Día veinticinco caminando por el filo de la navaja del 2018

La gran mentira. La más grande de todas es machacar la falacia de que en Venezuela existe una dictadura con Nicolás Maduro a la cabeza. ¿Qué es una dictadura? Según lo que todo el mundo conoce:

"Régimen político en el que una sola persona gobierna con poder total, sin someterse a ningún tipo de limitaciones y con la facultad de promulgar y modificar leyes a su voluntad."

"Dictadura (del latín dictatūra) es una forma de gobierno en la cual el poder se concentra en torno a la figura de un solo individuo (dictador) o élite, generalmente a través de la consolidación de un gobierno de facto, que se caracteriza por una ausencia de división de poderes, una propensión a ejercitar arbitrariamente el mando en beneficio de la minoría que la apoya, la independencia del gobierno respecto a la presencia o no de consentimiento por parte de cualquiera de los gobernados, y la imposibilidad de que a través de un procedimiento institucionalizado la oposición llegue al poder."

"El dictador habitualmente llega al poder tras un golpe de estado efectuado por una coalición cívico-militar o por las fuerzas armadas, o bien lo puede heredar de un dictador anterior que lo obtuvo de esa forma. La forma más común de dictadura en el mundo contemporáneo es la dictadura militar."​

Esa definición no encaja en lo que tenemos hoy en Venezuela. La gente sabe más de lo que los políticos piensan. Por educación o por trasmisión oral hasta los más despistados conocen lo que fueron las dictaduras anticomunistas de Juan Vicente Gómez y de Marcos Pérez Jiménez. Todo el mundo las asocia, sobre todo, a la circunstancia de la ausencia de elecciones. Algunos ancianos pendejos, que no sufrieron, en aquél trance, cárcel, exilio ni torturas, todavía las añoran.

Durante los 40 años de la democracia burguesa de AD y Copei hubo elecciones cada cinco años con desaparecidos, torturados, masacres, terribles persecuciones contra los comunistas y entrega total a los intereses norteamericanos. Con todo y estos agravantes, tampoco encajan los gobiernos de Betancourt, Leoni, Caldera, Luís Herrera y Carlos Andrés Pérez en la definición de dictadura porque, sin excepción, llegaron al poder mediante elecciones "libres" y "democráticas". No había para entonces un sistema electoral como el de ahora, que duélale a quien le duela es uno de los más confiables y seguros del mundo.

La única dictadura que hay aquí es la de una democracia burguesa. Si es así me la ganan. En Venezuela no hemos podido desplazar el sistema de la democracia burguesa capitalista por otro más avanzado. Cuál de los aspirantes a sustituir este gobierno plantea un sistema alternativo a la democracia burguesa? Ninguno. Nicolás Maduro, por lo menos en la teoría predica la transición al socialismo y cuenta con el apoyo de las mayorías populares.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 502 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a258349.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO