¿Océanos sanos, planeta sano?

Ese lema de la ONU (1) para celebrar el Día Mundial de los Océanos, el 8 de junio de 2016, se hace difícil cumplirlo; puesto que, una de las causas de las enfermedades de los océanos se debe a la contaminación de los ríos que desembocan en ellos, producto de las diversas actividades humanas que se realizan, sin control, en las cuencas hidrográficas ubicadas en los cinco continentes.

La minería es una de esas actividades más degradantes que se llevan a cabo en las cuencas. Un ejemplo, el gran deterioro del Océano Atlántico por la contaminación del río Doce; ocurrida ésta, por la ruptura de diques de contención de depósitos de agua con residuos minerales, cianuro, arena, arcilla y metales pesados (Al, Fe, Mg, Hg, …) ubicados en la cuenca del citado río, en los Estados de Espíritu Santo y Minas Gerais al sureste de Brasil; dicho evento sucedió el 5/11/15 y anegó a 7 poblados. (2)

Ante ese antecedente, debemos estar alerta para el caso de la implantación del Arco Minero del Orinoco (AMO) (Decreto 2.248, Gaceta Oficial 40.855 del 24/2/16) en el Estado Bolívar, al tomar en cuenta los siguientes aspectos:

.-La explotación de una variedad de minerales metálicos (oro, coltan, tierras raras, cobre, hierro, zinc, níquel, bauxita, …) y no metálicos (diamante, dolomita, carbón, granito, grava, granzón, arenas silíceas, arcilla, feldespato, caolín, arcilla, cal, yeso, …).

.-La extensión de la región a intervenir que comprende el 12,4% del país y el 47,7% (casi la mitad) de ese estado.

.-La incorporación de 150 empresas nacionales e internacionales (35 países).

.-Recuperación del oro por lixiviación con cianuro y amalgamación con mercurio.

.-Extracción de los minerales para conversión de divisa.

Con esos datos, se infiere lo intenso y extenso de las intervenciones de las cuencas que van a ocurrir con esa megaminería; lo que implica el desarraigo de alrededor de 12 etnias, eliminar ecosistemas, remover toneladas de suelos y rocas, usar grandes volúmenes de agua, descargar vertidos líquidos y disponer residuos sólidos en los cuerpos de agua; cuyo deterioro se agravará, si no se va a contar con medidas para evitar, reducir o eliminar los daños ambientales.

Se recalca que los vertidos líquidos con muchas trazas de esos minerales pueden quedar suspendidos y disueltos en los ríos de la red hidrográfica existente en esa región que van a tener como sumidero el Océano Atlántico; es decir que los ríos Cuchivero, Caura, Aro y Caroní, principales ríos tributarios en la margen derecha del río Orinoco, aportan esos contaminantes a él, los cuales lo transporta y distribuye en su Delta hasta ser introducidos en el Océano Atlántico, inclusive en el Golfo de Paria; asimismo ocurrirá con el río Cuyuní cuando sus aguas fluyan al río Esequibo y éste desemboque en el citado océano. Lo anterior, lo mas probable que esté ocurriendo en menor magnitud con la minería que se ha venido desarrollando en esa zona.

1. http://www.un.org/es/events/oceansday/

2. https://actualidad.rt.com/actualidad/192484-catastrofe-natural-amenaza-brasil-lodo

3. https://www.youtube.com/watch?v=4150SXVKxn0&feature=related "Videoclip: YA BASTA de minería a cielo abierto".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1102 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas