Imposible sostener el modelo económico capitalista de compra-venta y subasta de divisas fáciles subsidiadas, hay que producir

"No es posible sostener el modelo económico que plantea el gobierno nacional, indicó Manosalva, presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, quien aseveró que implementar más controles a los ya existentes solo ocasiona el incremento de la escasez y el desabastecimiento además de distorsionar la economía" (1) Quiere decir que reconoce Manosalva la realidad de una escasez y desabastecimiento que los empresarios no han querido resolver, apegado a los métodos tradicionales de compra-venta, para ellos los empresarios, los controles sobre la economía impiden las transacciones comerciales, pero no apuestan a una Venezuela productiva, prefiere seguir con el capitalismo rentista privado, de la cual se sirvió por años, enriqueciéndose de dólares baratos, de subsidios mediante la economía de Puertos. Al parecer los empresarios frente a la escasez y el desabastecimiento no ven otra salida que las importaciones, el modelo importador-dependiente para abastecer el mercado nacional sostenido a su vez en base al modelo primario exportador, el petróleo.

Critican el modelo de controles económicos del gobierno nacional de Maduro, pero no ofrecen soluciones a no ser las tradicionales, sosteniendo la dependencia económica y financiera, para satisfacer los anaqueles en abundancia al precio de la deuda permanente de la balanza de pago, del endeudamiento de los empresarios con proveedores extranjeros con el aval del gobierno, de los dólares que produce el país, ese el modelo con la cual se complace quienes sostienen el modelo del liberalismo, esquilmando al país, vaciando el tesoro nacional, las divisas necesarias para el desarrollo. Por eso; la reticencia a los controles, como si las importaciones en dólares no distorsionara la economía nacional, concretamente, el valor de las mercancías importadas, que crean el fenómeno de inflación importada.

Por eso; Guillermo Manosalva, dijo que la reforma a la Ley de Precios Justos solo evidencia una normativa ambigua y especulativa que no favorece a ningún sector productivo o los consumidores finales de los productos" (2). Y esto responde a que los empresarios en general, han manifestado, que "Penalizar la adquisición de divisas en el mercado paralelo para importar, de acuerdo a lo establecido en La Ley de Precios Justos, solamente contribuirá a aumentar el desabastecimiento en el país, aseguró el presidente de Conindustria, Juan Pablo Olalquiaga" (3). Vale decir que estos empresarios apoyan la dolarización de los precios de la economía, sosteniendo precios en dólares y salarios en bolívares, enriqueciéndose de la especulación que el tipo de cambio especulativo ha creado en detrimento de los consumidores.

Ese modelo del liberalismo, de la liberación especulativa del tipo de cambio, de liberación de precios es el que propone la burguesía nacional, el capitalismo, el que distorsiona realmente la economía, crean abundancia con inflación, escasez de consumo y desabastecimiento de los trabajadores, atacando sus bolsillos, el poder adquisitivo del salario, de allí que se resisten aceptar la ley de precios justos, optan por el camino de la economía paralela, de la economía del crimen para importar, sin control alguno, sin ley que regule sus actuaciones en el mercado. Con estas acciones de oponerse a las regulaciones del gobierno de Maduro no hacen sino no acatar el ordenamiento jurídico, las leyes de la República, para negarse a trabajar por el país, de allí que adviertan que aplicarse la reforma de la Ley de precios Justos, señalan, "Esta ley derivará en los próximos meses en una disminución de la fuerza productiva del país", explicó Manosalva (4).

Las razones que esgrimen, "la tasa Simadi, cercana a los 200 bolívares por dólar, es insuficiente para satisfacer las necesidades de la economía lo que obliga a muchos empresarios a adquirir divisas en el mercado libre para poder cancelar sus importaciones. "Si no la puede costear a la verdadera tasa a la cual la va comprando, entonces deja de existir ese bien traído para el país, esa materia prima para poder ser transformada en producto terminado y hay más desabastecimiento", aseguró Juan Pablo Olalquiaga" (5). Los empresarios aspiran un tipo de cambio liberado, precios liberados, vale decir el precio del dólar liberado para fijar precios que se convierten en inaccesible para la gran mayoría de la población venezolana en el mercado de acuerdo con la inflación actual.

Pero no conforme con proponer despenalizar la especulación de precios, los empresarios piden más, y confiesan "Entendemos que no todos los productos pueden tener los precios que se liberen a una tasa de cambio de un mercado paralelo, pero si hay muchos productos que pueden ser llevados a eso. Que haya una válvula de escape, como para que se puedan adquirir divisas de manera fácil de manera tal que no haya un mecanismo que establezca para que se van entregando las divisas", aseguró Juan Pablo Olalquiaga, (6), eso quiere decir, que se quitan la máscara de neoliberal, y se colocan la del burgués apadrinado por el Estado, pide nada más y nada menos que se le "entreguen divisas de manera fácil", que hayan normas, mecanismos, que el gobierno los beneficie para que puedan adquirir divisas de manera fácil. ¿Es esto un empresario?.

¿Qué pretenden estos dos caballeros del mundo empresarial? Apostar por un modelo liberal, enaltecer la libertad del individuo por encima de la igualdad social de l@s ciudadan@s, libertad de oportunidades para los empresarios, sin libertad de condiciones igualdad para los trabajadores, mejor dicho desigualdad social, la política de liberación económica solo persigue la nivelación hacia abajo, el empobrecimiento social por efecto del totalitarismo de los empresarios, la ideología única, la libertad del mercado, que se sostiene con la ignorancia, la incapacidad productiva y la vagabundería de defender ideas fuera del marco legal pretendiendo aplastar la libertad a la igualdad social.

Pareciera que los empresarios venezolanos pretendiendo defender su libertad de mercado, olvidan la igualdad social, no aprenden la lección de la historia: "No se entiende al cristianismo sin la pulsión existencial hacia la igualdad. Ni ninguno de los grandes movimientos sociales que sacudieran la Edad Media ni las revoluciones agrarias y corporativas de la Edad Moderna sin el trasfondo de la desesperada búsqueda de la igualdad. A cualquier precio. No se hable de aquellas desatadas a partir de la Revolución francesa, que jalonan todo el siglo XIX de convulsiones sociales igualitaristas. Hasta culminar en el socialismo de todo signo: el revolucionario, marxista, bolchevique y todos sus derivados (7). Solo así el pueblo abrirá camino hacia la libertad social, hacia las condiciones de la libertad, solo el socialismo creará el espacio para el desarrollo humano.

Fuentes:

1.-El Nacional, "No es posible sostener el modelo económico que plantea el gobierno", 30-10-2015.

2.-Idem.

3.-El Nacional, Conindustria: "Penalizar el mercado paralelo aumentará el desabastecimiento", 30-10-2015.

4.- El Nacional, "No es posible sostener el modelo económico que plantea el gobierno", Ob. Cit.

5.- El Nacional, Conindustria: "Penalizar el mercado paralelo aumentará el desabastecimiento", Ob. Cit.

6.-Idem.

7.- Sánchez García, Antonio "Elogio de la excelencia, elogio del liberalismo", El Nacional, 30-10-2015.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1709 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a216373.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO