Análisis Abierto

Diputado Florido; la Carta Democrática no se va a invocar

Al ver como el Diputado Luís Florido hace esfuerzo sobrehumano para lograr una salida violenta de la Revolución Bolivariana por cualquier medio, me traslado en la imaginación de aquella serie animada donde el coyote intenta repetidamente comerse al correcaminos y tiene como resultado la reincidencia en el fracaso. Creo que el Diputado en su desesperación de salir del Gobierno Chavista no visualiza los errores inexcusable que le trae su propia ineptitud; porque primero, incita a activar un referendo revocatorio que no se hará este año debido a que es imposible, mintiéndole a su partidarios; también es copartícipe de la llamada "La Salida", estimulando a las guarimbas; y ahora, solicita de manera usurpadora, al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que active la Carta Democrática Interamericana (CDI).

Sobre este tema, también fue desarrollado en un escrito de mi autoría a través del siguiente enlace: http://www.aporrea.org/tiburon/a228165.html

Diputado Florido, sobre la solicitud le recomendaré que tanga a su disposición 3 herramientas fundamentales: la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; la Carta Democrática Interamericana, la Carta de la Organización de los Estados Americanos y el Reglamento del Concejo Permanente. A su vez, le recomiendo tener a disposición una buena taza con Té de Moringa para que su entendimiento no logre desvanecerse como acostumbra hacerlo. Para ello, debo exponerle tres elementos esenciales para explicarle que la Carta Democrática que Usted solicitó será imposible que se le active a Venezuela:

Primero: Diputado Florido, creo que Usted se tomó muy serio eso de ser el Presidente de la Comisión de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional; porque Usted se imaginó que sería una especie de Súper Canciller con poderes imperiosos plenipotenciario; sin darse cuenta que sus atribuciones sólo están limitadas para "estudiar" todos los asuntos relacionados con los procesos de integración que adelante el país, las relaciones con otros estados, organismos internacionales y demás entidades de derecho público internacional; así como lo relativo a tratados, convenios y demás materias afines; tal como lo contempla el Reglamento de Interior y Debate de la Asamblea Nacional en su Artículo 41 numeral 2. Ahora bien, si uno de sus objetivos es la integración ¿Por qué busca la intervención de naciones extranjera? ¿Será que Usted no supo interpretar el concepto de integración en nuestra CRBV?

Le recuerdo Diputado que, la Constitución en la máxima norma fundamental que rige nuestro sistema político para definir el régimen de los derechos y libertades; a su vez, tendrán el mismo rango constitucional, aquellos tratados internacionales suscritos y ratificados por el Poder Ejecutivo; pues, Usted usurpa al ente ejecutivo cuando solicita invocar una Carta que le corresponde hacer al Presidente de la República por ser éste el ejecutor de las políticas internacionales; así como lo indica el Artículo 154 de la CRBV; ya que sólo la Asamblea Nacional aprueba los tratados, pero es el Poder Ejecutivo quien lo ratifica y ejecuta.

Segundo: Diputado Florido; creo que Usted se volvió una especie de tonto útil al dejarse convencer por el Secretario General de la OEA, Luís Almagro y el Presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Henry Ramos Allup; que solicitara formalmente invocar la Carta Democrática contra Venezuela; ya que dicha solicitud no sólo trae vicios de nulidad absoluta por nacer de una irregularidad; sino que también se interpuso de manera usurpada y forzada; contraviniendo el mismo Artículo 20 que usaron como basamento legal; estos porque la solicitud de invocar la Carta le corresponde aquellos casos donde un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático; es entonces cuando puede ser solicitada por cualquier Estado Miembro o el Secretario General y posteriormente, se debe solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente.

A decir: Un "Estado Miembro", es aquella Nación que haya suscrito y ratificado la Carta de la Organización de los Estados Americanos, como lo establece el Capítulo III sobre los Miembros de la Carta ejusdem; instrumento jurídicos rector de la OEA. Usted Diputado Florido, actuó en carácter de representante del Poder Legislativo Nacional solicitar que se invoque una Carta Democrática careciendo de la representación de una Estado Miembro.

Tercero: una vez consumado su solicitud con vicios de nulidad absoluta, Diputado Florido; debe el Secretario General de la OEA realizar un informe pormenorizado para convocar y presentarlo ante el Consejo Permanente. Hay que recordarle a la Revolución que este Consejo es un órgano que depende directamente de la Asamblea General de la OEA y tienen la competencia que le asignan la Carta y su Reglamento; aunque su Presidencia se encuentra bajo la tutela de Argentina ésta debe rotarse cada tres meses - el próximo será el 1ro de Julio-. Sin embargo, las sesiones ordinarias y extraordinarias del Consejo Permanente no se realizan a espalda de los Estado Miembros, ya que se debe garantizar la representación de cada miembro en dicha sesiones; no obstante, se debe tener muchos cuidado cuando se eligen a los integrantes de las Comisiones, Sub Comisiones y Grupos de Trabajo dentro del Consejo Permanente; porque ahí se pueden generar informes o estudios infundados que perjudicarían a cualquier Estado Miembro.

Diputado Florido; ya que aprovechó las dadivas de sus viáticos, le recomiendo no crearle ese tipo de gastos a la Nación para consignar documentos írritos, inoficiosos e impertinentes en organismos internacionales; ya que ha demostrado ser ineficaz con la política exterior cuando intenta invocar la Carta Democrática contra Venezuela. Es posible que a estas altura al Sr. Luís Almagro le haya vuelto un milímetro de cordura neurálgica, para alertarse asimismo que el informe que debe presentar ante el Consejo Permanente tiene motivación insustancial que se encuentra en un laberinto sin salida; porque de imponer un argumento infundado, seguramente no logrará la mayoría absoluta del Consejo Permanente como lo indica el Reglamento del Consejo en su Artículo 57.

Por otro lado, Diputado Florido, de forzar al Consejo Permanente a disponer la realización de gestiones diplomáticas en Venezuela - incluyendo los buenos oficios - para promover la normalización de la institucionalidad democrática que la MUD ha intentado hacer creer a la comunidad internacional; apostaría que no tendrían buenos frutos, porque Venezuela no aceptaría una Comisión que nació de la irregularidad que venga a imponer un orden que jamás se ha alterado. Y si ésta misma Comisión diplomática a través del Concejo Permanente se atreviera a fraguar un informe donde solicite convocar a la Asamblea General a que adopte decisiones para imponer la Carta Democrática, se estrellarán con los dos tercios (2/3) de los países soberanos y valientes que necesitan para poder imponer su capricho de desmantelar la Revolución Bolivariana.

En conclusión Diputado Florido, no es fácil invocar la Carta Democrática cuando te encuentras con Estados Miembros de la OEA que han despertado ante hechizo de la Doctrina Monroe; y mucho menos cuando el Comandante Supremo HUGO CHÁVEZ se volvió Pueblo latinoamericano. Mientras tanto, es imposible que dicha Carta se invoque.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2891 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a228534.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO