El Paludismo ataca: ¿Qué hacer?

El paludismo o malaria es una enfermedad potencialmente mortal causada por el Plasmodium, parásito que se transmite a través de la picadura del mosquito anofeles hembra infectado. Entre los síntomas del paludismo destacan ataques intermitentes de fiebre muy alta, dolores de cabeza (cefaleas) y vómitos que generalmente aparecen 10 a 15 días después de la picadura del mosquito. Si no se trata rápidamente, el paludismo puede poner en peligro la vida del paciente en poco tiempo, pues altera el aporte de sangre a órganos vitales, reportándose más 400.000 muertes al año en todo el planeta.

La mayor parte de los casos y defunciones por paludismo se concentra en zonas selváticas donde prolifera el insecto vector (trasmisor del mortal parásito). En Venezuela se reporta la enfermedad en sus áreas selváticas y se extiende a pueblos y ciudades aledañas como Ciudad Bolívar, Puerto Ordaz, San Feliz, Puerto Ayacucho y Tucupita donde su incidencia preocupa a la ciudadanía. Incluso en pueblos y ciudades alejadas de la zona selvática han llegado personas infestadas con el parásito y por no tomar las previsiones del caso han propagado la enfermedad, tal es el caso de las ciudades El Tigre y Maturín por sólo mencionar dos de las tantas afectadas.

La multiplicación de los casos está asociada a la explotación minera que altera la topografía del suelo selvático impidiendo la escorrentía natural del agua que a diario fluye en estas selvas húmedas tropicales. El agua que fluía naturalmente se empoza en los socavones (huecos) que se forman al minero extraer tierra para luego procesar en busca del preciado oro, contaminando las aguas con mercurio y cianuro y extendiendo los lechos de proliferación de las larvas del anofeles, multiplicando así sus criaderos y con ello la posibilidad de desencadenar una epidemia de paludismo en toda la región y zonas aledañas.

Hoy es común observar largas filas de ciudadanos que desde horas de la madrugada acuden a las puertas de centros de salud en búsqueda de tratamiento para la enfermedad sin encontrar respuestas positivas porque la demanda es mayor que la existencia del medicamento requerido, motivo por el cual ponemos a disposición del pueblo el conocimiento generado por el científico y nano-tecnólogo venezolano Sirio Quintero (especialista en bacteriología, parasitología, virología, inmunología y bio-electro-medicina natural) para evitar el contagio o curar la enfermedad. Reconociendo con ello su valioso aporte al combate de esta y otras patologías.

 https://www.youtube.com/watch?v=3q4t_IKmbHk

BREBAJES NATURALES PARA EVITAR O CURAR EL PALUDISMO

Tratamiento que consta de dos brebajes que deben ser administrados por un período de 30 días.

Brebaje “A”.-

Ingredientes: (a) Salvia Real (20 hojas);

                        (b) Onoto (90 granos);

                        (c) Pepa de aguacate (cruda rallada);

                        (d) Cucuy de penca (01 litro).

Preparación: cocer el Cucuy y demás ingredientes (a, b y c) en fuego moderado; a al romper el hervor dejar hervir por 15 minutos. Colar, reposar y envasar en botella de vidrio; reservar los ingredientes a, b y c para reutilizarlos dos veces más.

Brebaje “B”.-

Ingredientes:            (a) Tua-tua Morada;

                        (b) Malamadre;

                        (c) Pepa de aguacate.

Preparación: cocer a fuego moderado los ingredientes (a) y (b), al romper el hervor dejar hervir por 15 minutos; rallar e incorporar la pepa de aguacate y bajar del fuego; mezclar, dejar reposar y envasar en botella de vidrio. Igualmente se pueden reservar los ingredientes para reutilizarlos dos veces más.

Administrar por 30 días el siguiente tratamiento:

(A) Primeros 15 días: alternar la toma de los brebajes “A” y “B” cada 15 minutos durante el día. Tomar el brebaje “A”; 15 minutos después el brebaje “B”; 15 minutos después el brebaje “A” y luego el “B” y así sucesivamente durante todo el día.

(B) Segundos 15 días: alternar la toma de los brebajes “A” y “B” cada 2 horas durante el día. Tomar el brebaje “A”; 2 horas después el brebaje “B”; 2 horas después el brebaje “A” y luego el “B” y así sucesivamente durante todo el día.

(C) Medida: un vasito plástico pequeño del usado para servir café.

En caso de familiares que regresen de las zonas infestadas a sus hogares, con la finalidad de convalecer y tratar la enfermedad, se recomienda además del tratamiento acá referido el uso de mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual para evitar el contagio del resto de la familia.

¿QUÉ TIENE MÁS VALOR EL DINERO O LA VIDA?

El pueblo venezolano debería considerar qué es lo más conveniente para la nación: destruir la selva húmeda tropical al extraer minerales y piedras preciosas de la manera irracional como se está haciendo hoy o preservar estos espacios ricos en biodiversidad y bondades naturales para garantizar a futuras generaciones el desarrollo armónico de la vida. De no tomar los correctivos a tiempo, y frenar la destrucción que estamos ocasionando al ecosistema, dentro de pocos años desaparecerá la selva amazónica venezolana, nuestras fuentes prístinas de agua y quedará limitando el fenómeno de evapotranspiración que desencadena las lluvias en los llanos centrales y orientales del país, convirtiendo estos fértiles llanos en desiertos.

Prueba de ello es la problemática que ya confrontan los pobladores aledaños a la Faja Petrolífera del Orinoco al no poder consumir agua de sus ríos, jagüeyes, aljibes y pozo perforados, pues la explotación petrolera ha contaminado las napas de agua subterránea con los químicos utilizados para la extracción del “estiércol del diablo”. Esta situación está siendo resuelta “por ahora” por PDVSA con el suministro de agua potable que a diario se traslada en camiones cisternas desde pozos de agua lejanos a la faja; el día que el preciado líquido no es suministrado los pobladores cierran las vías en justa protesta, perdiéndose ciento de miles de horas hombre y por ende encareciendo el barril de petróleo a obtener ese día.

BARRIL DE PETRÓLEO VERSUS BARRIL DE AGUA

¿Cuánto dinero debe aportar la industria petrolera nacional para suministrar diariamente el agua que necesitan las poblaciones afectadas?  ¿Quiénes se lucran del negocio de suministro de agua? ¿Cuánto aportan las transnacionales que en violación de todas las normas ambientales contaminan nuestros suelos y aguas?

Más inquietante aún: ¿Qué sucederá cuando abandonen el país las transnacionales que sin ningún control ambiental explotan hoy nuestras bondades naturales? ¿Aportarán recursos económicos (miles de millones de dólares) para cancelar la deuda ambiental que están acumulando? ¿De dónde fluirán los recursos económicos para garantizar con el agua la vida de las comunidades afectadas? ¿Alcanzará el oro que producto de la explotación del Arco Minero del Orinoco se deposita en las bóvedas del Banco Central de Venezuela para resolver la grave problemática asociada: contaminación ambiental con mercurio y cianuro, destrucción del espacio selvático, poblaciones autóctonas y fauna, desertificación de los llanos centrales y orientales y desaparición del agua necesaria para la vida? ¿Cuándo debatirá la sociedad venezolana la problemática que no queremos afrontar?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 254 veces.



Edgar Pérez Rueda


Visite el perfil de Edgar Pérez Rueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Edgar Pérez Rueda

Edgar Pérez Rueda

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a259182.htmlCd0NV CAC = Y co = US