¡Urgente! ¡Urgente! ¡Urgente!

¡Viva el sacudón de los 112!

Este era el sacudón que desde hacía años se esperaba. Este es el sacudón que necesitaba el gobierno y el PSUV. Fue necesario que el Niño Jesús nos lo trajera de regalo. Muy necesario para nuestro pueblo. Gracias a la votación chavista ahora pueden despertar los burócratas del gobierno y de la dirección del PSUV. Ahora están asustados. Están de carreritas… Ahora es cuando van a saber que el burocratismo, la ineficiencia y el camaleonismo están reñidos con una verdadera revolución. Bastaron 17 años para que despertaran de la modorra que produce el poder. Camarón que se duerme se lo lleva la corriente, reza el sabio dicho. El gobierno y la dirección del PSUV se durmieron en sus laureles. Creyeron que una revolución se hace con pura “paja” desde una pantalla de televisión. Era hora del despertar del sueño profundo. El 6D fue una bendición bendita para el legado de Hugo Chávez. Ese día llegó el fin de “Don regalón” con fines políticos. A los venezolanos no les gusta que traten de comprarle su conciencia. Los votos se conquistan con esfuerzo, con mensaje y con hechos. ¡Qué fácil! El pueblo no es pendejo. El pueblo reacciona cuando su estómago está vacío. Cuando su salud está en riesgo. Cuando su vida está en peligro. El pueblo reacciona cuando lo que observa es pura corrupción. El pueblo reacciona cuando sus sueños son olvidados. ¡Punto y aparte!

2

Ganó la derecha: Mentira. Ganó el imperio: Mentira. Ganó la guerra económica: Mentira. Pura mentira. Quien ganó fue el pueblo chavista, en contra de una derecha plagada de ofrecimientos basados en la mentira. Esos votos que le faltaron al chavismo, no fueron a parar a la derecha. Esa es una gran mentira. Esos dos millones, o tres millones de votos que le faltaron al Polo Patriótico, fue el producto de la abstención como una manera de sacudir a un gobierno don regalón, y a una dirección del PSUV haciendo demagogia por la televisión, en vez de patear la calle y conectarse con las necesidades del pueblo, con el verdadero pueblo. En fin, ganó el chavismo. Ganó el pueblo de Chávez. ¡Punto y aparte!

3

Llegó la hora de la verdad. Llegó la hora de la rectificación profunda. Llegó la hora de deslastrarse de falsos revolucionarios que se visten de rojo mientras se llenan sus bolsillos con dineros que pertenecen al pueblo. Llegó la hora de trazar el camino de una verdadera revolución. Llegó el fin del reformismo. Hacer sin hacer. Más de lo mismo. Llegó la hora de hacer lo que se tenga que hacer para salvar el legado de Chávez. Nicolás Maduro, como hijo político de Chávez y como garante de su legado, tiene que actuar ya con decisión, bajo una nueva visión. Tiene que amarrarse los pantalones, si no quiere pasar a la historia como el enterrador del legado del Comandante Supremo del proceso. ¡Punto y aparte, carajo!

4

Ya basta de utilizar la imagen de Hugo Chávez como una truculenta idea de motivar al chavismo a continuar transitando por la vía del reformismo. Ya basta de utilizar la imagen del Comandante Supremo para amedrentar a la derecha. Ya basta de ser tan pobres en enfrentar a una derecha maltrecha, pero que aprovechó para engañar con falsas expectativas a los venezolanos y venezolanas. Llegó la hora de la invención, de la rectificación profunda, de la acción temprana y de comerse los limones por agrio que sean. Ya basta de vivir de consignas destempladas y de videos de la era de Chávez. Maduro tiene que alzar su voz para entonar el Himno Nacional, en vez de poner la grabación de la voz de Chávez. Ya basta de exigirle sacrificios al pueblo, mientras los burócratas gozan de sus privilegios. Por favor, presidente, déjese de estar imitando al cantante Armando Martínez, para impresionar a su audiencia. Usted podría ser más creativo. Así lo exige el momento histórico. ¡Punto y aparte!

5

El sacudón sirvió para que el vampiro asomara sus dientes sedientos de sangre. Allí está, como ejemplo, la arrogancia de Henry Ramos Allup. No se ha instalado la nueva AN y ya están amenazando, agrediendo y atropellando, inspirados en las loas del imperio estadounidense, y la apetencia de Fedecámaras y sus similares. Tan sólo ha sido la muestra de un botón… Allí está el cambio que ofrecieron como oferta electoral. ¡A chuparse ese cambio, carajo! Pueden imaginarse lo que haría está derecha servil si alcanzarán el poder… El sacudón ha servido para mucho. Gracias a Dios… Ha servido para que la derecha muestre, sin tapujos, lo que son; unos soberbios que no quieren a su país, y que sólo están para cumplir las órdenes del imperio… Por cierto, ya están afilando sus garras en el Departamento de Estado estadounidense con miras a ponerle la mano a nuestro petróleo y de más riquezas. Ese es el cambio que ofrecieron. Para terminar, el sacudón ha sido una bendición de Dios, para empezar una nueva etapa de este proceso, el cual, sin duda alguna, debe desembocar en una verdadera revolución. No en una pantomima, que no es una cosa ni la otra. Y ojalá el PSUV deje de portarse como AD. Ojalá asuma su rol de un verdadero partido revolucionario. 100% revolucionario. ¡Viva el sacudón de los 112! ¡Abajo el cambio de la derecha! ¡Punto final!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 9113 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a218881.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO