Vientos de la sabana

Las sombras del terror

Con cierto estupor se ha podido observar en estos últimos días como ha surgido una avalancha de mensajes disparatados que pareciesen engendrados desde las mismas fauces del infierno para amedrentar a la población en general. Es una de las más viles armas de la comunicación destructiva que utiliza el imperio para ir creando zozobra, desesperación, angustia y ansiedades en la población a fin de bajar los ánimos y la estima de quienes convergen en un espacio determinado.

Algo más fuerte que la teoría del rumor, estudiada por muchos sociólogos y comunicadores como algo perjudicial para la estabilidad emocional del colectivo. Como por ejemplo cuando orean a los cuatro vientos que no hay gasolina, que se va a acabar y entonces sale la gente de su casa desesperada no sólo a llenar los tanques de sus vehículos sino también cuanto perol o recipiente consigue en sus casas.

Sin embargo, ahora a este rumor han logrado meterle una sobredosis de maldad más fuerte que intenta conseguir una detonación de mayor amplitud generando el temor de rigor para una matriz perversa, inescrupulosa y maligna como aterrorizar a la población con una difusión de que "existen unos secuestradores a nivel nacional que están secuestrando a los niños para extraerle y vender sus órganos". Más satánico imposible.

Todo esto es producto de esa maldad encerrada en las mentes diabólicas del imperio norteamericano y sus operadores apátridas en el país que, pese a todo el esfuerzo de este gobierno revolucionario por construir la paz, se niegan a escuchar las voces de un pueblo que ha decidido los caminos de la inclusión social a través de las políticas de este proyecto emancipador y soberano, bolivariano y chavista.

Meterse de esta manera tan vil con los niños y niñas de la patria, intentar destrozar la tranquilidad de todos los padres y madres de esta patria, es otra de las muestras más palpable de que estamos al frente de una oposición carente de gracia, inhumana, antiética e incrustada en el sumidero de la oscuridad espiritual. Sus valores los dirige el odio, la no aceptación de las mayorías, la ilusión de su elitismo onírico y sus tretas criminales.

Al parecer, todo es producto de una acción endemoniada de JJ Rendón, quien cobra grandes sumas de dinero milmillonarias en dólares, para diseñar campañas perversas que atemoricen a la población, pensando con ello, muy estúpidamente, que la gente se va desilusionar del chavismo y la integral convicción de apoyo al presidente obrero Nicolás Maduro y el proyecto de transformación social que se ha emprendido desde aquel 04 de febrero del 92.

Así ha sido la oposición desde el 98, cuando Chávez abrió las puertas de Miraflores para que pasara el pueblo. Así han sido a lo largo de la gestión revolucionaria, todo un arsenal de manipulaciones y mentiras. Así ha sido el juego de la oposición para destruir con la antipolítica un proyecto que vino a dignificar a la sociedad en general llevando sonrisa e inclusión a los más desposeídos. Esas son las sombras del terror de una oposición orate que muestra la bata con que arropan su alma.., un amasijo de odios y perversidades. Dios bendiga a todos los niños y niñas de la patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1041 veces.



Geovanni Peña

Diputado a la Asamblea Nacional. Militante del PSUV.

 santanajerez@hotmail.com

Visite el perfil de Geovanni Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Geovanni Peña

Geovanni Peña

Más artículos de este autor