Día cincuenta y tres: el juego electoral por el filo de la navaja del 2018

La democracia burguesa da para todo. Los que inventaron la llamada democracia representativa nunca se imaginaron que sus propias reglas pudieran algún día servir para enterrarla. La democracia burguesa, como sabemos, es el sistema electoral del liberalismo económico diseñado para perpetuar a las clases dominantes en el poder. Si por alguna razón el pueblo llegaba al poder por la vía electoral, armado con la ideología del proletariado, no sería por mucho tiempo pues la restauración del capitalismo por la vía que fuera era inevitable. Esto era lo que la experiencia histórica nos enseñaba hasta hace poco.

La revolución bolivariana con 20 años en el poder está cambiando ese paradigma de la inmortalidad del sistema democrático burgués. Se dice fácil pero es una tarea ciclópea lograrlo: "No volverán" "No volverán", grita el pueblo, con el objetivo estratégico de hacer irreversible la revolución bolivariana. Lo cierto es que por la vía pacífica de las elecciones burguesas la única candidatura con opción de triunfo , en este momento, es la de Nicolás Maduro. Por estar la derecha convencida de ello es que la oposición y el imperialismo no quieren medirse en las urnas electorales.

Lo más increíble de lo que está pasando hoy en Venezuela es la movilización del voto a favor de la revolución bolivariana pese al descontento generalizado de la población a causa del mal vivir que todos conocemos y a todos nos afecta. La oposición sacó muy mal sus cuentas al pensar que las masas arrechas irían corriendo al matadero a votar por la derecha y por el imperialismo. Ocurrió todo lo contrario y el pueblo no se lanzó por el despeñadero inducido por la MUD. Ese comportamiento de las masas no está en el librito que manejan los líderes de la derecha venezolana.

La derecha no está sola en esta equivocación. También hay sectores minoritarios distintos a la derecha, con muchas críticas, algunas bien fundamentadas, que andan por caminos erráticos. Debieran, en vez de ganar lisonjas con enemigo, fortalecer las luchas del pueblo chavista, socialista y antimperialista poniendo por encima, de cualquier diferencia, grande o pequeña, el profundo sentido de la soberanía nacional. Son tiempos de agresiones imperialistas contra Venezuela, de conspiración de la derecha internacional contra Nicolás Maduro y de una inminente invasión militar contra la patria. "Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes." José Martí.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 443 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259729.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO