El Club de los Sin Camisa

A los oportunistas de nuevo cuño

"... trescientos años de calma, ¿no bastan?"
Simón Bolívar. 3 de Julio de 1811

El reconocimiento es una operación que tiene por objeto recoger y transmitir informes sobre el terreno y la situación y movimientos del enemigo. Nuestro pueblo reconoció que existen 9.995 firmas de personas fallecidas y eso es fraude, por eso nuestro gobierno tiene el deber moral de identificar los responsables de ese fraude, tiene la obligación constitucional de aplicar las leyes y por lo tanto, ejecutar las sanciones penales a los responsables. Un sector de la oposición, claramente identificado, sufre de fiebre recurrente que es una enfermedad infecciosa, se contagia y hay que aplicarle la ley antes que infecte al cuerpo de la nación, esto es reconocimiento y la aplicación de los correctivos, es identificar al fraude y es lo que debemos recomendar como medicina: la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para que vuelvan al redil de las leyes que se ha dado el pueblo.

Los oportunistas confunden el reconocimiento y el respeto por dos cosas: ignorancia política del momento, del escenario estratégico o por conveniencia e interés personal para mantener sus privilegios en detrimento de la nación. Por eso, las poses antiimperialistas, anticapitalistas se convierten en frases huecas y necias sino se mantiene una actitud firme y serena.

Los oportunistas de nuevo cuño que se mimetizan en nuestro proceso bolivariano, no sabiendo que su oportunismo vulgar facilitan e invitan una intervención militar norteamericana y una violacion a nuestro marco jurídico que se lo dio el pueblo, el constituyente originario. A éstos oportunistas que abandonan su clase, les decimos que reconocer el enemigo, es identificarlo, el reconocimiento no es aceptación; por eso, desde que se descubrió la aviación de caza, los pilotos cuando derriban un avión, lo siguen en su caída para verificar que el piloto adversario se lanzara en paracaídas en un gesto de "caballerosidad", sin dejar de dispararle a los aviones enemigos.

Ser cortés es también ser coherente.

El diálogo es democracia.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 953 veces.



Nelson Escobar

Maestro Ambulante. Diputado a la Asamblea Nacional por el circuito #3 del estado Portuguesa. www.Nelsonescobar.psuv.org.ve

 Bigotebrocha1@gmail.com      @NelsonEsc

Visite el perfil de Nelson Escobar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas