Como lo veo lo escribo N° 201

Coincidencias y disidencias con el artículo de Luigino Bracci

No es una sorpresa que le dé mi opinión a este joven compatriota ya lo hice hace muchos años cuando compartíamos ideas en el grupo Revolución Bolivariana; hasta escribí un artículo en el 2007 titulado: "Entendiste bien Luigino" http://www.aporrea.org/ideologia/a32718.html tampoco se le pase por la cabeza al que lea el presente, que quiero debatir lo que expongo; bastante lo intente en aquel tiempo y se dé pocos, que se han mantenido consistente con sus ideas, la mayoría no ha tomado conciencia, y humildemente me parece que se debe a que no leen con acierto, los atrapa la astucia de los manejadores de gente y los utilizan como piezas; deben hacer lo que les manden, tiene que seguir la línea, el menos reflexivo de ellos, cree que actúa por conciencia propia y el que conoce un poco la verdad, apoya todo por conveniencia.

Todos mis escritos y más en estos últimos quince años, llevan explicita la búsqueda de la conciencia, la estrofa de una de las ¨tantas verdades y enseñanzas cantadas por el Comandante Ali, que expresa "la inocencia no mata al pueblo pero tampoco lo salva, lo salvar su conciencia y en eso me apuesto el alma" debería ser la bandera que tomara todo intelectual o persona influyente, amante de la patria para crear al hombre nuevo; en ese que creyó Bolívar y el Comandante Chávez, el mismo que trata de dibujar Luigino, en su llamado a la unidad.

Los que deseen comprobar cuál es mi dilema, pueden leer los enlaces que coloco al final de mi perorata, tal vez en ellos se encuentre algo que pueda dar algún aporte a los diversos pensamientos e ideales que se expresan a lo largo y ancho de esta hermosa Venezuela. Pero recuerden, existe una idea prioritaria que está por encima de cualquier otra; que es la querencia de la Patria y a la que estamos obligados por todas las fuerzas naturales a defender con la vida; teniendo como conciencia que la patria es el pueblo y ese pueblo no debe tomar el nombre de un hombre, mientras que cada hombre si debe llamarse patriota porque en eso si somos iguales; como lo dice el Comandante Ali, en otras de sus enseñanzas "La Patria es el Hombre muchacho, la Patria es el hombre que no pisen, la Patria es el hombre."

Reflexionemos un poco sobre nosotros mismos, miremos muestro reflejo ante el espejo como lo expuse una vez y el Comandante Chávez lo pidió luego en su golpe de timón más tarde, y debatamos con él si estamos de acuerdo con la actual crisis que vive el país, y entre lo interno y lo externo busquemos y encontremos la respuesta a ese "que le vamos hacer" que invocamos ante lo inmerecido y con lo que solo demostramos nuestro desinterés o conformismo, con lo que esta ocurriendo. Cuando tengamos una conclusión cualquiera que sea esta, compartámosla sin miedo, podrán pasar muchas cosas pero ninguna será tan orgullosamente sostenida, que el haber dado su contribución en la búsqueda de una Patria digna y sentirse bien con la práctica de lo que prediga.

Bueno volviendo al título, coincido con Luigino en mucho, por ejemplo en que nunca me han gustado los partidos, ya su significado habla de exclusión algo nada socialista, recuerdo que con la diatriba sobre el nombre del PSUV, me atreví a proponer que se denominará movimiento al Socialismo Bolivariano de Venezuela (SBV), haciendo alusión a sus siglas como, él bebe que se desarrollaría en la revolución naciente; tampoco me gusta ver a personajes políticos ofrecer y mentir para conseguir el voto ni a los que se relanzan sin haber dejado una huella demostrativa de su buena gestión pasada; igualmente rechazo la politiquería que desvirtúa una de las carreras donde es bastante difícil mantenerse con ética y gallardía.

Una de mis cantaletas fijas en muchos de mis escritos es la de elegir con conciencia en cada votación que se presente; así lo exprese en el 2007 en un artículo titulado "Lo que yo pienso, no es satisfactorio ni suficiente" http://www.aporrea.org/contraloria/a30308.html y lo de votar emocionalmente lo toque a mi manera en el 2011, en mi artículo "Igualemos el sentir y la razón", http://www.aporrea.org/actualidad/a125281.html. Coincido también, con que debimos copiar la forma en que Cuba muestra a sus candidatos al pueblo, al que le es suficiente el currículo y el accionar en comunidad del postulante.

Las disidencias con Luigino, son con su pensar,que es el de muchos, el de creer que los mismos podrán corregirse el rumbo, y el de ignorar ese poder escondido que nunca dejara de atentar contra la Patria y su Pueblo; veamos los puntos expuestos:

Cuantas elecciones hemos ganado, creo que todas y en valores reales y absolutos, cuanto ha avanzado el proyecto de país, aclarando que para mí, después de quince años, deberíamos estar cumpliendo algunas de las etapas visionarias que formuló Simón Bolívar en su discurso de Angostura, el cual considero tema obligatorio de estudio para todos los venezolanos, sin embargo, la nación está bajo la inseguridad, la improductividad y los vicios que están socavando y hundiendo a la patria.

Disiento en que el PSUV esté haciendo avances, el silencio cómplice ante la corrupción interna y la falta de críticas a las decisiones evidentemente contradictorias a los postulados del socialismo le resta toda credibilidad y posibilidad de enmienda. Si por casualidad pensamos que se acabó la "cooptación" y el dedo, veamos las campañas de los futuros candidatos a la Asamblea Nacional y veremos que ambas solo han cambiado de forma.

Disiento en que la apertura de que puedan votar hasta los no inscritos en el PSUV, sea un progreso es un absurdo que solo confirma que esta estrategia busca tapar la posible poca participación como en las pasadas elecciones internas que dejo en duda el nivel de la conciencia revolucionaria de los más de 7 millones de inscritos que anuncian sus dirigentes.

Para finalizar coincido plenamente que es un deber de todos nosotros investigar quienes apoyan las causas del pueblo, y votar por el mejor candidato. Y en que queda suficiente tiempo, para buscarlos ¡hagámoslo! Pero disiento en que solo dentro del PSUV estén los líderes honestos y trabajadores creo sin temor a equivocarme que debemos hacer todos los esfuerzos por postular para la próxima asamblea y futuras elecciones a los líderes de las comunidades a los luchadores de toda la vida, que han sido menospreciados por un poder que perdió la brújula bolivariana y socialista y se convirtió en su mayoría, en funestos enterradores del proceso.

De todos modos como pueden observar existen mucho más coincidencia que disidencias, que de seguro es lo que siente la mayor parte del pueblo, si quieren entretenerse más les dejo, como quede en el principio, algunos de mis escritos que no llevan ningún interés oculto, sino el de dar luces ante tanta oscuridad que se avecina:

Sin ninguna pretensión me pregunto ¿Que sería de Venezuela si la mayoría del pueblo hubiera cumplido de algún modo lo expresado en el articulo titulado "yo sí puedo" publicado en septiembre del 2003?

http://www.aporrea.org/actualidad/a4561.html

O si hubiéramos sido capaces de contagiar a el pueblo de la idea, de que la fantasía puede transformarse en realidad, quizás reflexionaría y coincidiera un poco con lo escrito en febrero del 2004 "Lo soñado y lo posible" http://www.aporrea.org/actualidad/a6817.html

Pareciera que no hemos aprendido, continúan las mismas malas mañas del 2006, cuando escribí "Partido único – Que coco tan absurdo" http://www.aporrea.org/actualidad/a25938.html

Para mí, en el año 2007, comenzó el plan maquiavélico del cual que hoy estamos sufriendo y lo exprese en el artículo: "No puedo; ¡Los venezolanos no somos así!; ¡Águila no caza mosca!" http://www.aporrea.org/actualidad/a33906.html

Atentamente

Luis Díaz



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2140 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: