Ante el terrorismo urbano que atenta contra la paz de la ciudadanía y de la universidad

1.- CONTEXTUALIZACIÓN:

Venezuela viene sufriendo un asedio multifactorial para tratar de derrocar al Presidente Constitucional Nicolás Maduro. Ello se manifiesta a través de situaciones como: Con el Presidente Hugo Chávez se le derrocó a través de un golpe de estado el 11 de abril de 2002 para lo cual se generaron decenas de muertos ese mismo día así como el 12 d abril, aun cuando el pueblo y la Fuerza Armada leal lo rescató el 14 abril de ese mismo año. Inmediatamente se dieron los alzamientos militares en Plaza Altamira que dieron paso al paro empresarial insurreccional del 2 de diciembre de ese mismo año que tuvo graves consecuencias para el pueblo todo (muertes, escasez de casi todos los productos, gasolina, gas, combustibles de toda índole, alimentos, medicinas, agua, incluso licores y hasta la temporada de beisbol, así como la navidad se intentó paralizar. Dicho paro fracasó dos meses después en febrero de 2003. El 5 de mayo de 2004 se frustró la "Operación Daktari", en la que actuarían un grupo de 153 paramilitares, algunos pertenecientes a la reserva militar colombiana y a grupos de Autodefensa, que tenían un objetivo claro: asesinar al Presidente Hugo Chávez. No es casualidad que la finca "Daktari" se ubicara en entre los municipios El Hatillo y Baruta del Estado Miranda. http://www.avn.info.ve/contenido/operaci%C3%B3n-daktari-revel%C3%B3-al-magnicidio-como-plan-permanente-ultraderecha. A pesar de todo ello, el Presidente Chávez ganó todas las elecciones en las que se presentó e incluso, luego de su pérdida física de dieron otras tres elecciones en las que resultó vencedor el gobierno bolivariano, excepto en las de la Asamblea Nacional del año 2015.

Respecto al Presidente Nicolás Maduro, desde el mismo día en que se proclamó su victoria, el liderazgo opositor llamó a drenar la frustración (la palabra fue otra), con lo que se desarrollaron eventos violentos en abril de 2013, que generaron la muerte de 11 venezolanos, incluidos dos niños en el estado Zulia. Luego de las elecciones municipales que arrasó el chavismo con el 76% de las alcaldía conquistadas la respuesta de sectores oposicionistas una vez más fue el llamado al desconocimiento del orden establecido e implementaron el Plan denominado "#La Salida" que generó la muerte de 43 venezolanos y venezolanas, más de 800 lesionados de gravedad y pérdidas económicas y materiales milmillonarias, en un "aquelarre" de violencia piromaníaca, donde se desarrolló la segunda fase de la guarimba terrorista. Como consecuencia de ello, hoy se encuentran varias personas detenidas y algunas sentenciadas por diferentes delitos contra las personas y la sociedad. Ver especial acerca de estos hechos: http://www.telesurtv.net/pages/Especiales/Especial-Guarimbas/victimas.jsp.

La Asamblea Nacional, por su parte, ha intentado varias formas de derrocamiento del Presidente Maduro a través de: desconocimiento de la figura presidencial, promovieron una enmienda fracasada para recortar el período de gobierno y un referéndum también fracasado en función de miles de tropelías cometidas por la oposición que generó la no aplicación del referéndum constitucional a la mitad del período presidencial. También la AN declaró el abandono del cargo de un presidente en plenas funciones.

Adicionalmente, grupos de terroristas urbanos (llamados popularmente "guarimberos") desataron durante la semana santa entre el domingo de ramos ataques generalizados contra instituciones públicas, urbanizaciones, personas y arterias viales, como: atacaron e incendiaron la sede de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura en el municipio Chacao , generaron caos al marchar hacia la sede de la Defensoría del Pueblo en Caracas, destruyeron parte del Liceo Gustavo Herrera , también ubicado en Chacao en Lara quemaron y destruyen la sede de CVAL, así como la clínica móvil de la "Misión Nevado" y asediaron a miles de familias en urbanizaciones de Iribarren y Palavecino y por supuesto, en los municipios del este de Caracas. Es contra esa violencia criminal que han actuado los cuerpos de seguridad nacionales, ya que los regionales y municipales, se convierten en cómplices por omisión.

Esta semana ya van varias muertes lamentables todas, del lado del chavismo y de la oposición. Son todos venezolanos y venezolanas dignos y dignas. Son parte de un plan macabro donde sobre todo la juventud es usada como "carne de cañón", se le llena de odio y de visceralidad pura, sin raciocinio, desbordada y desenfrenada. Incluso, la propia jerarquía eclesiástica, en vez de llamar a la paz, llama a la guerra, así como dirigentes oposicionistas que luego se van del país a disfrutar de las vacaciones, mientras usan las redes sociales para que otros luchen por lo que ellos no. Así desprecian al pueblo todo. Esto forma parte de un guión hecho más allá de nuestras fronteras por quienes tiene los hilos del poder y que usan como marionetas a la oposición venezolana.

Los hechos violentos que promueve la derecha venezolana busca justificar un intervención extranjera, ha denunciado el Gobierno bolivariano.

Esta estrategia intenta llevar a Venezuela a un peligroso punto de inflexión signado por el caos extremo, dado que por ahora el asedio internacional dirigido a aplicarle la Carta Democrática no alcanza ningún efecto por sí solo. Mediáticamente logra más la "represión gubernamental" contra protestas para nada pacíficas con muertes altamente mediatizadas. http://www.telesurtv.net/news/Muertos-formato-de-ultraderecha-para-intensificar-el-conflicto-20170413-0036.html.

EL PAPEL DE LA UNIVERSIDAD ANTE ESTA COYUNTURA

Ante estas situaciones la universidad debe retomar sus principios y los fines para los que se crea. Dice la Ley de Universidades (que sigue vigente en lo que no colida con la nueva LOE: "Artículo 2. Las Universidades son Instituciones al servicio de la Nación y a ellas corresponde colaborar en la orientación de la vida del país mediante su contribución doctrinaria en el esclarecimiento de los problemas nacionales".

Es así como no pueden las autoridades universitarias publicar comunicados sesgados donde sólo se analice parcialmente los hechos. Es esa una forma de violar el espíritu universitario y es lo que vemos en el lamentable comunicado del rector de la UCLA y en el más deleznable aún, comunicado del decano de Ciencias de la Salud de la UCLA donde se le atribuye a la Guardia Nacional Bolivariana y a unos " colectivos armados" la responsabilidad de las muertes ocurridas en estos nuevos hechos de terrorismo urbano, e incluso se atreve este sujeto, conocido por su supina ignorancia, hablar de Golpe Constitucional el superado "impasse" entre los poderes públicos nacionales. Ambos pronunciamientos son absolutamente sesgados al obviar la violencia terrorista generada por grupos de delincuentes urbanos, jóvenes desadaptados que generan actos vandálicos y terror en la población al secuestrarla en sus urbanizaciones y llenarlas de pánico que ha generado perturbaciones de salud física y psicológica. También en el ámbito universitario se ha visto afectado en las clases que normalmente deben desarrollarse. Ahora, el Consejo Universitario ampliado decidió suspender las actividades académicas hasta el jueves 20 de abril, lo que perjudica fundamentalmente a los estudiantes. Otra consecuencia más de esa violencia terrorista.

Lo que las universidades deben hacer es orientar, como dice la Ley a la sociedad para que podamos superar nuestras diferencias en paz, haciendo uso adecuado de nuestro ordenamiento jurídico-constitucional y servirnos de la colaboración entre los poderes públicos. Recordemos que la universidad no es un estado dentro del estado, sino que forma parte del Poder Ejecutivo, que es quien le otorga los recursos para su funcionamiento. Debe la universidad contribuir a que se detenga la locura terrorista. Un llamado a la conciencia, la sensatez y la racionalidad. Este llamado no implica cobardía ni temor. Sólo un llamado a la responsabilidad y evitar más derramamiento de sangre y pérdida de vidas humanas, todas importantes. El gobierno, el estado todo, las instituciones deben funcionar para proteger al pueblo de la violencia criminal que se pretende instaurar de nuevo en Venezuela.

Este 19 de abril se pondrá a prueba una vez más la democracia en nuestra Patria. Se realizarán concentraciones y movilizaciones masivas. Esperamos que no haya acciones violentas que lamentar. Sólo en paz y con respeto a los demás podemos superar los conflictos que podamos tener.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1093 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: