Marea, una vía alterna a la polarización

La polarización política en Venezuela, pretende obligarnos a ver la realidad en blanco y negro. En este sentido, hemos afirmado que la actual polarización es una imagen especular. Donde lo que está a la derecha, en un espejo se ve a la izquierda pero la imagen es idéntica. Sin embargo, donde la polarización se hace más evidente, es en la incapacidad que tienen los actores polarizados para lograr acuerdos mínimos en las explicaciones sobre lo que está ocurriendo.

Una alternativa a la polarización, no solo es posible sino necesaria. Desde Marea Cedeño hemos planteado transitar una vía alterna a la polarización. En este sentido, es necesario construir una agenda política y un orden del día distintos a los impuestos por los actores polarizartes. Desde MS se ha planteado un "multidialogo" lo que nos parece acertado. Sin embargo, esta propuesta no ha trascendido en la opinión pública. Precisamente, por ser una de las banderas de uno de los actores en disputa. Aunque, coincidimos que un dialogo diverso y plural es necesario más allá de la polarización. Hemos planteado un debate en torno a la identidad de MS y la necesidad de construir un perfil propio. Planteamos una visión plural y transversal, en contravía de un sector que ha planteado más vertical y heredado precisamente de la izquierda tradicional. Apelamos a la transversalidad ideológica, para superar el eje izquierda-derecha.

Más allá de la identidad propia que debe construir la nueva alternativa, es necesario la construcción de una organización con democracia interna. Condición no suficiente para el éxito pero si necesaria para conjurar un descarrilamiento futuro. Además, de fomentar una cultura de participación y protagonismo, que trascienda a la representatividad que tanto daño nos ha causado en el pasado y que conduce irremediablemente a la burocratización. Igualmente, la construcción de una nueva narrativa consistente con la realidad que padecemos, la elección de dos o tres voceros para comunicar, así como, coordinar espacios para la difusión del mensaje. De igual modo, es pertinente una reflexión estratégica permanente que transcienda al debate coyuntural e inmediatismo de lo táctico. El fin del ciclo latinoamericano, obliga a avizorar el horizonte. Una mirada de largo alcance, es precisamente lo que hará falta en el presente futuro para relacionarse con el nuevo sujeto social que esta surgiendo.

Estos son algunos de los retos para la nueva alternativa cuyo existo no solo se medirá en los resultados electorales sino en su capacidad de posicionar en la opinión publica debates alternos a la polarización. Con ellos, la participación en las elecciones con tarjeta propia, sería el comienzo de las victorias en la opinión pública.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 979 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas