Ataque implacable de -Giordani, Navarro y Ana Osorio- ex ministros contra Maduro, huele a despecho y tecnocracia

Pienso que dado el momento político y social venezolano, en el que además se conjuga la ofensiva del señor Macri, Presidente de Argentina, y la del inefable Presidente de España, el también señor pero Rajoy -que para el caso es decir lo mismo, en contra de Venezuela- enfocados contra Maduro, Presidente de Venezuela, resulta por lo menos imprudente que los señores Giordani, Navarro y Osorio precisamente se den con furia en contra del Presidente Maduro, haciendo una comparsa nada inteligente y a partir de tal acto a mi modo de ver, no edificante, me viene a la cabeza una idea que me revolotea: hay que replantear y fortalecer las relaciones del individuo con la patria.

Esa sincronía me huele unívoca pero no tengo el hilo que justifique tal apreciación, es decir, que no tengo a mano elemento de juicio alguno para afirmar que Giordani, Navarro y Ana Osorio sean pagados por el imperio sino que ellos son enemigos gratuitos de Maduro y del proceso revolucionario, simplemente que sus ataques coinciden con los del enemigo por pura casualidad.

Que nadie me diga que es mentira que mientras la Cancillera Delcy Rodríguez se bate como gata panza arriba allá en el foro del Mercosur, defendiendo a Venezuela de los ataques de Macri, en cambio Macri tiene aquí a quienes le hacen coro a él, precisamente ¿y, entonces papá, puedes barajarme esa vaina?

En particular, el camarada Jorge Giordani es tremendo taco en planificación y, en consecuencia, vale abordar eso de que la planificación se hace en base a datos susceptibles de reinterpretaciones sobre la marcha, además, y como es de suponer, es axiomático lo de que no basta tener a mano un dato sino saber qué hacer con dicho dato; pero, en tanto y en cuanto avezado planificador, ¿sabe el compañero Giordani que para planificar debidamente un acto político (es el caso) no bastan las tres coordenadas espaciales sino que existe una cuarta dimensión y que él debe conocerla muy bien? ¿Por qué tan maléfica sincronía?

La tirria del compañero Giordani contra Maduro no es nueva sino anterior a que el Comandante Hugo Chávez recomendara al pueblo venezolano escoger a Maduro de Presidente, pero no vale la pena ventilarla como hacen las comadres.

También valdría la pena recordar las razones por las que el Comandante Chávez removió al compañero Giordani -y a etc-, tampoco hay que ventilarlas en la cotilla; más bien, ese respetable compañero debería saber si es que no lo sabe, que el Comandante Chávez parecía tener un ojo interno para detectar ciertas cuestiones pero que lo hacía con tal discreción que había que ser un mago para descubrirlas.

Las raíces no ven el fruto pero, para bien o para mal, lo nutren. Y pongo un ejemplo, hubo una pérdida de millones de dólares que se fueron por el boquete de la corrupción, pero no se fueron de la noche a la mañana, hubo una trama maléfica, y no digo que el compañero Giordani tuviese que ver deliberadamente con esa estafa a la nación, pero ¿por qué entonces él, que es un taco, no paró esa vaina, va a echarle la culpa a Maduro? Pues, no debe hacerlo si es honesto.

Así como la aspiradora del prán de la harina prán (Lorenzo Mendoza) se tragó millones de dólares de Pdvsa, e igual acaparó y ha bachaqueado millones de toneladas de alimento, se revela una brecha a la que hay que meterle pailoder, existen diversos factores que han atacado de modo convergente al país, y el menos interesado en que todo eso suceda, es Maduro.

Hay que hacer correcciones draconianas contra la corrupción, ahí de acuerdo con Giordani, pero que él -y etc- no venga a dárselas de niño de primera comunión, impoluto; ni él ni los otros compañeros que le acompañan; más bien, ellos deberían hacer votos de humildad y venir a aportar sus respectivos concursos profesionales, no abocarse a tratar de erigirse en los "guevitos pelados" de la economía y de la gestión política, es la modesta opinión que he dado en discusión informal con compañeros; otros opinan que Giordani pudiese ser resquicio de un grupito sembrado por Miquilena (no comparto esa tesis), pero en todo caso, luego que nosotros podamos discutir a fondo el tema "Giordani y etcéteras", lo haremos llegar a la dirección del partido (PSUV).

Al respecto del ex ministro Giordani, sólo digo públicamente que él me había parecido un docto planificador pero que al no ser llamado por Maduro para integrar el gabinete, se despechó (mal síntoma); otros compañeros suponen que Giordani es un solapado tecnócrata, idea que ni por asomo me había pasado por la cabeza (cuestión que dejo pendiente, por dilucidar).

Al mismo tiempo, y de comprobarse que supuestos partidarios de la revolución irrumpieron en un acto político del compatriota Giordani, para sabotearlo, ello constituye un hecho bochornoso que no debe repetirse y que la dirección de nuestro partido, el PSUV, debe condenar; responder de modo irracional a una provocación, es una estupidez. Si bien lamentamos que ese compañero, Giordani, nos ataque, ese es su derecho, debemos responder con altura; pero, de todos modos, cuidadito con un falso positivo, no sería la primera vez que el enemigo tiende ese tipo de trampas, y lo de enemigo no lo refiero a Giordani sino a quienes quieren pescar en río revuelto.

No sería la primera vez que la MUD le pone camisa roja a sus seguidores.

Antes de que Maduro fuera Presidente yo esbocé una opinión al respecto de él y que sostengo ahora intacta y que os adjunto en "La vida es mi universidad" http://www.aporrea.org/actualidad/a163261.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1775 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a219833.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO