Activados por la defensa de la vida, la democracia y la patria soberana

El viernes 15 salimos a la calle, esquina de Bella Vista con 5 de Julio, un grupo de colectivos y compañeros con hojas volantes y pancartas, muchos acompañados de sus pequeños hijos o sobrinos de distintas edades y sexo. Salimos a decirles al Gobernador del Zulia y al Ministro de Petróleo y Minas y Presidente de Pdvsa que rechazamos la locura decimonónica de abrir una carboléctrica y minas de carbón, y para colmo en tierra de agua, ríos y embalses, de diversidad cultural y biológica; dejando dichos contaminantes planes en el abandono las instalaciones iniciadas del potencial energético más grande del Zulia como es el Parque Eólico de la Guajira.

Este viernes 22 de Abril Día Mundial de la Tierra, mientras otros compañeros eran entrevistados por los micrófonos de la emisora Radio Fe y Alegría de Maracaibo, salimos a defender el río Socuy amenazado por la locura del carbón del Gobernador del Zulia, y de grupos armados de la zona que destruyen ayer con siembra de malanga y hoy con pasto, sus últimos bosques para hacer potreros para que puedan comer así miles de vacas durante su travesía de cuatro días a pie para ser vendidas en dólares en Colombia. Subimos más de 40 personas en un camión 750 a inaugurar dos casas de cultivos, dos viveros con árboles de bosques autóctonos de la zona, frutales, granos y hortalizas, tres motobombas con sus sistemas de riego, tanques plásticos y de cemento, un banco de semillas criollas.

Fuimos atendiendo el llamado y la necesidad de producir agricultura para la autonomía alimentaria de la República Bolivariana de Venezuela y empoderar por nuevos caminos a sectores organizados del pueblo a nuevas formas de luchas, organización y movilización para enfrentar esta guerra imperial de cuarta generación que hoy una vez más amenaza la patria de Guacaipuro, Bolívar, Sabino y Chávez. Nuestra patria. Nuestra patria herida y amenazada por fuerzas imperiales exógenas y endógenas.

Con este hacer colectivo y estas infraestructuras reconstruiremos poco a poco de abajo hacia las altas montañas del río Socuy los corredores biológicos de los monos araguatos, tucanes y guacamayos en un primer momento como expresión de las actividades del impulso del Ecomuseo Comunitario Yalayalamaana asentado por ahora en las comunidades indígenas Wayuu Kasuusain y Wayuumaana asentadas en ambas márgenes del rio antes que sus aguas lleguen al embalse Manuelota. Por esta razón al construir el grupo las paredes de barro de la sala del ecomuseo estamos inaugurándolo y al mismo tiempo uniendo en un acto simbólico y real el arte y la naturaleza, pues son artistas los wayuu que siembran. Siembran y hacen cine tejen, comen, pastorean, hacen música, cantan, bailan, festejan, cuidan los monos, el agua y sus peses, y no permiten que en sus tierras entren a explorar los mineros de Carbozulia y Pdvsa. Arte para la vida cotidiana. Arte, siembra y cuidado a la naturaleza desde la comunidad museo. Museo para la lucha, por la vida y la dignidad.

Pero a pesar de estar viviendo una crisis envolvente, a pesar de los llamados presidenciales de ir al campo, de sembrar para comer y generar agua y protección a las cuenca de los ríos dadores de agua los políticos del gobierno, ni los representantes de sus instituciones nacionales, regionales y municipales asistieron peses a ser invitados con mucho tiempo antes, pese a toda la propaganda y despliegue comunicacional. Sólo fue la Misión Árbol. Viva carajo. Quizás para otro llamado nuestro van.

Sólo el pueblo salva al pueblo. Los políticos van de paso. Por eso nuestro llamado vivo de organizarnos con autonomía popular para la lucha, el trabajo coordinado nacional e internacional, la producción y el combate en defensa de la patria, de nuestra América y la dignidad.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1266 veces.



Sociedad Homo et Natura


Visite el perfil de Sociedad Homo et Natura para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas