Bancos y corporaciones de ese "Norte" capitalista

Así comienza aquel peregrinar de los pueblos sin fin de largos siglos a través de: esclavismo, explotación, conquista, robar la producción de los pueblos, y la materia prima.

Parece estar claro que la igualdad no significa igualitarismo. Pero, en la práctica, la situación a menudo era distinta. La tendencia al igualitarismo se abría paso firmemente, generando ánimos parasitarios, ejerciendo un efecto negativo en la cantidad y la calidad del trabajo y anulando los estímulos para elevar su productividad.

Es preciso señalar una vez más que la verdadera igualdad puede ser garantizada únicamente empleando todos los recursos políticos, económicos, sociales y jurídicos de que el socialismo dispone.

Sin embargo en una época como la actual, cuando las luchas entre las clases se han exacerbado como nunca, la mentira adquiere un carácter turbulento, tenso y explosivo. Además, ahora la mentira tiene a su disposición todos los medios de comunicación de Gringolandia, y los de la MUD fascista, oposicionista. En ese coro nacional e internacional de mentiras que están a la vanguardia, contra el socialismo, contra el Proyecto Socialista Bolivariano.

Los pequeños rateros de la política creen que un gran problema se puede solucionar con charlatanería barata, con astucia, intrigas ocultas o engañando al pueblo. Esos rateros pululan en las filas de la oposición y del Gobierno. Sin embargo, creemos que sólo un pueblo que conoce la verdad podrá resolver los problemas sociales, económicos y políticos.

La mentira está determinada socialmente, refleja las condiciones entre la burguesía y el pueblo. Se hace necesario siempre que hay que ocultar, suavizar o pulir una contradicción. Allí donde las contradicciones sociales tienen una larga historia, la mentira asume un carácter equilibrado, tradicional y contestable.

Los fundadores de la doctrina marxista-leninista nos dejaron alentadores ejemplos de audacia en la teoría y de profunda visión del futuro. Gracias a la experiencia de la Comuna de París, Carlos Marx pudo trazar las vías de tránsito del capitalismo al comunismo. Basándose en la experiencia de las transformaciones socialistas en los primeros años de la Rusia soviética, Lenin desarrolló y enriqueció la teoría de la construcción de la sociedad socialista.

Y es el deber mantener vivo este ímpetu y desarrollarlo para que se manifieste a plenitud. El pueblo sigue preocupándose por el destino del país. El pueblo continúa recomendando y hasta exigiendo no detenerse y avanzar por el camino de las transformaciones. El pueblo apoya al socialismo, pero no observa cambios en torno suyo. El pueblo aduce pruebas concretas, Esto quiere decir que, pese a ingentes esfuerzos, el socialismo no ha llegado aún a muchos lugares.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 509 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a260338.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO