Del fracaso de la economía de guerra rentista del capitalismo al decreto de emergencia económica

¿Cómo es que llegamos a esta situación coyuntural de dificultades críticas del desabastecimiento nacional, en alimentos, medicamentos productos de higienes, insumos químicos, de equipos, de repuestos de toda índole, de vehículos, del hogar, industriales, etc, agréguese a ello de materias primas entre otros, de insolvencia financiera del gobierno para proveer de dólares para importar, para atender las necesidades de los consumidores con bienes y servicios producidos en otras naciones?.

Según el Primer Considerando del Decreto 2.814 de Emergencia Económica:

"Que con ocasión de la muerte del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana y Presidente Constitucional de República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, sectores nacionales e internacionales iniciaron una serie de acciones tendientes a desestabilizar la economía del país, debilitar sus instituciones legítimamente establecidas y provocar la ruptura del hilo constitucional, sobre la base de un malestar social inducido por dichos sectores.

Seguido:

Segundo Considerando:

"Que en el marco de la guerra económica iniciada contra el pueblo venezolano se establecieron mecanismos de coordinación entre factores externos e internos en detrimento de las actividades económicas, lo cual han incidido negativamente entre los ciudadanos y ciudadanas, dificultando el ejercicio del derecho a disponer y acceder libremente a los bienes y servicios esenciales, , en detrimento de sus derechos constitucionales, a la salud y a la alimentación.

Veamos algunos de esos factores internos y externos en detrimento de las actividades económicas, lo cual incidieron en el derecho al acceso libremente a los bienes de consumos. Al respecto, es interesante la intervención del Presidente Ramos Allup en el Parlamento Nacional en respuesta al discurso del Presidente Ejecutivo, Nicolás Maduro, cuando le responde con relación a la rendición de la memoria y Cuenta 2015, señala: "En estos 17 años, Presidente, asidos a un modelo económico, a un modelo de desarrollo que no ha tenido buenos resultados; requería desde hace bastante tiempo rectificaciones… y las consecuencia son cada día peores, porque el modelo se ha equivocado…; bueno, bajan los precios del petróleo, no hay con qué financiar un modelo absolutamente ruinoso; y ese es el colapso. Un país que tiene que importar el 70% de todo lo que consume, trátese de comida, bienes de capital, repuestos, químicos, insumos; bajan los precios del petróleo, no hay con qué importar, y ese es el colapso de la economía… si alguien necesita dólares para importar y accede al mercado, y no los consigue porque el gobierno, que es el que suministra la mayor parte de las divisas no los provee, el que los necesita recurre al que los vende, y cuánto vale, lo que esté dispuesto a pagar el que los necesita, y lo que esté dispuesto a cobrar el que los vende… si hubo complicidad del sector privado para evaporar las divisas, eso es otro cantar…" (1).

Allup no lo dice pero lo sabe y lo calla, no habla claro al pueblo, se dirige a la intelectualidad de la Asamblea Nacional, esperando que sus palabras sean entendidas muy bien, ¿Qué nos quiere decir el señor Allup, acerca del "fracaso del modelo económico en estos 17 años", obviando los años desde el inicio de la explotación petrolera (1900) hasta la IV República (1958-1998)? Cuando nos refiere "…el modelo se ha equivocado…; bueno, bajan los precios del petróleo, no hay con qué financiar un modelo absolutamente ruinoso; y ese es el colapso…bajan los precios del petróleo, no hay con qué importar, y ese es el colapso de la economía…" (2). Nos dice Allup "sin querer queriendo" que el modelo fracasado, colapsado es el modelo rentista, aquel basado en la exportación petrolera, dependiente de la coyuntura de precios del mercado petrolero, de la que se hace el Gobierno dependiente en el presupuesto fiscal, y no solo eso, de la que se hacen dependiente también los empresarios para las importaciones.

Lo cierto es que la revolución bolivariana no ha trascendido el modelo rentista, ha reproducido las practicas rentistas, ha sostenido el capitalismo rentista en estos 17 años, en palabras de Ramos Allup en el sentido positivo, la revolución no ha rectificado, de allí la fuga de capital, la repartición desigual de la renta, se estima que los empresarios capitalistas tienen en el exterior más de 350 mil millones dólares, tan solo recientemente en los últimos años, salieron del país unos 25 mil millones de dólares, por ejemplo, de acuerdo con La base de datos de CADIVI reporta la información de cada empresa en el año 2012 en forma desagregada respecto del período 2004-2012. La principal denuncia en relación con las empresas de maletín es precisamente que en el año 2012 las mismas desfalcaron a la nación aproximadamente 20.000 millones de dólares, pero ningún vocero oficial del gobierno ha aclarado si ese desfalco se produjo con las divisas entregadas por CADIVI, por el SITME o por ambos, ni sus respectivas proporciones" (3).

Con ello se estaba desfalcando el país, condenando a la bancarrota el país, el capitalismo parasitando sin ejercer la diversificación productiva de la economía, importando y consumiendo más del 70% de los bienes, por otra parte, los esfuerzos experimentales de producción social del gobierno se diluyeron, pero las empresas grandes o medianas del país, son testigos y protagonistas de estos hechos de corrupción que condenaron al país a la situación de emergencia económica de hoy, por ejemplo Barreto expuso: ``La fuga de capitales en Venezuela y el desfalco a la Nación ,no solamente es un hecho de corrupción... evidentemente es un problema ético, pero en el caso venezolano como dependemos de la renta internacional del petróleo, fundamentalmente porque producimos muy poco, se ha desarrollado, sobre todo queda muy en evidencia a partir de los años 50s, una forma de captación de capital por parte de los sectores privados y esa forma de captación de capital es la sustracción de la mayor cuota posible de la renta petrolera´´ (4). Esa es la economía que colapsó, la economía capitalista.

Si bien ya sabemos porque ahora nos resulta difícil importar, por el fracaso del modelo monoexportador petrolero, importador, dependiente del aumento de los precios del petróleo, porque no tenemos los supermercados con abundancia de bienes, las farmacias con los fármacos necesarios, las tiendas de venta de repuestos de vehículos, y todos los bienes que ahora extrañamos en nuestra vida. ¿Qué podemos decir del campo, de Venezuela y su crisis agroalimentaria?.¿Estamos en emergencia?.

Gutiérrez señala que estamos en Venezuela en una emergencia alimentaria, (y yo agregaría de medicamentos y productos de higienes), para él la situación de la seguridad alimentaria se ha agravado, "Durante el período 1998-2014 la tasa media de crecimiento anual (TMC) del VBPAPC fue de -1,5%. En el período 1998-2003 fue de -0,8%. Entre 2003 y 2008 fue de 1,8%. Y de 2008 a 2014 -4,7%. Es necesario observar el fuerte decrecimiento del período 2008-2014, que refleja el agotamiento de los estímulos de rentabilidad, los subsidios a insumos y los financiamientos que tuvieron algún efecto positivo durante los años de la bonanza petrolera, visto entre 2003 y 2008" (5).

Asimismo; "La reducción de la producción de los principales rubros agrícolas en el período entre 2008 y 2014 se acentuó. Sólo hubo TMC positiva para la producción per cápita de plátano: un 3,3%). El resto de los rubros agrícolas analizados presentaron TMC negativas: arroz (-1,3%); maíz (-8,4%); palma aceitera (-0,9%); yuca (-0,9%); cacao (-2,3%); caña de azúcar (-9,0%). Y en el subsector animal también: aves (-0,9%); bovinos (-3,2%); huevos para consumo (-0,6%) y porcinos (-1,6%)". (6) Esto nos indica que corroboramos que el capital privado no tiene interés en producir para el país, para bastecer el mercado nacional, la demanda de alimentos, como tampoco de industrializar el país, menos la industrialización agropecuaria, no tiene como meta la producción social, sino rentable, de lucro, utiliza los subsidios para enriquecerse sin aportar bienestar nacional, hace uso de financiamiento sin mejorar la productividad con este escenario, solo queda dar una respuesta social, el socialismo agrario, la industrialización socialista del campo.

Así pues llegamos a la situación de emergencia económica, nos falta por ver el drama de los precios petroleros, de la cual depende el colapso de la economía, el colapso de los ingresos petroleros, del ingreso fiscal, el fracaso del mercado rentista capitalista, el colapso del modelo importador provocado por la crisis del mercado petrolero mundial como a continuación se muestra a continuación (7):

https://cdn.rt.com/actualidad/public_images/2016.01/original/569cb72dc361886a778b45d2.png

 

Se puede deducir que de acuerdo con el contexto, nos encontramos con precios petroleros bajos, ronda los 24 dólares el barril, saturado el mercado, saqueado de Irak, Libia y Siria, generando déficit de divisas, problemas de importación, además de abastecimiento y consumo, colas de ciudadanos y ciudadanas desesperados por hallar alimentos, medicamentos, repuestos, etc, no olvidando la amenaza del John Kelly, jefe militar del Comando Sur de Estados Unidos, quien sostuvo en entrevista con una cadena televisiva, que de presentarse una "crisis humanitaria" en Venezuela, al suscitarse un colapso de la economía, el país norteamericano intervendría en la nación bolivariana" (8).

 

Con la declaración anterior y teniendo en cuenta que los Estados Unidos de Norteamérica es el país que incide mayormente en el mercado petrolero, mediante mercenarios y terroristas para desestabilizar los países, apropiarse de las fuentes de materia prima barata, para salvar el capitalismo mediante la guerra y el saqueo, violando la soberanía e independencia nacional, por eso, es que el señor presidente de la Asamblea Legislativa Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, Henry Ramos Allup se une a tal conspiración internacional al sacar del recinto los cuadros de Bolívar y Chávez, iconos nacionales, símbolos de la soberanía nacional y el antimperialismo, tratando de "debilitar sus instituciones legítimamente establecidas y provocar la ruptura del hilo constitucional, sobre la base de un malestar social inducido por dichos sectores" como dice el considerando primero del Decreto.

Otro factor desestabilizador lo jugado la conspiración monetaria, dice el diputado Allup en su discurso de respuesta al presidente de la República en su entrega de memorias y Cuenta del año 2015 que respecto al tema de la moneda nacional es: "Patético, terrible, que nuestro billete de 100 tiene mucho menor valor adquisitivo y de su valor en impresión y tinta (…) Sucumbir a la tentación de tener más bolívares por menos dólares es tener bolívares con menor valor". Con respecto al régimen cambiario, le recordó a Maduro: "El precio del dólar no lo fija una página, lo fija el mercado". (9) Siendo así entonces es el mercado quien ha estado conspirando contra el signo monetario pese a los esfuerzos del gobierno nacional por sostener el valor de cambio, el país ha sido atacado por todos los flancos, recordemos lo que nos dice Juan Carlos Valdés en relación al precio del dólar, cómo lo fija el mercado dentro de las maniobras de países que conspiran contra Venezuela:

"….en la frontera colombo-venezolana, el valor del Bolívar lo determinan las casas de cambio de esa zona, cuyos propietarios dominan además el contrabando de los bienes que sacan ilegalmente de Venezuela. Para esas mafias es necesario comprar un bolívar barato ya que de esa manera obtienen más bolívares por pesos puesto que ellos pagan todo lo que implica el contrabando, en bolívares. Para esas mafias no es negocio comprar dólares para cambiar en bolívares, porque ellos tendrían que comprar el dólar al precio oficial de Colombia y al dividir lo que pagarían por ese dólar oficial entre lo que obtendrían en bolívares en el mercado negro, les saldría el bolívar al mismo precio que ellos lo compran en Cúcuta. Lo que es lógico, ya que la base del cálculo del dólar paralelo respecto al Bolívar está determinada por el valor que las casas de cambio le dan al Bolívar. De manera que queda claro que el negocio de las mafias colombianas que dominan la frontera no es el de comprar dólares para cambiar en bolívares, ya que ella fijan el precio del Bolívar de conformidad con sus intereses; que como ya dijimos, es el de pagar poco por los bolívares que les venden para poder comprar más mercancía de contrabando".

Con esto hemos demostrado al señor diputado Ramos Allup, cómo el mercado, especialmente países involucrados como Colombia en una guerra no declarada conspira a saquear, destruir la moneda, destruir el símbolo del poder adquisitivo del Libertador, sin que haya nada como ciudadano, y por el contrario defender el mercado capitalista para mal de Venezuela.

Por todo lo antes enunciado grosso modo se explica porque Nicolás Maduro Moro, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela luego de que la burguesía nacional e internacional le haya declarado la guerra económica, sumergiendo el país en una economía de guerra, donde los capitales saquearon y desbancaron el país, aparte de los bachaqueo y hasta de ciudadanos y ciudadanas inconsciente que se prestaron a tal conspiración inducida contra el Estado venezolano, contra la integridad nacional, la soberanía y la independencia nacional.

Por todo lo anterior se justificó el Decreto de Emergencia Económica, por las actividades conspirativas de factores internos y externos, de allí que nace los siguientes considerandos, como medidas de acción, el espíritu que anima el decreto, es decir son la esencia de la filosofía política que lo anima, tales son:

Tercer Considerando: Que antes la ofensiva económica y la disminución del ingreso petrolero, se requiere la verdadera unión patriótica del pueblo venezolano libre y consciente, con su gobierno revolucionario para adoptar y asumir las medidas urgentes y de carácter extraordinario que garanticen al Pueblo venezolano la sostenibilidad de la economía, hasta restablecer satisfactoriamente tal anormalidad e impedir la extensión de sus efecto.

Con esto se invoca al pueblo soberano, que antes la ofensiva del capital, de la guerra económica, se necesita "la unión patriota", la unión cívico militar, con el gobierno revolucionario, para defender las medidas urgentes frente a la economía de guerra impuesta por el capitalismo, además la amenaza de intervención en caso de colapso de la economía, frente a la intervención como amenaza de los Estados Unidos para defender la soberanía y la independencia nacional para defender al pueblo venezolano y su integridad nacional y territorial.

Por ello; Cuarto Considerando:

Que las medidas a ser tomadas para proteger al Pueblo en función de las amenazas existentes, deben ser de una gran magnitud e impacto en la economía nacional y de carácter estructural sin afectar los derechos a la vida digna, la salud, la alimentación, la educación, el trabajo y todos aquellos reivindicados a los venezolanos y venezolanas por la Revolución Bolivariana mediante la lucha de clases que impuso la voluntad del pueblo por sobre los intereses particulares de la burguesía.

Y por último; Quinto Considerando:

Que las estrategias de desestabilización económica han provocado una caída abrupta de los precios de nuestra principal fuente de ingresos, como lo es el petróleo, lo cual atenta contra los derechos del pueblo venezolano, afectando gravemente los ingresos fiscales y de divisas del país, generando un obstáculo a tal ejecución y cumplimiento de los objetivos trazados en el Plan de la Patria, Segundo Plan Socialista del Desarrollo económico y Social de la nación 2013-2019.

Estos son los considerando del decreto de emergencia económica, los fundamentos de la filosofía política que anima el espíritu del El Decreto 2184, de Emergencia Económica declarado por el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro en respuesta a la situación de dificultades económicas, del fracaso del modelo rentista petrolero, del mercado rentista a lo que el gobierno declara el Estado de Emergencia Económica en todo el territorio nacional a los fines de crear un modelo de economía productiva.

 

Fuentes consultadas:

 

1.-Valdez, Juan C. "Análisis de la respuesta de Ramos Allup al Presidente en la Asamblea Nacional", Aporrea, 19-1-2016

2.-Barreto Heibert, Ponencia: "Fuga de Capitales y Desfalco en Venezuela ( 1999-2013 ) Datos para una auditoría", Aporrea, 9-1-2015

3.-Gavazit, Luis E. "La verdad sobre las listas de empresas de maletín publicadas por el Ministerio Público Y CENCOEX", Aporrea, 27-8-2014

4.-Barreto, H, Ob, Cit,

5.-Véase, Gutiérrez Alejandro en Acosta Alexander "¿Se justifica la emergencia económica, estará consciente la AN de aprobarla?", Aporrea, 13/01/2016.

6.-Idem.

7.-RT, "El precio del petróleo WTI alcanza su mínimo en 13 años", 18-1-2016

8.-Telesur, Kelly: EEUU reaccionará en Venezuela ante eventual crisis humanitaria", 28-10-2015

9.-Valdez Jua, Ob, Cit,

10.-Véase Juan Valdez en Acosta, Alexander "Juegos monetarios del espejito por oro", Aporrea, 19/05/2015



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2401 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a221531.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO