechado, con la ideología neoliberal, en un sector minoritario de la educación universitaria pero que tiene mucho peso en la conciencia de las clases sociales dominantes del país, en la clase media y en la mediática internacional.

Situaciones muy parecidas se presentan en todas las revoluciones del mundo y es lógico porque los gremios profesionales, en el sistema capitalista, agrupan en su mayoría a los defensores del status quo. Se convierten por antonomasia en la clase conservadora enemiga del proceso transformador y planteado éste, por la clase revolucionaria, asumen automáticamente la posición de la restauración o de la contrarrevolución: "vivíamos bien y no lo sabíamos". En Venezuela estos episodios son a veces sub realistas porque el proceso revolucionario no ha pasado de la etapa del enunciado y la propuesta por no haberse iniciado ni siquiera el capítulo de la transición al socialismo. Están en realidad los gremios educativos de la derecha peleando contra un fantasma "el fantasma del comunismo".

La revolución bolivariana reclama la presencia de un gremio propio de los trabajadores de la docencia básica, media y superior dotado de una doctrina educativa bolivariana capaz de formar a los trabajadores y al pueblo en general para la transición de un Estado capitalista rentista a un Estado Comunal socialista y productor. Necesitamos un gremio que ayude a catapultar nuestra patria a un país potencia imposible de ser conquistado por fuerzas extranjeras ni a someternos a los planes del imperialismo para la recolonización del planeta.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 497 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a262379.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO