El iconoclasta rompiendo mitos. Venta, condicionada y delictual

La nueva venezolana o el nuevo venezolano, deben emerger de un cambio total, radical, para ser definitivamente libres y soberanos, y no depender; de prácticas, normas, costumbres o imposiciones de la cultura capitalista. Es claro que cualquier análisis, que hagamos, para producir una respuesta a la agresión económica y comercial de la derecha fascista, basada en los lineamientos de la cultura capitalista, siempre desembocará, en acontecimientos que resultarán favoreciendo a los capitalistas, tal es el grado de dominio, que ejercen contra las clases populares en todos los aspectos.

El control de precios es un mito que maneja el capitalismo ladinamente, para endilgarle al estado todos los problemas que genera su aplicación. Dicha matriz o infundio es usada por los mercachifles y economistas, para engañar y robar al pueblo. Esta estratagema, logra fijar en la mente de un sector de la población, la aberrada percepción, que el Gobierno es el culpable de la distorsión de la economía del país. Así mismo, ésta errática actitud inducida en la gente, la hace cómplice de sus agresores, y hace que los economistas, luego de muchos años de entrenamiento, terminen como autores materiales del robo perpetrado contra el pueblo. Los autores intelectuales en este delito, son los brutales mercachifles. Quien sí ejerce control de precios, es el mercachifle, aun cuando, le endilga el delito a su alter ego, el mercado. Todos sabemos que el mercado es una cosa virtual, que ni piensa ni, ni siente ni padece, simplemente, jode movido por cuerdas.

Ilustremos lo dicho con este ejemplo: Cuando un mercachifle te muestra la posibilidad de comprar o adquirir algún artículo, que él tiene en el estante o mostrador, -mercancía que tú necesitas con urgencia- a un precio 5 veces o más del valor de compra, además de ello, el mercachifle, te condiciona la compra del objeto al decirte "Cómpralo hoy, porque mañana aumentará el precio. Hasta este momento el mercachifle, te ha mentido y engañado. Además, ya asume que el dinero que tienes, o no tienes en tu cartera es suyo, en pocas palabras, te está atracando. Aquí, ya, tú has sopesado, con los pocos datos que manejas, verdaderos o no, que estás obligado a comprar, ese producto sea como sea. Porque es tú responsabilidad. El insensible mercachifle, no tiene ninguna "culpa" en la escasez ni en la subida de precios, él solo es un "bondadoso señor", que invierte dinero y esfuerzo para poner la mercancía a tu alcance.

Lo cierto es, que tú, no argumentas, porque no te has informado, qué es la patria, tampoco sabes cómo funciona el Estado nacional, cómo se rige, no conoces las leyes que rigen la economía. En suma, sólo conoces lo que te informan los medios de comunicación del sistema capitalista depredador y hegemónico, a lo cual contribuye el tradicional chismorreo bien aprovechado, por la derecha, para sembrar en tu intelecto, que la culpa de todo malo que te sucede, es del Presidente Nicolás Maduro.

A esta altura de tú gestión de procura del producto o mercancía necesaria, te podríamos decir: "Ya caíste pajarito, te montaron en la olla". Pero, no te lo vamos decir. Porque al hacerlo, ello nos convertiría en cómplice de quiénes te agreden. Ya la acuciante necesidad de la mercancía en cuestión, desborda tu paciencia, y no tienes ganas, ni material en tú archivo de argumentos, para discutir con el mercachifle. Y la verdad de la vida -eso, que algunos llaman "realidad", que de real no tiene nada, porque, aquí no hay realeza ni monarquía- te empuja a comprar. Estás acorralado, porque además, la fuerza de la costumbre de aceptar que vivimos en un mundo al revés, ha colocado al mercachifle en la jerarquía de Dios. Reúne las mismas condiciones: tiene billete, tiene negocios, tiene "sabiduría" y pone y aumenta los precios cuando le dé la gana.

Finalmente, tú, lleno de agradecimiento al mercachifle, te dejas robar, justificando tu permisibilidad, con el hecho de haberte "sacrificado" por el bien de tu familia, aderezado con esa prédica religiosa, que te consuela: "Bienaventurados los que sufren, porque de ellos será el reino de los cielos (otra vez la realeza)…Seguro que también ignoras que el "malaventurado" mercachifle, como todo rico, se sacrifica por ti en este mundo, soportando la "vergonzosa" acumulación de bienes, y deglutiendo el bienestar social a riesgo de engordar mucho y no poder entrar al reino de los cielo (Realeza, otra vez.)

Bien, pero es bueno que despiertes y te involucres en la verdad de la vida. Buena vías para ello existen: el estudio e internalización de la Constitución nacional de la República bolivariana de Venezuela, háganlo en familia; Conocer la Historia de tu patria; Mantenerte informado de buena fuente, de cómo funciona el país, en lo interno y externo; Conocer de economía, saber qué y cómo se determina el precio justo de todo lo que se mercadea, saber por qué se mercadea todo lo que el humano necesita; Conocer cómo se calculan los precios, saber porque esos precios en Venezuela suben cada semana, o cada vez que tú vas a comprar. Para ello, la República bolivariana de Venezuela; ha alfabetizado a los analfabetas que habían, ha creado misiones destinadas a impartir todo tipo de conocimiento útil, provechoso y dignificante para el pueblo, ha editado millones de textos, ha facilitado el acceso a nuevas tecnologías informáticas y comunicacionales, gratuitas y de calidad, para incrementar y afianzar el conocimiento y el usufructúo del mismo. Ha creado herramientas e instrumentos legales para formar un marco jurídico – nueve leyes del poder Popular- para crear y desarrollar el Poder Popular, que definitivamente establezca en la psiquis del Venezolano, su identidad con la patria, y el conocimiento absoluto, que tú eres el dueño de tu país y tu destino

¡Independencia y patria socialista y soberana!

! Chávez vive!

¡La Patria sigue!

¡Viviremos y venceremos!

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 834 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a242865.htmlCd0NV CAC = Y co = US