Cimarronaje en la cumbre de Panamá

 

Como bien lo señalaba el cimarrón mayor, Jesús “Chucho” García, en su artículo del pasado domingo titulado: “VII Cumbre de Las Américas entre Cuba, Las Malvinas y Venezuela”, ante pasadas experiencias… ¿saldrá consenso de esta cumbre para una declaración final?. Al fin, después de tanto insistir por iniciativa del presidente Chávez y los países del Alba, se logró por primera vez para esta VII Cumbre la inclusión de Cuba. Pero por otro lado, esta cumbre será una prueba de fuego para dos puntos candentes: Reafirmar la soberanía territorial de Las Malvinas como parte de la República de Argentina y el tema de Venezuela como amenaza inusual para Estados Unidos, decretado por el presidente Obama.


Desde nuestros cumbes territoriales afrovenezolanos y luego de las intensas jornadas de recolección de firmas contra el nefasto decreto, hemos visto como en las actividades preparatorias cuando se hablaba de una cumbre donde participan los representantes oficiales de cada país, por la otra se hablaba de otra cumbre de los movimientos sociales, inclusive de cuatro foros preparatorios donde se incluirían rectores y empresarios, con el ánimo de posicionar los grupos que representan el pensamiento neoliberal desde el gobierno panameño y su aliado imperial. De acuerdo con un vocero del gobierno panameño, el Secretario de Comunicación, Manuel Domínguez, se ha planteado en la Cumbre de las Américas, para que tenga un desenlace más técnico que político, contar con cuatro foros: académico, empresarial, sociedad civil y juventud. Bajo bambalinas se mueven los hilos de la intriga contra Cuba y Venezuela, la derecha internacional y sus aliados latinoamericanos se preparan para “hacer algo grande en Panamá” como bien han denunciado diversas fuentes.

Como lo ha señalado CUBADEBATE, en relación a operadores de la Georgetown University, bajo el Global Competitiveness Leadership Program, verdadera fábrica de líderes de la derecha internacional, de servidores incondicionales del Imperio, entrenados por la Fundación Konrad Adenauer, en Santiago de Chile, de la organización argentina Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), del Centro de Investigación y Capacitación de Emprendedores Sociales (CICES), de la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia en Cuba, de la Juventud Demócrata Carioca, de la Juventud de Unión Democrática Internacional y por Alejandro Vivas, Concejal del área metropolitana de Caracas y dirigente del partido Primero Justicia.

La VII Cumbre de las Américas en Panamá trae a la memoria el congreso anfictiónico convocado por Simón Bolívar en 1826, donde no participó el cimarronaje de la Republica de Haití y como resultado el mismo libertador expresó que "El Congreso de Panamá sólo será una sombra", conocida era también su posición sobre la abolición de la esclavitud y el papel de los Estados Unidos en relación a sus diferencias internas entre abolicionistas y esclavistas. Por otra parte, el cimarronaje cubano estuvo ausente durante estos últimos 21 años, desde su primera edición de Miami en diciembre del año 1994, propiciando el área de libre comercio de las Américas o ALCA con su tratado (Estados Unidos, México, Canadá) propiciando su expansión al resto de los estados del continente americano, excepto Cuba que fue suspendida debido a su adhesión al comunismo el 31 de enero de 1962, durante la Octava Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores.

Fue en la IV Cumbre celebrada en Mar del Plata, Argentina entre el 4 y el 5 de noviembre del 2005, sirviendo como anfitrión el presidente Nestor Kirchner, cuando el presidente Hugo Chávez manda el ALCA, al carajo, antes de su instalación en la III Cumbre de los Pueblos, ante una gran multitud en el estadio mundialista diciendo: "Me voy a la otra cumbre, voy a llevar las palabras de ustedes", fue un acto de repudio a la presencia de George W. Bush e insistiendo en la iniciativa de crear el ALBA-TCP, destacando la necesidad de una segunda independencia. "El ALCA está muerto, hay que enterrarlo", exclamó. "En Mar del Plata está la tumba del ALCA", insistió.


Luego de la anterior Cumbre en Cartagena de Indias, Colombia (2012) que no contó con la asistencia de nuestro comandante supremo y eterno Hugo Chávez Frías, por razones de salud, también estuvieron ausentes Rafael Correa y Daniel Ortega, de Ecuador y Nicaragua respectivamente, en protesta contra el rechazo a Cuba y en respaldo al gobierno de Ecuador, que había tomado la misma determinación, y en menor medida por el conflicto territorial con el gobierno de Colombia por las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Asistió por la República Bolivariana de Venezuela, el para entonces Canciller y hoy nuestro actual presidente Nicolás Maduro Moros, sin embargo en la VI Cumbre en Puerto España, Trinidad y Tobago (2009) se hizo célebre la participación de nuestro gran líder cimarrón afroindígena en ese evento, donde en la noche inaugural de la cumbre los presidentes, Hugo Chávez y el afroestadounidense Barack Obama, se saludaron justo antes de la ceremonia, Chávez sorprendió a los presentes al estrechar manos con Obama y saludarlo en inglés diciendo “Quiero ser tu amigo”. Al día siguiente, justo antes de empezar la reunión entre Estados Unidos y UNASUR, Chávez se dirigió a la mesa donde el presidente Obama se encontraba, para ofrecerle de regalo el libro “Las venas abiertas de América Latina”, del escritor uruguayo Eduardo Galeano. Esto será una anécdota inolvidable por muchas generaciones.

En esta ocasión el movimiento social afrovenezolano estará presente a través de la cimarrona afrovenezolana, Dexi del Mar Pacheco, quien ha sido invitada a participar con los movimientos sociales del GPPSB a tan importante e histórica cita.
cesarquinteroq@gmail.com
ANEXO



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2477 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas