El terror constituyente

Si la canalla tiembla, es porque el pueblo está alzado. Las presiones de la gusanera internacional no son de gratis; son el pago del amo al trabajo sucio de los lacayos nacidos en mala hora en la patria de Miranda, Bolívar y Chávez. Las amenazas nacieron de la gusanera miamera y ahora las replican sus pares de Europa y de Suramérica. Lo más granado de la putrefacta política hispanoamericana se confabuló para venir al país a convalidar en nombre de la "Comunidad internacional", la tragicomedia que montaron sus pares de la República Bolivariana de Venezuela, cuya población se encuentra en resistencia contra las arremetidas del Crimen Organizado, interno y externo que pretende dar al traste con la institucionalidad venezolana.

Del cuarteto de descalificados que vinieron a hacer compañía a sus conmilitones criollos, la más zanahoria al parecer es la Chinchilla y solo hay que mirar el informe que el actual presidente de Costa Rica, presentó sobre sus corruptelas, para admirar su prontuario y tenerla como avecita de cuidado. Claro que la flota vehicular asignada a la presidencia de la república de Costa Rica, que desapareció apenas perdió el poder y otras menudencias sobre la "dolcce vita", no son nada comparables, con lo que hizo quien durante su gobierno emitió un decreto declarando el servicio eléctrico, como exclusivamente comercial, negando su condición de interés general y, lanzó a la calle de un plumazo a más de 40 mil padres de familia,trabajadores de electricidad mexicana (CFE) Comisión Federal Eléctrica, amen de la entrega de petróleos mexicanos, para beneficio propio y sus socios.

Para completar la cuarteta se trajeron a dos narquiños, que sus pueblos no los quieren ni en pintura, por cuanto sus gobiernos fueron nefastos que llenaron a ambas naciones hermanas de hambre, miseria y criminalidad. Aquí nos hace recordar ese axioma popular que reza: "Los burros se buscan para rascarse". Como si fuese poco el que se les haya permitido la entrada al país, vinieron a sembrar mas odio y rencor con el llamado a la guerra contra la República.

La guinda del vaso la constituye la señora Federica Mogherini, vocera de la Unión Europea, quien salió literalmente ordenando al gobierno venezolano retirar la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, como si nosotros fuésemos colonia europea.

Definitivamente la desesperación de la alianza criminal internacional, contra el pueblo venezolano y la Republica Bolivariana de Venezuela y sus instituciones, la está llevando a cometer los más abominables exabruptos.

Si a la señora Federica Mogherini y sus patoteros les quedara un poco de pudor y de ética, como seres humanos, se dirigirían no solo a Venezuela sino al resto del mundo ajeno al continente europeo, pero para presentar excusas y solicitar el perdón de los pueblos, por los horrendos crímenes cometidos en contra de la humanidad y los saqueos a donde quiera que a través de la historia han llegado con su legado de holocaustos, saqueos y ocupaciones arbitrarias de territorios que hasta hoy mantienen secuestrados, como el emblemático caso de las islas Malvinas de Argentina.

De no haber existido ese continente con tan satánicos gobernantes, seguramente que el mundo sería un paraíso de paz y progreso, porque para desgracia de la humanidad, el terrorismo europeo se extendió por el mundo y a lo largo de la historia, en América, África y Asia, lo que ha dejado y continúa como legado ha sido muerte, desolación, hambre, miseria y el desplazamiento forzoso de millones de ciudadanos, producto de las guerras, que fomenta junto al terrorista planetario, que tenemos en el Continente Americano, USA, que valga acotar, también es producto de la expansión europea, que nos inoculó en pleno corazón esa amenaza mundial contra la humanidad.

Así que señora Mogherini, dele órdenes a sus patoteros y déjenos a nosotros los venezolanos resolver nuestros problemas domésticos. Nosotros no les cuestionamos a ustedes, que muchos han decidido gustosamente ser súbditos en vez de ciudadanos, porque han escogido como forma de gobierno, tener a unos chulos, testas coronadas, "por la gracia de Dios", como gobernantes herederos, vitalicios, con derecho hasta sobre sus vidas, mientras que nosotros somos ciudadanos soberanos y no dependemos de ningún "predestinado". Así que métase en sus asuntos y saque su nariz de nuestra patria.

La derecha nacional e internacional, está horrorizada y aterrorizada porque en la República Bolivariana de Venezuela, el gobierno ha convocado al poder originario, para que mediante el voto soberano el dueño del poder, decida que rumbo vamos a darle al país, que es de todos los venezolanos por nacimiento y quienes de buena voluntad y con lealtad habiendo nacido en otras latitudes quieran adoptarlo como suyo.

La derecha endógena y exógena ven amenazadas sus aspiraciones de hacerse de nuevo con los recursos energéticos, acuíferos, mineros y toda la biodiversidad venezolana, que explotaron a real saber y entender, hasta que el Comandante Hugo Chávez, dió al traste con la IV República para que naciera la V República libre y soberana. Por esa sencilla razón, lo que para nosotros representa el máximo ejercicio de la democracia con el pueblo, como depositario del poder originario, para el fascismo representa el terror constituyente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 963 veces.



Cástor Díaz

Periodista CNP 2414

 cd2620@gmail.com

Visite el perfil de Cástor Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas