Maduro: El hombre del año

I

Mucha gente, dentro del chavismo, pensó que Hugo Chávez se había equivocado al designar a Nicolás Maduro como su sucesor. Yo me encuentro entre ese conglomerado de incrédulos. Hoy día regojo, sin arrepentimiento lastimero, mis palabras que plasmé en algunos artículos, aparecidos en Aporrea. Hoy me quito el sombrero ante Nicolás Maduro. Desde que ganó la presidencia no ha habido un solo día en que no esté enfrentado a los ataques de la derecha que, en vano, ha tratado de derrotarlo. Las redes sociales fueron testigos de los ataques virulentos al presidente Maduro por su lenguaje. Por sus palabras apuradas. Por su manera de hablar en la televisión o ante una concentración de sus fans. Se le etiquetó como nunca se ha hecho con presidente alguno. Se dudó de su nacionalidad, y se le espoleo dentro y fuera del país. Soportó guarimbas. Soportó marchas violentas. Soportó insultos e intentonas de golpe desde el propio seno de la Asamblea Nacional. Soportó la más cruenta guerra económica que hemos conocido. Pero Maduro, cada día no sólo asimilaba los ataques, sino que iba madurando y, a la par dándole duro a sus adversarios de la derecha, mientras llamaba a la dirigencia de la MUD a dialogar, como única salida para salir de la crisis.

II

"La solución es el diálogo", sostuvo desde que asumió la presidencia Nicolás Maduro. Mientras que la derecha se negaba a dialogar. Por el contrario, buscaron apoyo en la derecha internacional para mal poner al gobierno revolucionario. Subestimaron, una vez más a Maduro. Las agresiones llegaron de un lado y otro. En un tono alto por parte de los radicales y en un tono bajo por la dirigencia de la MUD. Hasta que el presidente tomó una iniciativa magistral a nivel internacional. Llamó a los expresidentes Jorge Luis Rodríguez Zapatero de España, a Leonel Fernández, de la República Dominicana y a Martín Torrijos de Panamá, para que tomaran la batuta e motivaran a la derecha para que se sentara en una mesa de diálogo. No obstante, la derecha interna y externa arreciaron los ataques contra Maduro. Él, por su parte, conocedor del escenario internacional se abocó a un viaje de contactos con el mundo petrolero, con el objetivo de lograr mejores precios para nuestro petróleo, a la par que sostuvo importantes conversaciones con el Papa y con el nuevo presidente de la ONU, Antonio Gutierres, en Portugal. Esas intensas conversaciones personales, y contactos a nivel telefónico dieron su fruto. La derecha, a regañadientes aceptó sentarse en la mesa de diálogo, con la presencia de un enviado del Papa Francisco, junto a los tres expresidentes Zapatero, Torrijos y Fernández.

III

Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, terminó felizmente su Postgrado de Estadista. El hombre se creció en las chiquitas y agigantó su estatura de Jefe de Estado. No sólo hizo que la derecha se sentará a dialogar, sino que logró aislar a los radicales de Voluntad Popular y el grupúsculo que comanda la señora María Corina Machado, conocida como María Violencia. Contra viento y marea enarboló la bandera de la paz y el diálogo, arrinconando a la dirigencia de la derecha, hasta que no les quedó más remedio que sentarse a dialogar, después que amenazaron con marchar hacia Miraflores y entregarle a Maduro la carta de despido para que cogiera sus macundales y se fuera para Cuba. Amenazaron con marchas interminables, hasta lograr la "salida", pero todo quedó en buche y pluma no más. Por algo la gente en Miami no cree en la MUD y en los patarucos que la dirigen. Internamente, cada día, hay más confusión e incertidumbre en los partidarios de la MUD, y su rosario de partidos. Por eso, y por mucho más, Nicolás Maduro Moros, se convierte en el personaje de la política nacional con más punch para enfrentar a sus adversarios, y no cabe duda de que es el "Hombre del Año". Por su aguante. Por su sapiencia política. Por su crecimiento personal. Por su constancia. Por su coraje y por defender el legado de Hugo Chávez con sólida fortaleza… ¡No dejó para más nadie!

NOTA: Agradezco las palabras de afecto por parte de varios lectores de mis artículos, dado un cáncer que me afecta y ha hecho metástasis en mi columna lumbar. En la medida que mi salud me lo permita, escribiré. Gracias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2846 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a237073.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO