Día Cincuenta y Dos: No solamente de Pan Vive el Hombre por el Filo de la Navaja del 2018

El cristianismo y el marxismo convergen en esta cita bíblica donde se proclama la relación inseparable entre la teoría y la práctica:

"Si eres el Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan". Y Jesús le respondió: "Está escrito: ‘No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios"

En mi interpretación marxista, la palabra que sale de Dios son las ideas de los poderes creadores del pueblo, la ciencia, la inteligencia, la cultura y el pensamiento. No hay ninguna contradicción entre el cristianismo y el marxismo sino una relación complementaria entre lo subjetivo y lo objetivo.

El pueblo venezolano por ser profundamente cristiano y por su madurez política, o por la unión internalizada de ambas convicciones, ha comprendido plenamente lo que busca la contrarrevolución al tratar de doblegar a las mayorías populares torciéndoles el cuello con el desabastecimiento y la inflación. Ante esta guerra de cuarta generación, antesala de acciones bélicas ya anunciadas, el pueblo resiste con fe religiosa y conciencia política. Esta es una fuerza espiritual e ideológica indestructible. José Martí lo decía a su manera: "No hay proa que taje una nube de ideas" o "Una idea justa en el fondo de una cueva puede más que un ejército".

No hay desabastecimiento, a causa de las sanciones económicas del imperialismo, que destruya el sentimiento profundo de la nacionalidad, de la patria y de la soberanía. Este sentimiento puede más que la potencia de la oligarquía y del imperialismo.

Hago estas reflexiones inspirado en una conversación con un joven practicante de la religión cristiana en medio del actual ambiente caracterizado por la situación precaria que nos afecta a todos. El muchacho, con una gran formación espiritual, explicó con sapiencia el sentido correcto de la cita bíblica que bien podría ser una respuesta a los tanques pensantes del imperialismo empeñados en la aventura guerrerista de ahorcar al pueblo venezolano con el hambre provocada por sus sanciones económicas.

La Fe religiosa del pueblo venezolano y su cultura política son dos armas poderosas para defender esta revolución bolivariana, cristiana, socialista y también marxista.

*Profesor universitario de Filosofía jubilado de la UPEL. Ex Director Ejecutivo (Fundador) de la Casa de Nuestra América José Martí.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 603 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a259637.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO