La salida del presidente, Nicolás Maduro, ¿Es la salida a los problemas del país?

Hay quienes se engañan voluntariamente sobre este planteamiento, otros son inducidos a engañarse y los hay desde la izquierda revolucionaria, del "chavismo crítico" , trotskistas y todo tipo de socialistas revolucionarios que ayudan y empujan hacia esta situación, "la salida de Maduro", solicitando el revocatorio, aupando a la derecha, con su apuesta a "La salida", sin importar el respeto a la constitución, sus normas y procedimientos, sin respetar el Legado de Chávez, pretendiendo asumir un liderazgo alternativo, emergente, presuntamente reparador de los errores del chavismo, con un discurso crítico, aprovechándose de las circunstancias críticas, fuera de la unidad del chavismo, del Gran Polo Patriótico, mediante una "Plataforma, el chavismo crítico" contra la revolución bolivariana y su herencia, el chavismo de la mano de Maduro.

Por su lado la derecha, atrincherada en la MUD, hace creer que como el Revocatorio es insuficiente, ya que es a Aristóbulo Istúriz, el vicepresidente quien le tocaría asumir, entonces no vale la pena esperar, quieren antes de que Obama su jefe político entregue la presidencia de los Estados Unidos, derrocar el gobierno de Maduro mediante el estímulo de la intolerancia política, la negativa al dialogo, en las calles y el parlamento, el saboteo económico, la guerra mediática, la guerra económica, el bachaqueo corporativo, el contrabando, la especulación de precios, los mecanismos devaluacionista mediante las casas de cambio colombiana y la página Web Dólar Today, arruinando el poder adquisitivo de la población, exponiéndola al hambre, y toda una panoplia de medios de desmoralización política del pueblo con tal de lograr su objetivo, mermar la base de apoyo social del chavismo.

¿Porque presume la oposición política que la salida de Maduro es la respuesta a la crisis?, sencillamente para desmantelar "las políticas chavistas", oigan bien chavistas críticos, las políticas que acusa los Estados Unidos de amenaza inusual, de "El populismo chavista", las políticas de atención social mediante la renta petrolera a las necesidades impostergables del pueblo, de vivienda, de subsidios a la salud, la educación, al agua, al gas, al deporte, la electricidad, internet, al Metro, derecho a la informática (Canaima, tabletas), protección social a las mujeres, a los jóvenes, a los adultos mayores y sus pensiones, a los niños y niñas con uniformes escolares, comedores populares, entre otras formas de atención al pueblo, a sus necesidades postergadas durante más de un siglo, puesto de que ese gasto serviría apalancar las empresas privadas, disponer de la renta petrolera y no gastarla al menos un porcentaje de ella, en los más urgentes necesidades públicas que los gobiernos de la IV república han atendido con criterios asistencialistas y de caridad, en cambio la revolución bolivariana hoy con criterios socialistas, de empoderamiento de las misiones socialistas, con criterios de participación y protagonismo del pueblo en las tareas del gobierno y no precisamente de populismo.

Con la salida de Maduro le espera al país un programa de desmantelamiento social, de políticas públicas, la idea es cancelar un prestamos internacional, un crédito internacional promovido por la banca mundial, por el fondo monetario internacional, aproximadamente unos 50 a 100 mil millones de dólares que atiendan las necesidades rentísticas en dólares por parte del capital privado, con garantías de Estado, de toda la Nación, del derecho soberano del pueblo y para ello, tendría como aval, los pozos petroleros de la zona occidental del país, la faja del Orinoco, el arco minero del Orinoco, las empresas públicas, las del complejo industrial de Guayana, las empresas de servicios, del agua, de la electricidad, de telecomunicaciones, privatizar la salud, la educación, todo con la idea de crear ahorros para el capital privado, pagar con la renta petrolera prestamos internacional a altas tasas gravosas de interés,, alterando el mecanismo de precios, liberando precios, activando el saqueo económico, tales "La política de salida de Maduro", sustentada en la rapacidad del capital, contra el Estado, reposando en los trabajadores el peso de la crisis, en el efecto de la devaluación del bolívar, la inflación de precios y en general en la erosión del poder adquisitivo sobre la moneda nacional.

Independientemente quien esté en el poder político del Estado, sea Maduro, Istúriz, o también sea la derecha como Radonsky, López, Allup, Torrealba, entre otros tienen ante si una realidad, la situación de los mercados petroleros, la caída de los precios petroleros, la caída del valor del barril petrolero, los costos de operación de la industria petrolera, PDVSA, el gasto social del Estado, las misiones sociales, la inflación, la devaluación, la fuga de capital, la baja de las reservas internacionales, el bachaqueo, el contrabando, la desinversión, la operatividad de las empresas, sean públicas o privadas, las confiscadas y también aquellas que conspiran contra el pueblo con especulación acaparamiento y chantaje económico. Un panorama no fácil, muy complejo y el único con capacidad de movilización social credibilidad política es el chavismo, la fuerza social y política de manejar el estado social.

Para la empresa privada, el cambio, la guerra económica pasa por el derrocamiento de Maduro, el sentido de su salida política, de su arribo al poder del Estado, el viraje de la política económica y social del chavismo, hacia el neoliberalismo no ya "a cuenta gota " de manera discrecional sino de manera directa, tipo fast track, como el macrismo, de forma rápida y violenta, con terapia de shock social, de donde extraer la renta petrolera, el ingreso petrolero a costa de las misiones sociales, para fraguar un modelo neoliberal, empresarial sesgado, respondiendo a una sola parcialidad política y social de la nación., un modelo concentrador de riquezas económicas, generador del trabajo explotador, reproductor de desigualdades sociales, sometido a intereses foráneos, anti bolivariano, hipotecador de la soberanía minera, depauperador de la agricultura, renunciador de la independencia y la autonomía venezolana.

¿Cuál salida, de que salida política nos hablan? De las empresas expropiadas, privatizándolas, renunciado al patrimonio público, de la eficacia pública, de la incompetencia pública, del hambre, del empobrecimiento social, de la deuda social de PDVSA, teniendo como retos, el déficit público, de la emisión inorgánica del dinero, de la inflación, etc. ¿Cómo?. He aquí el problema, como responder a las necesidades sociales, a la guerra económica, a la guerra política y también social, a la lucha de clases, en esto, la oposición prefiere escurrir el asunto, la histórica desigualdad social acumulada, entonces ¿de qué modo, conque instrumento, que acuerdos, pretenden la derecha y la izquierda chavista critica, los socialistas revolucionarios, los trotskistas?, como pretenden dar solución a problema que van más allá de la frontera, toca los mercados internacionales, los intereses mundiales de las corporaciones capitalistas, el cual ellos muchas veces las naciones, no deciden, las coyunturas, los intereses económicos son decisivos., las alianzas bolivariana son necesarias.

De manera pues ni que tengamos oro negro, diamantes, coltran, aluminio, ni toda la riqueza naturales que dispongamos es suficiente para atender el problema económico venezolano, puesto que si el mercado internacional, las fuerzas económicas fijan sus precios hacia la baja, de manera pues, no se pueden disponer recursos económicos para atender las necesidades sociales, si los precios internacionales están hacia la baja, no habrá manera de disponer recursos monetarios, de ingresos para atender las necesidades sociales, no venderíamos a los precios justos, sino precios deprimidos, colocando nuestros productos por debajo del precio del mercado, por eso lo que debemos hacer el cambiar el modelo de desigualdad y división social del trabajo, entre dominantes y dominados, capitalistas y trabajadores en una asociación equitativa para el trabajo, imponiendo la ley fundamental del socialismo, la Ley de Trabajo, el proceso social de transformación, erradicando el desempleo informal, de las materias primas, en la creación de las propias necesidades, en la creación de valores de usos, de intercambio, procurar la satisfacción de las necesidades endógenas, sin importaciones superfluas, ahorrar las divisas, creando nuevas empresas mixtas con el apoyo del Estado, supervisándolas y vigilándolas, pendiente de la riqueza pública mediante la contraloría social; La ley obligatoria del trabajo socialista, la producción social, la productividad del trabajo, es la respuesta a la crisis económica, a la crisis social y a la crisis política y moral.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1363 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a233783.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO