“El acidito”

Ministerio Público al servicio del pueblo

El rol del nuevo Ministerio Publico debe transformarse para convertirse en una institución al servicio del pueblo, la paz y la justicia.

La Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró con lugar la solicitud de antejuicio de mérito contra Luisa Ortega Díaz, para su enjuiciamiento, por la presunta comisión de faltas graves en el ejercicio de su cargo; por ello suspenden a la Fiscal General de la Republica y la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en su rol supra constitucional la destituye.

Destituida, la ahora ex Fiscal, tendrá tiempo para ejercer con sus propios recursos y no los del Estado, su derecho a la Defensa consagrado en nuestra legislación.

Más allá de promover el incendio del país, apoyando los actos terroristas y emitiendo juicios sobre la presunta ruptura del hilo constitucional en la nación, que por poco generan un enfrentamiento entre nuestro pueblo, la señora Ortega Díaz también deberá responder por causas, que tenemos entendido son cuantiosas, donde se han amañado expedientes para condenar a algunos y liberar a otros, movidos por algunos tentáculos dentro del propio Ministerio Publico (MP), donde se debe revisar funcionario por funcionario y expediente por expediente.

Al Ministerio Publico se ve hoy como se veía en épocas de la cuarta republica a PDVSA, donde sus funcionarios miraban por encima del hombro y se consideraban seres superiores; yo pase por allí, y siendo Gerente fui amonestado varias veces por mis superiores, porque en mis horas de ocio compartía con los obreros en los clubes de estos, jugando bolas criollas, truco, domino y otras actividades; situación que estaba mal vista que un gerente compartiera con los obreros, y por ello cada quien tenía su club por separado; ¡que clasistas!. Ahora vemos al actual MP con las mismas características, donde la mayoría de los Fiscales se creen Dioses a los que hay que rendir pleitesía, porque sino “te meto preso”.

Esta visión del MP debe cambiar y convertirse en un escenario donde los más necesitados consigan el auxilio y apoyo de un órgano que está encargado de ser garante de la justicia.

En Margarita cuando a un pescador le quitan un bote, una red o instrumentos de pesca y los ponen a la orden de la Fiscalía comienza un camino pedregoso, donde hay que superar muchos obstáculos, comenzando por bajarse de la mula. Los pescadores dejan de recibir su sustento diario producto de su labor de pesca por tonterías y trabas que encontramos en estas instituciones.

Todo nuestro apoyo al nuevo Fiscal General de la Republica, Tarek William Saad, en la restructuración necesaria de este importante organismo, para acabar con las trabas y presunta corrupción en ese organismo; esperando no le tiemble el pulso para mover la mata de inmediado y sacar a todo aquel que ha atentado contra el pueblo y la sana administracion de justicia.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 754 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a250611.htmlCd0NV CAC = Y co = US