11A: Para que no me olvides….

El Cacerolazo de Aristóbulo, con Fe y Alegría. Merentes y Carneiro, y las pancartas de Abrebrecha-UCV…

Busco unas fotos que no encuentro donde deberían estar, luego la escena de un flaquito Nicolás arengando a su pueblo el 13 de Abril, que felizmente nos trajo VTV, me hace recordar otros eventos que con injusticia tienden a pasar bajo la mesa, así nos alejamos del 11 de Abril de 2002. Aristóbulo, Radio Fe y Alegría, Merentes y Carneiro, Radio Perola, Catia-Tv, el pana Simón y nuestras pancartas de Abrebrecha-UCV, por ejemplo. ¡Qué bueno que aporrea nos permite esta oportunidad “para que no me olvides…”

Las pancartas de Abrebrecha-UCV ¡atravesando

la marcha escuálida..!

Aunque las pancartas quizás no tengan el valor estratégico de los otros casos que aquí tocaremos, por ser lo primero cronológicamente, encabeza este relato, ya que para nuestra pequeña historia el 11 de Abril los Abrebrecha-UCV comenzaron el día terminando de pintar dos telas, para más tarde salir de la Federación Campesina, por San Martín, llevando dos pancartas en apoyo al presidente Chávez. En la Baralt tuvieron que abandonar el carro y continuar a pié hacia Miraflores, con la mala suerte que se bajaron del vehículo justo en medio de un pelotón avanzado de la marcha escuálida… quienes se quedaron mirando todo con la boca abierta de incredulidad, no podían creer cómo los nuestros acomodaban las pancartas chavistas sobre sus hombros en medio de un montón de enemigos. Los nuestros tampoco creían lo que estaba pasando, pero no les quedaba otra que avanzar, y el entrompe no pasó de eso, bocas y ojos abiertos, sensación de desconcierto por ambos lados, sin más na’ que lamentar… felizmente.

Una pancarta, con Ortega gordito y desnudito, mirándose hacia abajo, decía que no había tenido éxito con su "paro"… La otra con grandes letras decía que "¡No afloje presidente, el pueblo está presente..!" Luego del Carmonazo de 48 horas, los mismos abrebrechas volvieron a Miraflores en la noche del 13, con una pancarta que decía justo lo que los golpistas creían haber eliminado con su decreto de hace solo unas horas: "¡Viva la República Bolivariana de Venezuela! ¡Viva Chávez!", Esa noche, en tres viajes del carrito de José, llevaron miles y miles de volantes, afiches y autoadhesivas a esa multitud donde había una impresionante mayoría de jóvenes, como nunca hasta entonces lo habíamos visto en el proceso.

Con esa pancarta le dieron la bienvenida al presidente aquella oscura noche, cuando los tres helicópteros que traían a Chávez sobrevolaron Miraflores, encandilando a la multitud con unas luces redondas que los hacían parecer dramáticas naves espaciales acercándose, en una escena que será inolvidable para quienes la vivimos, según nos lo recuerda Marcos Somos Todos (el nuestro), y su pana Jorge.

Un aporte de brocha y pincel, ¡la propaganda revolucionaria!, coño, que no debe olvidarse así los presupuestos nos permitan pagar plotter y gigantografías. Arte, cultura popular, sumado a movilización y acción, esfuerzo que jode, llevando el logotipo de Alí Primera con su cuatro en alto, sostenido por los brazos de Ninoska, de Argenis, del Alex, del Carlos Pérez y de un dirigente campesino que nos encuentra ahí, en aquel instante de jugárselas en la hora de las chiquitas, cuando llegamos al llegadero, venciendo.

El Cacerolazo de Aristóbulo con la "Radio Fe y Alegría."

Hay acciones claves que desencadenan el pa’lante es pa’llá de la Historia. Ese es el caso de la tarde del 12 de abril, cuando terminó la "asunción" de Carmona Estanga… Parecía que el mundo se nos había venido abajo, que todo se había consumado en nuestra contra, que ya no había más na’ que hacer, hasta que en el gris atardecer escuchamos en una radio portátil la inconfundible voz de Aristóbulo Istúriz, llamando al pueblo a un estruendoso cacerolazo, un atronador rechazo a la "toma del poder" que habíamos visto en la tele hacía recién unos minutos.

Y Dios mío, cómo tronó Caracas con ese cacerolazo aquella noche, nunca había escuchado uno igual. Ni en los días cuando el rechazo a Carlos Andrés… ¡Y ESE FUE EL COMIENZO DE LA VUELTA!, el pueblo se dio cuenta de cuál era la verdadera correlación de fuerzas de ese momento histórico, lo vivimos gracias a la convocatoria de Aristóbulo, así como ¡GRACIAS! a la valiente acción de Radio Fe y Alegría que puede haber sido a esas horas el único medio sonoro del lado del pueblo y la Constitución Bolivariana, permitiéndonos sentirnos unidos e informados a pesar del fregado acontecer. Y así hasta que la sacaron del aire.

Merentes y Carneiro comprando gasolina…

y el Simón en Fuerte Tiuna…

Qué bueno que el profesor Nelson Merentes estaba en su casa de las veredas de Coche, o por ahí, y no en el lar paterno, en su querida Naiguatá de la Sardina… porque cuando fue a echarle gasolina al carrito, se encontró en la bomba con el general Carneiro… No sé qué se dijeron, pero me lo imagino, entonces yo cuadro a mi gente en el Fuerte Tiuna, mientras tú mueves a tus vecinos, llevas gente de la comunidad pa’llá… El hecho es que al otro día Fuerte Tiuna hervía por dentro y por fuera, con el general Carneiro arengando a su pueblo con un megáfono, montado en el techo de un carro…

Aunque no fueron los únicos en tener esa idea. Cerca de la medianoche del 12 de abril, me llama Simón, de nuestro colectivo, profesor en Vargas, quien nos habla como bajito, coño, camarada, estoy aquí con cuatro panas del pedagógico en una prevención de Fuerte Tiuna, dime qué te parece o qué se te ocurre que debemos hacer… Le pregunto cómo lo están tratando los soldados y como me dice que "chévere", le digo que se mantenga ahí, a ver pa’ver, y que me llame cada tanto, mientras le cuento de su vivencia a otros cámaras… Pasandito la medianoche, entrando al 13 de abril, me llama otra vez, que sigue ahí, pero que ahora son como veinte personas acompañando a los soldados, que llegaron allí no sé ni cómo… ¡Es que la rueda de la historia se había echado a andar y ya nadie la podría detener..!

Radio Perola y Catia-Tv…

Los detenidos y maltratados en Radio Perola de Carlos Carlés, así como la agresión a Catia-TV, nos dijo por las claras el destino que nos esperaba a los comunicadores populares, a la cultura popular, si nos quedábamos de brazos cruzados ante la naciente dictadura. Y claro que nadie se quedó de brazos cruzados, los que pudieron emitir, emitieron, los que no pudieron, buscaron alternativas, pero los medios comunitarios y alternativos se la jugaron a riesgo de todo en hechos que apurarán el nacimiento de aporrea.org En una radio y en un diario del día trece, se reseña que cuando allanaron a la por entonces vibrante Imprenta Municipal, alguien dijo que después de los detenidos y maltratados allí, irían por cierto taller de diseño que habitaba en la Federación Campesina, y quien lo escucha nos viene a avisar, preocupadísimo… Es decir, que si iban a venir por nosotros, mejor que nosotros fuéramos por ellos…!

Son los recuerdos que no debemos permitir que se olviden, porque son hechos que hicieron la historia de aquel Abril, Abril de la epopeya del presidente Chávez, y nosotros con él, desde entonces y para siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2637 veces.



El Tano Yea

Poeta inurbano, diseñador gráfico. Integró el equipo de comunicaciones de La Moneda cuando el presidente Allende en Chile. En Venezuela, diseñador de los empaques de los productos Casa, que se venden en Mercal. Coordinador de Abrebrecha-UCV. Del Colo-Colo en Chile y del Zamora en Venezuela.

 abrebrechaucv@yahoo.com      @eltanoyea

Visite el perfil de El Tano Yea para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: