Tener paria no es poco

La Crítica, imperativo de la revolución

¡Cuidado con la crítica, que la oposición se aprovecha! Opinión que a menudo encontramos en los representantes del gobierno bolivariano y en algunos otros camaradas.

Mario Silva, "crítico oficial" de la revolución bolivariana, desata una polémica en un artículo que cuestiona al portal aporrea. Bueno sería que ésta llegara a fondo y no se quedara, como por lo general se quedan estas polémicas, en amagos de discusión política ideológica. El camarada Mario, dada la reacción y sorpresa que tuvo, parece que tenía tiempo que no leía el portal de aporrea y en él las distintas posiciones que en torno a la revolución bolivariana venían y vienen apareciendo en dicho portal. "Yo trabajé en Aporrea. Y amigos de Aporrea, yo los quiero que jode, pero Aporrea se ha convertido en un nido de ataque directo a la Revolución Bolivariana. No puede ser... pareciera que transformaron a Aporrea en un tarantín político y no puede ser..."» (1) Si esto sucede con el camarada Mario, que diremos del presidente Maduro. Newton decía a los censores que le condenaban: "Miren el firmamento y les señalaba el telescopio; los censores le respondían, la verdad está en las escrituras, no en ese endiablado objeto".

La respuesta no se hizo esperar y ese mismo domingo la camarada de aporrea Zuleika Matamoros escribió dos artículos, el segundo, por supuesto después de ver la hojilla. «No vale la pena que Mario, quien ha reconocido en más de una oportunidad haber sido parte de este equipo, diga "que quiere que jode a Aporrea", eso es edulcorar una píldora que viene con veneno. La intención es desprestigiar a quienes día a día le ofrecemos una ventana a quienes tienen negada esa posibilidad tanto en los medios públicos, como en el PSUV o en el Polo Patriótico.» (2)

La profesora Maryclen Stelling, que viene a representar una especie de "justo medio griego" en la ecuanimidad de la "mirada científica comunicacional", nos dice que al Presidente Maduro lo quieren convertir en "Chivo expiatorio". « En oposición al "héroe nacional" forjador de la revolución, se comienza a construir un "chivo expiatorio" quien cargará con la responsabilidad de la "debacle electoral", expresará la culpa colectiva y en adelante será depositario de todo lo negativo e intolerable. Suerte de "falso culpable…elegido como sacrificable" para que retorne la esperanza y se recupere la "normalidad".» (3). Y es que acaso en esta profunda crisis de la revolución bolivariana no es, precisamente él, el líder de una revolución cuyos partidarios se cuentan, por lo menos 5,5 millones, y en su seno se encuentran las más diversas experiencias de lucha social y por tanto diversas expresiones y matices ideológicos. La lucha revolucionaria en Venezuela no tiene su origen en 1999.

Una última consideración en torno a las opiniones de nuestros columnistas de aporrea, el cual es representativa de muchos de esos camaradas, nos alerta sobre la crítica que caracteriza como constructiva y destructiva «Hay que reconocer los límites de la autocrítica, ¿hasta qué punto debemos actuar abiertamente? Hasta que nuestra autocrítica aporte más cosas buenas que malas, cuando lleguemos a este límite y se nos cierren las puertas públicamente entonces volvemos a lo interno, llegando hasta donde podamos llegar y ser escuchados.». (4). Visión idílica de un proceso revolucionario donde las confrontaciones políticas son de lo más ecuánimes y respetuosas, por tanto la idea de la crítica es maniquea.

Hagamos algunas consideraciones en torno al fondo de esta posible y necesaria discusión. El problema principal que debe ser abordado y que es el trasfondo de toda polémica sobre la realidad actual venezolana es la profunda crisis de la revolución bolivariana. No estamos frente a una derrota electoral o una coyuntura electoral que puede superarse; estamos frente a una crisis de dirección, de organización, ideológica que viene convirtiendo al psuv (y los partidos aliados) en tanto que expresión de la revolución, en un partido cuarto republicano electoral más.

Rescatemos un planteamiento de la camarada Matamoros que es fundamental en esta crisis, la relación gobierno-revolución. « "Mario... tenemos una coincidencia: Tememos que la revolución sea entregada a la Derecha, pero a la vez y contradictoriamente tenemos una diferencia abismal: para ti, la revolución es el gobierno, es la superestructura. Es la defensa de quienes están el Poder y para ellos tu defensa es a ultranza."»(3). Este es uno de los aspectos centrales que debe abordarse en la polémica política-ideológica, que toca todo el entramado organizativo del psuv y los partidos aliados del polo patriótico, como a los diversos sectores revolucionarios en general.

Aporrea es una plataforma al servicio de la revolución que es sumamente importante; es la voz y la expresión de una corriente de opinión diversa, tanto en matices políticos como ideológicos; podríamos caracterizarla como una "opinión pública" de los sectores partidarios de la revolución. La opinión se desplaza del ámbito individual y se transforma en voz colectiva, se dimensiona, cobra sentido, manifiesta el hecho presente. La validez de aporrea, aun cuando ello sea importante, no viene dado por la individualidad de la opinión, ni en muchos casos, por lo "sesuda" que pueda ser la reflexión; viene dado por el sentido de la expresión colectiva que en un momento determinado se configura y expresa esa "opinión pública".

Con relación a la crítica, esta ha tenido en la historia de las revoluciones su más diversas expresiones. Crítica es análisis, confrontación desgarradora. Que pensar de Marx con sus demoledoras y contundentes argumentos ideológicos (además de caricaturizar al contrario) que Ludovico analizara en su "El estilo literario de Marx". La crítica viene a representar un modo de concebir una realidad determinada, tanto en sus principios y fundamentos como en la expresión de una realidad. La crítica, en política, tiene que ver con las concepciones que se tienen de la realidad. Toda concepción tiene un trasfondo ideológico, por tanto, toda crítica lleva a una confrontación ideológica, es decir, a la discusión sobre los presupuestos con los cuales se encara determinada situación o coyuntura política- histórica.

Un debate colectivo, descarnado, a fondo, con los indicadores y presupuestos políticos ideológicos idóneos es el imperativo de la coyuntura actual, es la necesaria aportación que reclama la revolución venezolana.

Notas. (1). "Aporrea se ha convertido en un nido de ataque a la Revolución" / (VIDEO) Mario Silva a articulistas de Aporrea: La crítica podría convertirse en arma para destruir la Revolución / Por: Aporrea | Domingo, 03/01/2016 05:01 PM |

(2). Mario Silva coincidimos...pero también tenemos una diferencia abismal / Por: Zuleika Matamoros | Domingo, 03/01/2016 09:14 PM |

(3). Se busca chivo expiatorio / Por: Maryclen Stelling | Domingo, 03/01/2016 11:48 PM |

(4). La Hojilla, Aporrea, crítica y autocrítica / Por: Astolfo Sangronis Godoy | Domingo, 03/01/2016 02:20 PM



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1329 veces.



Luís Enrique Villegas


Visite el perfil de Luis E. Villegas N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: