La Fides de Elías Jaua Milano

Nunca permitas que la lealtad ni la bondad te abandonen. Átalas alrededor de tu cuello como un recordatorio. Escríbelas en lo profundo de tu corazón”

Proverbios 3:3

"La lealtad es decir la verdad"

Esperanza Aguirre

¿Se puede vivir sin lealtad a algo o a alguien? ¿Acaso está mal que tengamos ideas, gustos, opiniones o preferencias? En verdad la única fidelidad debería organizarse en concordancia con el sí mismo auténtico, con el yo soy. Si pudiésemos regresar a nuestro origen y estar en armonía con nuestro ser esencial, podríamos ser fieles a nosotros mismos y desde esa verdad accionar a favor del prójimo. Liberados del miedo. Fluyendo con el Todo. Si hay lealtad, no hay libertad. Si hay lealtad no hay pensamiento autónomo ni creatividad

Laura Gutman

En los últimos días, la lealtad ha estado en el centro de la discusión. Dentro del chavismo abundan las acusaciones y los juramentos, no hay discurso que deje de tocar el tema. El Presidente agradece la lealtad, el General proclama lealtad a Chávez, el antiguo ministro escribe y es acusado de desleal junto a sus solidarios, todos andan derechito, con miedo a ser acusados de faltar a la lealtad. La lealtad hoy es lanza y es escudo”

Toby Valderrama y Antonio Aponte

¿qué sería de la justicia sin la lealtad de los justos, o de la paz sin la lealtad de los no violentos, o de la verdad sin la lealtad de los sinceros?”

André Comte-Sponville

Adam Djaziri el terrorista de Champs Elysées había jurado lealtad a ISIS”

Fuente EFE

Desleal es aquél que desaparece cuando el camino es oscuro”

John Ronald Reuel Tolkien

Aclaratoria

Algunos lectores, harto hiperestésicos o suspicaces, podrían creer ver en el artículo un ataque personal al distinguido dirigente del Psuv Elías Jaua. Nada más lejos de mi ánimo. Su respetable persona no me interesa para nada .

Solo me importan sus ideas, y aun así ésas nada más que en relación con su noción de Lealtad: https://www.aporrea.org/actualidad/a247860.html

El objetivo de este artículo, de carácter divulgativo no es la polémica, sino el dialogo, la reconciliación de los contrarios y no la eternización de la discordia.

I. Concepto premoderno de lealtad

»Fides era la diosa de la mitología romana, la diosa de la confianza, hija de Saturno, el dios de la cosecha y Virtus, la diosa de la calma... En latín su nombre significa “buena fe“, al hacer un juramento o un voto sagrado. La palabra “fidelidad” deriva de su nombre. Era su misión supervisar los juramentos y los contratos verbales, y se la invocaba para que inspirara lealtad. Su naturaleza constituye el fundamento de todas las relaciones humanas, asegurando que estarán basadas en la honradez y que se vivirán con fidelidad. Su homóloga en la mitología griega es Pistis, que es la daimona, o espíritu de la confianza, la honestidad y la buena fe. Pistis es uno de los espíritus buenos que escaparon de la Caja de Pandora y volaron de regreso al cielo, abandonando la humanidad. Se representa a Fides cubierta con un velo blanco y una corona hecha con una rama de olivo, y sus sacerdotes vestían túnicas blancas. Su templo estaba situado en la capital, donde se efectuaban todos los tratados oficiales con Estados extranjeros bajo la protección de esta diosa. Con el culto a Fides se encarnaba el sentimiento más elevado de los romanos: el respeto a la palabra dada, la fe en su sentido más originario que preserva al Estado y a sus individuos. La diosa personificaba el respeto hacia la palabra, que soporta el fundamento de todo orden social y político.

II. Lealtad y maniqueísmo

El mito de la unanimidad ha confundido el sueño de una realidad reconciliada con la pesadilla de una humanidad homogeneizada. Recurrir a la división estereotipada y maniquea entre leales y no leales para explicar la situación agónica a que se enfrenta Venezuela es incurrir en un esquematismo analítico tan simplista como anacrónico

III. Concepto moderno de lealtad

»Según el psiquiatra húngaro Ivan Boszormenp-Nagy, el concepto de lealtad puede definirse en términos morales, filosóficos, políticos y psicológicos. Convencionalmente, fue descrito como la actitud confiable y positiva de los individuos hacia lo que ha dado en llamarse el «objeto» de la lealtad. Por el contrario, el concepto de una trama de lealtad multipersonal implica la existencia de expectativas estructuradas de grupo, en relación con las cuales todos los miembros adquieren un compromiso. En este sentido, la lealtad hace referencia a lo que Martin Buber denominó el «orden del universo humano».

IV. Variaciones sobre el mismo tema

»Lealtad significa fidelidad, franqueza, nobleza, honradez, sinceridad y rectitud. Sólo se es leal si se es fiel. Es imposible pensar en lealtad sin que vaya unida a la fidelidad. Pero no basta ser fiel para ser leal. Es necesario, además, ser franco y sincero con el sujeto de nuestra lealtad. Luego, sólo es leal quien, además de ser fiel, es franco y sincero. Servir con lealtad significa también servir con franqueza, sinceridad y honradez. Es servir con la verdad por delante. No se es leal si se engaña, si no se dice la verdad o se dicen sólo medias verdades o se dice lo que al líder agrada, lo que éste desea oír; si se le esconden situaciones y hechos independientemente de las motivaciones que se tenga. Quien al amigo, al jefe o al líder, no le informa los hechos reales, la verdad de las situaciones existentes y presenta la realidad como exitosa cuando no lo es, incurre en una deslealtad de marca mayor, muy peligrosa para la salud política de ese líder y del proceso o empresa que éste conduzca. De manera que la lealtad no puede ser confundida con sumisión ni adoración del líder; tampoco con la adulación. Se puede amar profundamente al líder y ello no significa en ninguna forma ocultarle situaciones incómodas y desagradables. El hombre leal es recto, digno e incorruptible. En un proceso revolucionario no defiende posiciones ni ocupa cargos por intereses personales; su compromiso y lealtad son con el proceso mismo, con el pueblo desasistido y su liberación, con el liderazgo honesto, fiel y realmente comprometido. Es franco y llano en sus apreciaciones y dice lo que piensa sin importarle si es incomprendido o es tomado por irrespetuoso.

V. Ética , verdad y lealtad

»Frente a la ética de la verdad, es decir, de la transparencia, la lealtad se convierte en un valor superior en el que el principio fundamental es el siguiente: yo soy leal contigo y con la institución, en la medida en que ambos reconocemos la verdad, y en la medida en que la verdad preside los actos de las personas. La lealtad no puede fundarse en el engaño, en el ocultamiento de la verdad, en la distorsión de los hechos, en la mentira. Donde hay mentira, no hay verdad, y donde no hay verdad la lealtad se convierte en complicidad.

Frente al valor moral de la verdad, no hay más lealtad superior que la lealtad con la verdad misma. La verdad posee la fuerza de los hechos incontrovertibles. La verdad reposa sobre la voluntad y la razón, que se dirigen al encuentro de la realidad tal cual es, y no como quisieran los deseos, las pasiones o las inclinaciones subjetivas. La verdad es la forma intelectual y racional de la realidad, y la lealtad es una forma de ejercicio de la verdad en las relaciones entre las personas. Yo soy leal contigo, porque soy leal a la verdad. Y sólo la verdad funda relaciones humanas leales, sinceras y duraderas. Yo soy leal con la institución o la organización, cuando pongo en evidencia el engaño, cuando denuncio las faltas a la verdad, porque cada vez que se miente es el honor, la imagen y el prestigio de la institución los que están en juego, porque el honor, la imagen y el prestigio siempre se basan y se construyen sobre la base de la verdad, y porque ninguna institución existe ni puede perdurar para servir a la mentira, sino para realizar, entre otros, un bien superior: la verdad.

V. Probidad y lealtad

»La lealtad frente al valor de la probidad y la honradez. Por otra parte, uno de los principios esenciales del deber cívico, es la probidad. La probidad es el respeto de lo ajeno y por lo ajeno, como si fuera propio. Es la valoración superior de la honradez en el uso de los bienes públicos, sociales o colectivos. Es una manifestación moral de la integridad y la rectitud del ser humano, que se convierte en deber desde que el individuo toma consciencia de su lugar en la sociedad y en el cuerpo político. El principio de la probidad se relaciona con la lealtad, en tanto en cuanto se trata de dos bienes morales deseables en la vida pública, apuntando ambos al ejercicio de la conciencia cívica y el deber cívico. En la esfera de las instituciones modernas, la probidad se vincula estrechamente con la lealtad, por cuanto ambos valores sustentan la continuidad, el prestigio, el honor y la permanencia de las instituciones. Yo soy leal contigo en la medida en que eres probo, en que tu honradez y tu probidad, te hacen merecedor de toda mi lealtad y del orgullo de decirme tu amigo. Tú eres leal conmigo, en los momentos fáciles y los momentos difíciles, en la medida en que doy pruebas de probidad. Yo soy leal con la institución o la organización, y la ejerzo en plenitud, cuando denuncio los actos de corrupción, los delitos y el uso indebido de los recursos materiales y financieros de ella, porque ninguna institución existe para que sus recursos sean dilapidados.

VI. Manipulación y lealtad

Y a la misma vez dejar de ser personas que son manipuladas por otras, quienquiera que otras sean, y vernos a la luz de la verdad, porque puede ser que yo sea un manipulador y resulta que creo que estoy pidiendo lealtad, pero lo que realmente estoy pidiendo es una sumisión absoluta conforme a mis términos y eso no es lealtad.”


 

Webgrafía (Confiable)

www.anankecs.com/pdf/lealtades-invisibles.pdf

https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/1704385.pdf

https://www.emaze.com/@AWRZIOIT/la-lealtad-en-el-padrino

https://blog.micumbre.com/2009/05/03/la-virtud-de-la-lealtad-explicada-a-los-hijos/

https://metamorfosiscultural.wordpress.com/2013/07/18/la-virtud-de-la-lealtad-1a-parte/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1881 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: