Los PSUV-ADECOS Violentan democracia en Municipio Caroní

En un conciliábulo realizado el martes 11 de octubre, un grupo de desadaptados políticos y autonombrados como de dirección política nacional y regional del PSUV y dirigentes medios y concejales del municipio Caroní afecto a la tolda roja, cometieron un acto que se puede catalogar como un irrespeto a la Constitución y un golpe municipal. No podemos decir que esa decisión fue por desconocimientos de las leyes o la Constitución, ellos violentaron toda norma jurídica y legal designados alcaldes y se burlaron del pueblo y la militancia. Desde la salida de José Ramón López, que también fue forzado a renunciar y preso ya por un año y con un procedimiento judicial por presuntos hechos de corrupción, muchos de los seguidores de López acusan al gobernador Rangel Gómez de haber montado esta olla, para lograr la salida del alcalde electo, cuya presencia en Caroní le resultaba incomoda a sus planes electorales y económicos. La dirigencia del PSUV viene constantemente cometiendo abusos y atropellos contra sectores de su propio partido y contra dirigentes de oposición, pero responsable también es la pasividad de la militancia que ha permitido todos estos actos de traiciones, violaciones de leyes e irrespeto a la soberanía popular, entonces la militancia ante su silencio, sumisión y obediencia debida se convierta en cómplices de las arbitrariedades de sus amos. Del TSJ y del Ministerio Publico, mejor ni opinar, son poderes afectos y obedientes del Poder ejecutivo, no tienen autonomía ni independencia y son utilizados para reprimir la protesta y de disidencia política.

La decisión de nombrar Alcalde a Tito Oviedo fue aprobada el martes en la noche y validada con la presencia de las lumbreras de Pedro Carreño, Darío Vivas, Héctor Rodríguez y Freddy Bernal avalaron este adefesio político y un golpe municipal. Que es una pinta más para el partido más antidemocrático en la historia de Venezuela superando a los adecos. Pero la ilegalidad tenía que tener una bribonada bien montada, y es así como la Cámara Municipal avala legalmente la designación de Tito Oviedo, al nombrarlo como Coordinador General de la Alcaldía del municipio Caroní, estado Bolívar, como alcalde interino, ante la salida de Eriberto Aguilera como primera autoridad municipal encargado, siguiendo lo establecido en el artículo 87 de la Ley Orgánica del Poder Público Municipal, el cual establece que ante una ausencia temporal, la cámara designa a un directivo de alto nivel.

En la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. El artículo 5° es muy claro cuando establece que la soberanía reside en el pueblo; quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos. Es decir, es el derecho de la voluntad del pueblo y no en las estructura de poder, sean política y jurídica, en otras palabras no pueden las estructuras políticas o del estado pasar por encima del soberano violentando la Constitución y el estado de Derecho.

Lo que cometieron el martes la dirigencia del PSUV, consecuencial es un acto espurio e ilegitimo, en lo que respecta a Tito Oviedo, nombrado alcalde por los patronos y amos del estado Bolívar, él es responsable penalmente, civil y administrativamente por usurpar las funciones de Alcalde, por ser este un cargo de elección popular. La violación de la Carta Magna y Ley Orgánica del Poder Público Municipal, del tal manera lo acontecido ayer es un hecho grave, donde la traición, la soberbia y la prepotencia de una dirigencia y de un partido en decadencia ha golpeado nuevamente la voluntad del soberano, demostrando que no respetan y no tienen escrúpulos para tomar decisiones que afectan a la militancia y debilitan al decaído partido PSUV, poco ya interesas los procesos electorales cuando se toman decisiones que atentan contra la democracia y las leyes.

El llamado es para la militancia del PSUV y los obedientes y sumisos del mal llamado Gran Polo Patriótico, es hora de rebelarse contra "la banda de los Siete" que impone lineamientos errados irrespetando los postulados de Chávez, lo único que interesa a ellos es que la militancia obedezca ciegamente de una manera disciplinada y sumisa, los defienda para mantener el poder y seguir disfrutando de las prebendas económicas y personales y engañan constantemente a la militancia con el cuento de revolución y socialista, cuando ellos disfrutan y no padecen la escasez, el desabastecimiento, la inseguridad y la falta de alimentos y medicinas.

La militancia no puede seguir participando en esta sociedad de cómplices y seguir siendo utilizados como distribuidores de alimentos que solo alcanza a suplir ni un 10 por ciento de la población, la distribución de las bolsas del CLAP es trabajar para las presuntas mafias militares que son responsables de la importación de alimentos. Del PSUV no se puede esperar más, ha degenerado en una mala copia de AD, que viven sus estertores finales. El llamado es preciso, hay que construir vías políticas, donde estén representados los hombres y mujeres progresistas, con formación critica, que no permita imposiciones, una organización donde la democracia sea el norte y que se respete el pensamiento y la crítica de cada militante y donde impere el respeto y el debate constructivo.

jlrlinares@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2125 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: