11 años después: ¡Guaicaipuro suplanta a Colon! en la Plaza Venezuela

En octubre de 2004, un grupo de jóvenes de la UCV plantean derribar la estatua de Colon ubicada en la Plaza Venezuela. Para aquel momento estábamos construyendo el Movimiento 13 de Abril (M13A) como parte del Proyecto Nuestra América (PNA). Cómo no sumarse a ese acto de irreverencia anticolonial. Había que tumbarla: ¡y se tumbó!

Escribo esto para reivindicar la inmensa osadía de quienes concibieron la idea y a todos los que después con inmenso entusiasmo se sumaron a aquel sacrilegio que constituía una vieja y acariciada acción.

Tengo entendido que los jóvenes de la UCV, en la noche del 11-O, aflojaron los pernos que sostenían la estatua para hacer más fácil su caída. Al día siguiente con un camión y sonido comenzó el acto para repudiar el genocidio a nuestros pueblos originarios. Se lanzaron los mecates alrededor del cuello del supuesto navegante genovés, quien llega a Nuestramérica amarrado a un contrato mercantil… de poder al servicio de la Corona española y que abrió paso a todo la masacre colonial.

El derrumbe de la estatua de Colon fue muy rápido y pudo ocasionar una desgracia: casi les cae encima y para colmo en su caída se lleva a un indígena, que junto a otro, conformaban la catadura del diseño de ese monumento aborrecible y servil de ofensa a nuestros antepasados.

Ese mismo día se hizo un acto oficial en el Calvario y estaba otro previsto en el teatro Teresa Carreño con la presencia del Presidente Chávez. Y el acto que se habia concebido, se sale del plan porque un compañero, una vez que cae la estatua, se le ocurrió gritar: ¡Vamos a llevársela a Chávez!  Algo no previsto. Y como trofeo de guerra la estatua de Colon fue arrastrada y tirada por los mecates, precisamente y por cuestiones insólitas, por la misma carretera que lleva su nombre: el Paseo Colon (desde el 2004 rebautizada con el nombre: "Paseo de la Resistencia Indígena"). Llevada a rastras hasta el Teresa Carreño, la estatua fue guindada con los mismos mecates en un árbol y los compañeros indígenas, que acompañaban la acción, realizarón un ritual y baile de desagravio. Posteriormente, vino la intervención de la policía, las bombas lacrimógenas, las detenciones y el documento firmado por todos por todos los que participaron y que se hacian responsables orgullosamente de los hechos.

Todos estaban conscientes de lo que hacían y dispuestos a asumir todas las consecuencias. Sabían como los medios de comunicación, ese mismo día y los siguientes, iban a repudiar la profanación colectiva y demasiado tardía que se cometió. Y había que adelantarse a fijar posición ese mismo día.  Y se hizo a través del siguiente artículo publicado en aporrea[i]:

La creme ciudadana y la extatua de Colón

Por: PNA-M13A | Martes, 12/10/2004 08:01 PM

Este es un país de "ciudadanos y medios de comunicación civilizados" que repudian la acción "vandálica de una cuerda de desadaptados" que se les ocurrió tumbar la estatua de Cristóbal Colon, el descubridor de la botija de riquezas que sacó a flote el imperio español y europeo a costa de uno de los genocidios más grande contra la humanidad.

Este es un país de "ciudadanos y medios civilizados" que rechazan una acción simbólica que nada intenta contra ningún pueblo del mundo, ni siquiera contra el pueblo español a quien reivindicamos en su última decisión de rechazo a Aznar, colaborador activo en el genocidio actual contra el pueblo iraquí.

Este es un país de "ciudadanos civilizados" que se estremecen de rabia por esta acción "vandálica", pero que no son capaces de inmutarse frente al asesinato, hambre y miseria de miles de millones de excluidos que nunca pudieron ni podrán tener la oportunidad de ser "ciudadanos de este mundo capitalista". "Ejemplos de ciudadanos" que se pasearán por los medios pidiendo justicia frente a este acto simbólico de desagravio, pero que conscientes y cínicamente se hacen sordos, ciegos y mudos frente a los desadaptados gobiernos de Bush, Tony Blair, Ariel Sharon, Berlusconni, Jhon Howard y toda la maquinaria financiera desadaptada del FMI y la Banca Mundial que mata inocentes a cada segundo en guerras que violan tratados internacionales y ahogan pueblos con deudas ilegitimas impagables.

Este es un país de " expertos ciudadanos" que en el fondo lo que son es una masa de hipócritas consumidores y reproductores de un sistema que genera exclusión y genocidio de pueblos, pero que no se dan cuenta que son instrumento de los dueños de las 200 empresas trasnacionales más grandes del mundo que han perpetuado un tejido mundial de relaciones económicas perversas con aparatos financieros, empresariales que controlan medios de comunicación y ejércitos multinacionales para dominar "ciudadanos", o lo que quedará, cuando culmine el genocidio de las 2/3 partes de los pueblos que sobreviven en un planeta condenado por este modelo explotador a su extinción.

Este es un país de "ciudadanos" que, a partir del hecho de hoy, abrirán un debate lleno de ira por culpa de los "desadaptados" y que seguro tendrán respuesta por quienes nos colocamos por encima de un acto simbólico para contribuir, más allá de lo objetable de la acción, a la discusión sobre la construcción de otra ciudadanía, la ciudadanía de lucha por la vida contra la muerte, la ciudadanía de lucha por la solidaridad contra el individualismo perverso, la ciudadanía humanista que no puede seguir conviviendo con la guerra, la pobreza, la exclusión, el exterminio de la biodiversidad de la naturaleza y sus pueblos, una ciudadanía consciente de que la lógica capitalista constituye la causa y origen de todas las calamidades y sufrimientos del género humano y su entorno.

Este es un país de "ciudadanos en medios de comunicación" con los cuales no vamos a estar de acuerdo en el tratamiento amarillista que le darán al hecho de hoy, porque simplemente encubrirán el sentido, fondo y contenido de este acto simbólico.

Este es un país de "ciudadanos y medios de comunicación civilizados" a quienes llamamos a que se despojen de todo andamiaje alienante para que puedan ver en los desadaptados de hoy: hombres y mujeres que luchan por una nueva civilización y por otra ciudadanía.

__________________________

[i] http://www.aporrea.org/actualidad/a10093.html



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3509 veces.



Juan García Viloria

Co-fundador de Aporrea. Miembro de Marea Socialista y de la Plataforma por la Defensa de la Constitución Bolivariana.

 viloria8@gmail.com      @Trabajo_Capital

Visite el perfil de Juan García Viloria para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a215285.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO