Análisis coyuntural actual, de la patria de Bolívar y Chávez sin desperdicio

En este momento es importante poder reflexionar y visualizar el momento trascendental histórico que se vive en nuestro país desde la siembra del Comandante Presidente Hugo Chávez, y la llegada al gobierno, del primer Presidente de pensamiento y convicción Chavista Nicolás Maduro Moros.

Pudiéramos buscar un término que conlleve a lo transcurrido y acontecido en estos dos años de lucha, guerra, no solo económica, sino también psicológica, contra nuestro pueblo en varias etapas que hasta ahora han creado un clima bastante áspero, en el bienestar y progreso de quienes hoy defienden el legado y pensamiento Bolivariano y Chavista, lleno de tantos obstáculos que hoy siguen  vigentes, gracias a la maltrecha cúpula opositora, que solo ha pensado en la ganancia política, causando daños colaterales que han enlutado incluso nuestra patria, simplemente por la eterna lucha de clases, la explotación del hombre por el hombre, la importancia mujer como ser social y activo en el impulso de un modelo inclusivo y transformador, que acabe con los vicios entrampados en la cotidianidad del ser social que sigue alumbrando y entre la luz que encandila la virtud y la dignidad del pueblo trabajador, luchador humilde, ese profesional que con sacrificio hoy sale a dar lo mejor de sí, para su entorno, para su hogar pero sobre todo para mejorar esa mala imagen del pobre, del mal hablado y mal vestido, el de piel oscura que sirve para el trabajo duro pero no para asumir tareas extraordinarias para el avance en cualquier área o circunstancia.

Podemos incluso decir que en estos dos años de mandato del camarada Nicolás ha habido altas y bajas en función de planes, proyectos, acciones que buscan la continuidad y la fortaleza viva del Plan de la Patria 2013-2019, que se han buscado medidas que fortalezcan el declive económico mundial, porque para quienes no quieren recordar la historia señores, nuestro aparato productivo lo acabo el último Gobierno de Carlos Andrés Pérez, quien vendió nuestro PIB al FMI, al Banco Mundial, regalando y destruyendo el parque industrial, los modos de producción agrícola, minimizando inversión social, para aumentar la importación de productos alimentarios, de servicios, acabando con los procesos arancelarios, y la entrada de divisas, esas que hoy están en cuentas americanas, españolas y en Suiza, desde finales de los 80 y90, nadie recuerda Recadi, la quiebra de los bancos, el abandono de la siembra, el convertir las empresas básicas de Guayana, en el patrimonio crediticio de los gobiernos y familias adineradas de nuestro país.

Pudiera decirse que no ha acabado, que hoy hemos mejorado ese panorama, pero podemos expresar y palpar que se triplico la inversión social en planes de vivienda, educación, vialidad, transporte público, en salud, donde aún queda mucho por revisar, evaluar y erradicar, la burocracia que aun carcome el ejercicio de la eficiencia y la premura de la organización y atención al pueblo, que el Poder Comunal debe trascender en la autogestión en las áreas críticas según el territorio, el modo de producción, fortalecer y empoderar a los pequeños y medianos productores que aún son tercerizado por los grandes terratenientes con sus empresas y sus apellidos, incluso beneficiándose de la Revolución para explotar y dañar, en seguridad y prevención, debemos redoblar las acciones, es hora de darle un revolcon a todas las policías a profundidad sin excepción, reconocemos los esfuerzos del Plan Patria Segura y el trabajo del compatriota Freddy Bernal que sigue revisando y apoyando para el bienestar de nuestro pueblo. Necesitamos profesionales que asuman ya, los grandes retos de la nueva era Socialista, con criterio, formación permanente además de la transferencia tecnológica, es hora de refrescar opiniones y planes en las áreas económicas agrícolas, petroleras y turismo, porque no solo es movilizar 8 millones de compatriotas al disfrute, sino mejorar la capacidad, la calidad y la oferta de quienes nos visitan. En la Cumbre de las Américas dimos una lección no solo al imperio más genocida del mundo, sino a quienes hoy dudaban de la fuerza y la lealtad del compa Nicolás Maduro, nuestros líderes, nuestro pueblo batallador, que demostramos que hay respeto del mundo hacia nuestro país, que seguimos siendo ejemplo de lucha y constancia, a pesar de la guerra mediática, de los miles de dólares que invierten en saboteo, paramilitares, contrabando, organizaciones y partidos políticos, incluso de ex presidentes corruptos y asesinos que hablan de DDHH sin moral alguna.

Ya vienen las parlamentarias, y nuestro PSUV, polo Patriótico dieron otra muestra de democracia y reconocimiento a las bases del Poder Popular, pero cero triunfalismo, sigue la batalla, está vigente el decreto de Obama, los traídos rugen en las penumbras del odio, no hay descanso camaradas, “ ojo pelao” como decía el pana Hugo Chávez, y el comando nunca muere, dejemos los egos y las prepotencias, y seamos más humildes y diligentes, para seguir teniendo patria soberana, con convicción, critica y objetividad.

Coche, Caracas la cuna de Bolivar.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3187 veces.



John Duarte Zambrano


Visite el perfil de John Duarte Zambrano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a206651.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO