La Guaratara

Golpes de Estado

En la columna antepasada, titulada “Las Otras Campañas”, alertamos que sectores enquistados en puestos claves, siguen minando espacios de gobierno en detrimento de la revolución bolivariana. Lógicamente los aludidos reaccionarían. Lo sorprendente es que lo hicieran de forma tan patética, encargándole el trabajo sucio a un furibundo locutor fascista. Cuando se trata de “voltearepas”, disfrazados de rojo, adulantes y oportunistas, nada inteligente se puede esperar, como lo demuestra la reacción de los aludidos: pusieron al “Ismael García” de Barinas; un locutor mediocre, por cuyas brutalidades han cerrado tres emisoras, a lanzar un fake-news en mi contra. La periodista le sugirió a Leonaldi Meza publicar en sus redes que “el conductor de La Guaratara” habría huido al exterior, cargado de dólares, y le pedía “apoyo a PPK” para que me capturaran. Lo risible del bulo es de libre disfrute. Particularmente me detengo a pensar: si los aludidos trabajan abiertamente con los locutores, portales y prensa fascista, echando a un lado a los Comunicadores Bolivarianos, hasta dejando a pie sus reporteros de guardia, ¿necesitan disfrazarse para llegar a esos cargos?

Golpes de Estado hay en todas partes; en Brasil el mismísimo Temer, presidente golpista, está rodeado por militares y policías que se disputan el “honor” de mando, confinando y masacrando al pueblo y sus lideresas. El mar de fondo en Brasil es más denso y turbio que el río Amazonas. Temer se cuece en un caldo de corrupción, mientras es batido por uniformados. Ilustración propia de las leyendas fabulosas de Indias, pero que hoy día es la cruda realidad en el Gigante del Sur.

¡Golpe de Estado! Gritó PPK al verse traicionado por una élite política incapaz de honrar la compra de votos, favores y complacencias dentro del mismo Congreso y Ejecutivo peruano. La inmoralidad encarnada por PPK, también conocido como “perrito imperial”, ha legado a la posteridad el mejor armatoste de la politiquería servil, lacaya, corrupta y pestilente del continente: el Grupo de Lima; Botón de Honor para los presidentes firmantes a favor del saboteo económico contra la Cuna de Bolívar. Si PPK hubiera gobernado unas horas más, quizá el Grupo de Lima habría asistido a la Cumbre fulgurando estolas bordadas con esta frase en japonés: “Siguiendo el Sendero Luminoso”.

Golpe de Estado se rumora en la Armada Argentina, donde la reserva moral de algunos patriotas les impide conciliar el sueño, porque los llamados UHF del ARA San Juan retumban en sus oídos y sus corazones albicelestes (y rojos también). Lo que no había logrado el clamor del pueblo argentino, víctima del neoliberalismo retorcido, los asesinatos y despidos, lo enciende el ARA San Juan desde su profundo impacto en las mujeres y hombres de mar y tierra, excepto Macri, a quien ningún zumbido lo interrumpe en su viña.

¡Golpe de Estado! piden la oposición fascista de Venezuela, Trump, Almagro y Uribe, quienes pagan el triple que PPK para estrangular la economía venezolana, pero nada doblega al Pueblo de Bolívar hecho Ejército, aunque la Conmoción es prolongada e inminente. Tema que analizaremos en la próxima Columna Rebelde de los Llanos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 960 veces.



Joaquín Román Rondón Santiago

Profesor universitario

 unellezjoaquin@gmail.com      @LaGuaratara

Visite el perfil de Joaquín Román Rondón Santiago para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Joaquín Román Rondón Santiago

Joaquín Román Rondón Santiago

Más artículos de este autor