Los chavistas quisiéramos defender a Maduro ¿Pero cómo?

Si Maduro es responsable de todas las calamidades que vive el país, entonces será responsable también de todo lo bueno que tenemos. Si así es la cosa debería resultar muy fácil salir a defender su gestión. Sólo bastaría nombrar 10 de sus obras, acciones, ejecuciones o reivindicaciones impecables, imperecederas e históricas realizadas por su gobierno, una por cada dedo de la mano, para callar al adversario o por lo menos para darle puntos a la izquierda por encima de la canalla.

Ahí está precisamente el problema cuando trato de encontrar esos aciertos en la gestión de gobierno de Nicolás Maduro no logro ni siquiera iniciar la cuenta pero uno sigue siendo chavista lo que ya es un sentimiento, una nostalgia y una espiritualidad imborrables. Claro para los políticos profesionales o los profesionales de la política elaborar una lista de diez o cien metas logradas no es ningún problema porque no tienen más que echar mano a la estadística como el prestidigitador al sombrero del mago de donde saltan los números adornados por burócratas en sus cómodos escritorios de planificación y lo demás es pura retórica.

Eso mismo pasaba en la IV República con los gobiernos de AD y Copei donde expertos preparados en las mejores universidades del mundo le presentaban al país un panorama falseado. Hoy como ayer la política gubernamental continúa siendo un instrumento en manos de la burguesía para la acumulación de capital a costa de la explotación del pueblo trabajador. El capitalismo rentista ha sido la política de estado sostenida en la IV y V repúblicas y el estímulo al capital hacia sectores no productivos nos ha llevado a la actual crisis económica que se trata de superar, equivocadamente, con más políticas capitalistas.

Lamentablemente el chavismo crítico no puede competir con los recursos de investigación académica del chavismo burocrático que tiene a su alcance todo el poder de las instituciones del estado para presentar estudios dorándole la píldora al gobierno. Así se encontraba la izquierda también en el año 1977 cuando fue publicado el libro "La Miseria en Venezuela" de Michel Chossudovsky que puso al descubierto, con una metodología científica, las consecuencias sociales de la política engendrada por el capitalismo burocrático, el mismo que le tuerce el cuello a la idea de la revolución bolivariana. Entonces, ayer como hoy, tenemos la realidad palpable de la miseria que emerge inocultable y se repite, por todas partes, ante nuestros ojos.

Cuando intentamos hacer la lista de éxitos que nos ocupa fracasamos rotundamente en nuestro intento y lo que nos sale es lo que enumeramos a continuación:

  1. Seguro Social. Las pensiones están signadas por una injusta desigualdad, cada vez mayor, por las bonificaciones unilaterales al salario mínimo de los trabajadores activos con lo cual se pierde el concepto de homologación gracias a una consideración neoliberal.

  2. Educación. La educación universitaria, tiene el hándicap de haberse engavetado la Ley de Educación Universitaria (LEU) y no haberse hecho nada al respecto para remediarlo. En Básica, Media y Diversificada no puede haber buena educación con maestros muertos de hambre y sueldos miserables además de un currículo acordado con la derecha.

  3. Vivienda. En vivienda se construyó la estructura de cemento y cabilla de un millón de viviendas pero no la conciencia social entre sus beneficiarios para la formación del hombre nuevo. Se sigue la misma política de Pérez Jiménez en la urbanización "23 de enero" y de la IV en Caricuao y El Valle con más desorganización e improvisación.

  4. Salud. La salud continúa siendo en Venezuela un privilegio de las clases dominantes por el abandono y descuido de la red de salud pública. Los consultorios de Barrio Adentro y de los CDI hace mucho tiempo que dejaron de ser un milagro.

  5. Ingreso. El ingreso de las mayorías populares continúa por debajo del costo de la sobrevivencia y el empobrecimiento de la clase media y profesional es cada vez mayor con la devaluación de la moneda y la pérdida del poder adquisitivo.

  6. Internacional. En lo internacional las firmas recogidas para derogar el Decreto de Obama contra Venezuela no lograron su cometido y fueron presentadas publicitariamente por el gobierno como una gran victoria. La crisis mundial del capitalismo y la baja de los precios del petróleo envuelven en un torbellino a la economía neoliberal del gobierno.

  7. Seguridad. La inseguridad está rebasando la capacidad de los organismos militares y policiales a diario retados y acosados por bandas delictivas bien armadas que le disputan sus territorios a los organismos de seguridad.

  8. Valores. La ética socialista no existe en la burocracia gubernamental y en su lugar prevalecen los vicios del capitalismo. La rectitud en la administración pública hace agua por todos lados arrasada por la corrupción.

  9. Soberanía Nacional. El 40% de la soberanía nacional continúa hipotecada con la política de las empresas mixtas donde el gobierno es socio del capital privado y transnacional en una alianza de gallinas con lobos.

  10. Desconexión con la realidad nacional. El gobierno continúa indiferente ante el sufrimiento y el descontento del pueblo en las colas de toda Venezuela.

La lista crítica no termina aquí, pero para muestra basta un botón.

El gobierno insiste en exaltar su obra de gobierno y en ratificar su estrategia política capitalista. Quisiera que la realidad fuera otra para defender a Maduro quien sigue lamentablenente por el camino equivocado sin rectificar. Nada ni nada lo detendrá en su marcha alocada para dejarse arrebatar el poder por la oposición.

Si se implementara el Plan de la Patria con su lógica anticapitalista y se concretara el contenido del Preámbulo de la Constitución de la República Bolivariana en una estrategia democrática y emancipadora, tendríamos con claridad lo contrario de lo que el gobierno ha hecho y pretende seguir haciendo para perpetuar la dominación capitalista en la orientación y dirección de su política gubernamental.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9000 veces.



Sergio Briceño García

Profesor Universitario de Filosofía de la Educación Jubilado de la UPEL. Autor del Poemario "Porque me da la gana" y de la obra educativa "Utopía Pedagógica del Tercer Milenio". Ex Director Ejecutivo de la Casa de Nuestra América José Martí.

 sergiobricenog@yahoo.com

Visite el perfil de Sergio Briceño García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223660.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO