El fantasma de Chávez y las elucumbraciones del Valderrama y su renuncia a la revolución chavista

Que asombro podía tener el líder de la revolución chavista, si estaba consciente de ello, por eso creó las Misiones, la necesidad de pagar la deuda social, de saldar cuenta histórica con el petróleo, la siembra social del petróleo, de allí que nada espectacular, ningún elemento perturbador. Entonces insiste Valderrama en destacar que Chávez "Más perturbado quedó cuando leyó el informe de la operación de liberación del pueblo, OLP. No comprende por qué no hubo referéndum, por qué no hay elecciones de gobernadores". Bueno el señor Valderrama en su dilema revolucionario, "saca más conejo del sombrero", para decir más argumentos, la OLP nació para luchar contra el crimen, por la paz, paramilitares, sicarios, guarimberos han estado en este esfuerzo criminal, mancillar la imagen del país, cometiendo todo tipo de delitos, destruyendo la confianza moral del pueblo en su revolución.

El asombro del espíritu de Chávez ante las elucumbraciones de Valderrama

Sigue las especulaciones febriles antimadurista y también antichavista de Valderrama, "Se impactó cuando entró en dólar today y vio el precio del dólar, al saber que en PDVSA movieron la mata y que Will no ha hecho elecciones. Se preocupó por la amenaza de Trump y la orfandad del pueblo chavista para resistir la amenaza. Entonces decidió ir a Miraflores". Nada nuevo, sabiendo que el dólar today ya existía, solo que no había atacado como hoy a la revolución bolivariana, la fuga de capital tuvo que enfrentarla Chávez con "los controles cambiarios", lo de mover la mata en PDVSA, el mismo Chávez movió 14 mil trabajadores así que aquí no hay asombro, y hoy Maduro la sigue moviendo por la corrupción de los opositores que sobrevivieron. Y de elecciones dice, sabemos que no puede haberla mientras no hayan estabilidad política del país, condiciones para hacerla, garantías para todos, pero "Valderrama nos quiere llevar al matadero", políticamente hablando, en vista de las agresiones económicas y políticas en que el pueblo ha sido víctima, todavía el, pide elecciones para pedir que "el pueblo desesperado y acorralado" decida aturdido como está, tomar una decisión electoral que podría dañar su destino, al país.

Sin embargo; con todo y eso, en sus elucubraciones políticas, Valderrama indica que Chávez "Se preocupó por la amenaza de Trump y la orfandad del pueblo chavista para resistir la amenaza. Entonces decidió ir a Miraflores", vaya mayor especulación, cuando es precisamente Maduro quien a diferencia de Chávez, hoy tiene un Patria, un Pueblo, Misiones, Fuerzas Armadas Cívico Militares unidas en torno a la revolución chavista, antimperialistas, nacionalistas, y el pueblo está más organizado, ninguna misión se ha desmantelado, se han creado nuevas como los Claps, que atienden a millones de personas, a miles de familias para resistir las agresiones económicas, cuando el Golpe de Abril, nada de esto existía.

Entonces; según Valderrama el fantasma de Chávez llegó a Miraflores, "En la entrada no lo dejaban pasar, no tenía carnet de la Patria, el guardia no supo explicar para qué era eso, y no le pudo mostrar el suyo, no tenía, cuando fue no había material, sólo le tomaron los datos. Al fin convenció al guardia y pudo entrar", como vé, Valderrama describe un ser extraño a su patria, un ciudadano desconocido hasta por la misma "guardia", ¿Qué nadie sepa para qué sirve el carnet de la Patria?, como se ve, Valderrama está fuera de si, el antimadurismo lo tiene como "pocillo de loco", sigue, "Buscó a Maduro pero el Presidente duerme la siesta, no se puede molestar. Se quedó dando vueltas por allí en la "fuente del pez que escupe agua" y oyó un murmullo, era una reunión de los quince motores. Fue hasta ese salón y, escuchando las conversaciones, identificando a los miembros, no resistió y a correazos sacó a los mercaderes del recinto. Todos quedaron petrificados, aquella presencia los impactó. Los empresarios corrieron fuera del templo, los ministros y funcionarios se congelaron de la culpa, algunos balbucearon excusas, otros lloraron, los más expertos tendieron sus liqui liquis para que el Comandante caminara sobre ellos, otros le ofrecieron sillas que él rechazó".

Al parecer Valderrama niega que Chávez en el marco constitucional haya negociado con empresarios, sus llamados reiterados "a los mismos capitalistas" de sumarse a la revolución, contradictorio si, pero es el proceso constitucional y también la lucha revolucionaria, el contexto, la coexistencia de regímenes económicos diversos, que extraño puede ser que dentro de los motores económicos existen empresarios, capitalistas, cuando un sector de la clase trabajadora no termina por asumirlos, ser productivos con las empresas expropiadas, en la administración pública muchas veces no tiene claridad ideológica, entonces viene este caballero de la armadura oxidada de hojalata" de la revolución a pretender que no se negocie con los empresarios, la activación de procesos económicos. ¡Que será para este caballero, la dialéctica de la economía y política, la dialéctica de la lucha de clases sociales en el marco del régimen económico constitucional?.

Ni Chávez renunció ni Maduro tampoco, quien renunció fue Valderrama a la revolución

"A la fuerza entró en la habitación del Presidente, pero aún dormía. Se retiró del Palacio y se fue a Maracay a preparar otro 4 de febrero, con sus amados paracaidistas, con los tanques. Pensó: tengo que volver antes de que ocurra otro 27 de febrero, o el fascismo prospere, es necesario que recuperemos el camino". Al parecer Valderrama cree que Maduro está dormido frente a la amenaza del golpe de estado, no le dice nada las movilizaciones nacionales, las batallas que ha librado la canciller de la República en la OEA, Delcys Rodríguez, las batallas que damos quienes trabajamos en las comunidades, ¿pero desconocemos que batalla da el señor Valderrama, donde se halla, donde se oculta, a ver si sigue en la clandestinidad, si es que está con la guerrilla, al menos Chávez el fantasma invoca frente a la posibilidad de un golpe de estado, un 4 de febrero, ¿pero que invoca Valderrama, contrarrevolución?.

"Lo imaginado tiene fundamento, las condiciones de hoy son similares a las del 4 de febrero, y este gobierno se parece más al de Carlos Andrés que al de Chávez, quién se atreve a negarlo, eso justificaría la ficción", al respecto solo me queda por aconsejarle al caballero de la revolución, de la armadura de hojalata oxidada que lea humildemente mi artículo en Aporrea, a ver si lo convenzo, el es, ( https://www.aporrea.org/actualidad/a223653.html), es decir; las Comparaciones y diferencias entre dos programas de ajustes CAP II (1989) Vs. Maduro (2016), asimismo, el deslinde ideológico del gobierno de Maduro respecto del neoliberalismo, (https://www.aporrea.org/ideologia/a190419.html). La salida del presidente, Nicolás Maduro, ¿Es la salida a los problemas del país?, (https://www.aporrea.org/actualidad/a233783.html), esperando que con estos argumentos podamos persuadir al señor Valderrama, cuyas otroras paginas nos deslumbraba ideológicamente, pero ahora nos desconcierta, nos apesadumbra.

Ciertamente en sus febriles especulaciones, sigue: "Hay quien dice que la historia no fue así, que Chávez consiguió hablar con Maduro en Miraflores y después de unas dos horas Nicolás llamó a la Almirante Meléndez y en presencia de la Fiscal redactaron la renuncia. De Tareck sólo se sabe que volvió a Mérida y se lo tragó el anonimato. El gabinete fue renovado, se convocó una Constituyente Revolucionaria que aprobó la aplicación del Plan de la Patria, y prohibió al Presidente dormir la siesta en días de semana". Pero como no toda obra literaria es perfecta, veamos su incongruencia, las vacilaciones de Valderrama, digamos sus cavilaciones políticas, señala que "Maduro escribió su renuncia", pero en realidad, siguiendo sus argumentos termina que el mismo Maduro desde que el espíritu de Chávez lo acicateó, prohibió al Presidente "dormir la siesta", equivale finalmente decir, "Maduro no renunció", o miente Valderrama.

Pero volviendo a la realidad, las palabras finales del cuento de Valderrama, es que el desearía que su propia ficción política fuera realidad, apunta: "Sabemos que todo esto es fantasía. Que nadie se altere, que nadie se confunda. Pero cuánto darían muchos para que en el realismo mágico del trópico, ayudados por García Márquez, esta fantasía se hiciera realidad", de manera que "el caballero revolucionario de la armadura de la hojalata oxidada", ha vivido como Don Quijote, luchando contra los molinos de vientos, creyendo que son gigantes, en su locura se ha sumado al coro de la oposición, pidiendo la renuncia de Nicolás Maduro, el hijo obrero de Chávez, el protector del pueblo, el comandante que guía la revolución hacia mejor destino, hacia el socialismo. Valderrama se ha colocado del lado de la traición en cuerpo y espíritu, su realismo mágico es un fiasco. Gabriel García Márquez hubiera deseado que no le colocara palabras que no dijo, recursos que jamás hubiera deseado que aplicara a situaciones tan absurdas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 383 veces.




Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alexander Kórdan Acosta R.

Alexander Kórdan Acosta R.

Más artículos de este autor