Hablar de Revolución y constituyente

Mientras la Asamblea Nacional Constituyente sigue avanzando con pisadas firmes para restituir la paz y la tranquilidad en todo el territorio venezolano, los demonios y bichos raros de la derecha se han desatado y desde todos los flancos aparecen los aullidos miserables pidiendo intervención militar, invasión, masacre y muerte. De esa manera, desde Colombia aparece Santos, cual maldición de Uribe, negando la esencia de la democracia y la revolución venezolana y pidiendo a gritos mas sanciones contra nuestro país. Luego está ese tal Almagro, llamado en los bajos fondos "almugre", con una obstinada obsesión por Venezuela y haciendo todo lo posible desde la OEA para desintegrar este país y facilitar la invasión por parte de fuerzas extranjeras. También está Trump, quien es el verdadero dictador mundial, o al menos así lo cree él o lo creen muchos perritos falderos de la raza aria del fascismo, quienes a moco y ladrido tendido le piden que invada Venezuela, a lo cual el tipo respondió que lo está pensando.

En tanto esas mentes asesinas planifican sus proyectos macabros, por acá por nuestro país los perros siguen ladrando y moviendo la cola ante la presencia de cualquier caramelo dolaresco que le asomen por allí, porque todas esas acciones terroristas de muerte y terror fueron financiadas con dólares y pagadas en bolívares, lo que quiere decir que muchos de los "lideres" pupusitores se quedaron con grandes sumas de ese capital, pagándoles a los "libertadores templarios" tres o cuatro lochas, para luego abandonarlos a su propia muerte. Muchos de estos jóvenes, algunos ya presos por sus acciones vandálicas, y otros que andan por allí, han manifestado por diversas vías su arrepentimiento y frustración por haber sido manipulados por los miserables "dirigentes" de la derecha.

Pero la cosa no termina allí, ahora los fascistas opositores les dio por inscribirse para las próximas elecciones regionales para gobernadores, engañando a toda su gente y embaucando la lucha templaria, cuyos escudos quedaron por allí enterrados bajo los escombros de la violencia que desataron durante más de ciento veinte días. Sobre esto me decía mi amiga Juana Casterola: "Ahora si es verdad que se terminó de joder la oposición, porque después que llevaron al país a tres meses de violencia, terror y muerte, vienen a pedir el voto para sus malandros terroristas. Yo te aviso chirulí, porque nadie debe votar por esos candidatos que apoyaron y auparon el terrorismo, la muerte y el terror".

Así que les quedará cuesta arriba a los partidos fascistas de la oposición remontar esa cuesta y al final terminaran como Sísifo, rodando en sus propias miserias políticas. Y lo peor de todo, es que en sus miserias arrastraron a todos sus acólitos y en los días de terror, los alentaban para que hicieran el mayor daño porque ya el final del gobierno estaba cerca. Pero el verdadero final era la derrota opositora por parte la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Efectivamente, en una especie de gran estrategia de ingeniería política, el pueblo eligió la ANC y con ello desmontó la escalada terrorista y desenmascaró a la oposición, obligándoles a morder el polvo de la derrota y aceptar las reglas de juego democrático. Entonces, en los términos descritos, hablar de constituyente es hablar de revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 521 veces.



Eduardo Marapacuto


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a251271.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO