Marea Socialista, la corrupción, la democracia burguesa y la lógica del capital

La corrupción, amigos de la Marea Socialista, no es la causa de los males de nuestra sociedad, es consecuencia de la lógica del capitalismo ¿Ustedes creen que si los males de la sociedad se pudieran atacar con el Flix de la represión, con la cárcel, con las sanciones judiciales actuales, con el orden burgués, no se hubiera hecho ya la revolución socialista? ¡Desde cuando!

El modelo perfecto es Dinamarca, o Suecia, o la Inglaterra (anterior a la Thacher). Esos Estados burgueses dieron por algún tiempo "orden" a la sociedad haciéndola para el individuo algo muy "amable", donde no había basura en las calles, ni borrachos orinando en la vía pública; ningún delito quedaba fuera de su sanción correspondiente cunado se sucedían, y quizá la corrupción fue reducida a los límites donde el ciudadano común nunca notaría sus efectos.

Pero, hoy no es así. Por el resultado de muchos años de estabilidad quizá quede aún algo de ese "socialismo", como lo llamaron alguna vez. Pero vayan hoy a Inglaterra y pregunten cómo y de qué vive un migrante, pregunten si se notan o no los efectos de la corrupción en la calle, si se ven los excesos de la policía, si hay borrachos en las calles, si hay pobres y mal vivientes, busquen estadísticas.

El problema es mucho más serio y merece soluciones más serias y más compromiso. La corrupción emerge del capitalismo siempre, por más amable que parezca éste. Solo es cuestión de tiempo y de niveles de codicia versus los niveles de escasez: mientras más codicia hay más concentración del capital, y mientras más escaseen las fuentes de riquezas este ciclo se exacerba; más se fragmenta la sociedad y se descompone. Todo el mundo, bajo un Estado hecho a la medida de las demandas del más poderoso y codicioso, se enfrenta a una pelea con su hermano por alcanzar riqueza y poder, de forma egoísta, delirante, irracional, bajo la lógica del capital.

Señores de Marea Socialista, no es la corrupción, es la economía capitalista, es la lógica del capital.

La corrupción raya al gobierno de Maduro por pretender este acabar con la corrupción con discursitos hueros sin atreverse a cambiar el modelo capitalista de producción y su lógica, y por trabajar con sus mismas leyes y desde su mismo espacio.

La lógica del capital es fría. Se basa en el egoísmo y la indiferencia humanos. También se basa en el deprecio por el trabajo y el esfuerzo físico y por los que trabajan para vivir. La lógica del capital es profundamente deshumanizante y de espíritu miserable. La lógica del capital no respeta nada que valga la pena de ser explotado, desde las conciencias, la pornografía infantil hasta la selva amazónica, la salud, la educación, la ignorancia, el amor y la guerra, los más sagrados sentimientos y creencias. La lógica del capital es la lógica de la máxima ganancia. Ahí no vale esa cosa ridícula del Ganar-Ganar dentro de las partes de un conflicto. Las negociaciones se hacen solo si el más rico es el único que gana, cuando "negociar" les resulta más redituable que invadir o exterminar. En su lógica los niños abandonados no cuentan, las mujeres embarazadas, los minusválidos ¡menos!, no cuentan las quejas ni los lamentos. Para la lógica del capital lo único que cuenta es la ganancia y cuidarse de las revoluciones socialistas verdaderas.

Por otra parte, señores de Marea Socialista, el problema de Maduro y el problema de ustedes es muy similar. Y es que vagan sin control en el duro mar del Estado burgués. Muchas veces se encuentran, se tropiezan y se dan la mano mientras siguen a la deriva dando tumbos. El cambio de personas por otras sin cambiar el Estado burgués no hace al socialismo. Cambiar a Maduro por otro no hace la diferencia. Lo dijo Fabricio desengañado de la democracia burguesa en su carta de renuncia al Congreso de la República:

"Mas, ahora estamos convencidos que todo lo ocurrido, que el nuevo fracaso, no fue sino el resultado de las grandes contradicciones económicas y sociales que se agitan en nuestra sociedad, que pugnan dentro de un sistema político como el nuestro. No podía esperarse otra cosa sino se había hecho otra cosa que cambiar los hombres del gobierno. El 23 de enero hubo solo esto: un cambio de nombres. La oligarquía explotadora, los servidores del imperialismo buscaron acomodo inmediato en el nuevo gobierno. El poder político había quedado en manos de los mismos intereses y los instrumentos de ese poder seguían bajo la responsabilidad de las mismas clases".

Esto ustedes lo leen pero lo miran como quien mira al Sol de frente y se encandila con su luz, quedan ciegos y perplejos. Encandilado de sus palabras se perturban ante su significado. Pero lo mismo que dice Fabricio lo podemos leer en Lenin, si el problema teórico del asunto no ha quedado claro; si acaso son ustedes estudioso socialistas de la historia y del pensamiento revolucionario entonces refresquen sus conocimientos teóricos, dice Lenin:

"La república democrática es la mejor envoltura de que puede servirse el capitalismo; y, por lo tanto, el capital, al dominar esta envoltura, cimienta su poder de un modo seguro, tan firme que no lo conmueve ningún cambio de personas ni de instituciones, ni de partidos dentro de la república democrática burguesa"

Lo que falta, y perdonen la grosería, es hacerles un dibujito para que entienda que dentro de la democracia burguesa no existe revolución socialista posible. Estamos montados sobre el lomo de un tigre (parafraseando a Nietzsche) y este tigre es la revolución socialista. Robinson no nos va a resolver el problema teórico, que el gobierno insiste en pasar por debajo de la mesa, solo porque nosotros somos "nuestroamericanos" y fieles al Chávez que nos da la gana o al que se ajusta a nuestras limitaciones personales, intelectuales y físicas. Para comprender lo que pasa, ¡¡la crisis!!, hay que volver los pasos hasta Marx y Lenin, hasta Rosa Luxemburgo, el Che, Fidel y el mismo Chávez, desaparecido en acción como teórico de nuestra revolución; justo cuando falsificaron el Plan de la Patria y se lo enterró de manera definitiva.

Pero lo mismo vale para ustedes la crítica, señores de la Marea Socialista, quienes se agrupan sobre una unidad impenetrable, superficial, sin teoría, sin ideología y sí con mucho resentimiento; que otorgan un valor negativa casi mágico a la Corrupción, sin saber exactamente como emerge y se reproduce, cuál es su efecto apestivo. Y al mismo tiempo flotando sin rumbo claro en el salvavidas de las leyes burguesas.

Como toda peste al corrupción ataca a los sistemas menos inmunes, más débiles, más vulnerables, y ese es el trabajo de zapa que hace el capitalismo dentro de toda la sociedad, el de minar las defensas morales, espirituales e ideológicas hasta la estupidez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 617 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a242586.htmlCd0NV CAC = Y co = US