Los malabarismos de Dieterich y Toby Valderrama contra la revolución bolivariana

Hay autores como Heinz Dieterich y Toby Valderrama que hacen malabares para justificar sus tropelías lingüísticas contra el gobierno bolivariano. Lo que nunca cuestionaron cuando Chávez (a quien casi colocaban como un dios de la política) ahora lo hacen contra el gobierno revolucionario encabezado por Nicolás Maduro continuidad del de Chávez. Si observamos la prolífica producción de artículos, sobre todo en APORREA, podemos ver realmente que estos dos señores se han convertido en dos "tirapiedras" que olvidan que este gobierno, en medio de crisis, problemas de toda índole, sigue manteniendo las políticas sociales de inclusión, equidad y justicia social. ¿Qué hay problemas? Por supuesto que sí.

Sin embargo, tanto Nicolás Maduro, como el Comando Político de la Revolución mantienen el discurso antiimperialista, anticapitalista, bolivariano y socialista que caracteriza la Revolución venezolana. Y ello se traduce en generar políticas de beneficio colectivo. Ahora bien, todos sabemos que llevar a la práctica el discurso es más difícil y en eso debemos estar conscientes. Sólo los dogmáticos pueden confundir que algunas acciones tácticas se refieren a la entrega al capitalismo y de manera burda, estigmatizar al gobierno como socialdemócrata y/o capitalista. Sólo como referencia de lo complejo de construir el socialismo, aparte de lo que refería Chávez, acerca de lo que Fidel le confesó sobre ello, les sugiero leer de Lenin "UN PASO ADELANTE, DOS PASOS ATRÁS (UNA CRISIS EN NUESTRO PARTIDO)" en: http://www.marx2mao.com/M2M%28SP%29/Lenin%28SP%29/OSF04si.html

Para que veamos parte de las posiciones de Heinz Dieterich en su intento de desnaturalizar nuestro proceso, así se expresó en relación a la crisis actual con el imperio norteamericano: "La estrategia electoral del gobierno venezolano está condenada al fracaso porque se basa en dos grandes mentiras propagandísticas: la de la guerra económica del capital y la de la agresión bélica de Washington. Ambas estratagemas se erosionan vertiginosamente como indican todas las encuestas de opinión del país: demuestran que la mayoría de los ciudadanos ya no cree esas mentiras y que es prácticamente imposible, que la troika recupere su confianza antes de las elecciones".

Es decir, nos sugiere que nos acostumbremos a la derrota, a hacer la genuflexión porque: "Ninguna resolución diplomática de la UNASUR, ni ninguna repetición cabaretista de las bravuconadas de Saddam Hussein y Manuel Noriega y sus "Machos del Monte", pueden salvar a un gobierno, cuya distopía (proyecto apocalíptico) descansa sobre un proyecto electoral ilusorio y una total ignorancia aldeana de la geopolítica mundial"

Recordemos que Dieterich se había convertido en el mentor del General Baduell, defenestrado por corrupción ahora el heraldo salvador de Falcón: "Llama poderosamente la atención que el Papa Francisco, gran mediador de las negociaciones entre Cuba y Washington, reciba este miércoles en audiencia privada al gobernador del estado Lara, Henry Falcón". http://www.aporrea.org/tiburon/a204624.html. ¿Buscando Dieterich financiamiento para sus asesorías politiqueras?. El tiempo ya lo ha demostrado.

Por su parte, Toby Valderrama sigue en su empeño descalificador de todo, por ejemplo, cuando critica las maniobras militares que tienen como fin preparar a la población para una eventual intervención militar norteamericana. Casi que no advierte que no nos preparemos. Que recemos e invoquemos a Chávez ante las bombas gringas: "Esos ejercicios militares, así como se realizan, tienen dos efectos posibles, los dos malos: uno, construyen una psicosis de guerra, un nacionalismo dañino o (y este es el más probable) elevan el rechazo a un gobierno que conduce a la guerra, crean miedo. Los gringos, en complicidad con sus agentes nacionales, estimularán esta segunda reacción. Lo que se impone es dotar a la población de razones sagradas por las cuales luchar, volver al espíritu de Chávez, que la masa defienda al Socialismo en las elecciones y en la guerra porque lo perciba diferente al capitalismo, lo sienta suyo".

Y clava el germen de la división cuando expresa: "Los gringos se enfrentan a un gobierno socialdemócrata que vive una dolorosa contradicción: debe mantener un discurso y una imagen revolucionarios, socialistas, y está obligado a una práctica capitalista, de democracia burguesa". Así que deja al aire la siguiente consideración: ¿para qué defender a un gobierno que tiene una práctica capitalista? Sobre todo cuando expresa casi con alegría: "El gobierno, en la ambigüedad, pierde prestigio, apoyo, allí están las encuestas demostrándolo; está obligado a seguir las reglas de la democracia burguesa, debe ir a un diálogo con la oposición, las llamadas solidaridades de las oligarquías del continente tienen esa condición previa: solidaridad con el sistema burgués".

Definitivamente, estos dos autores que publican rutinariamente en APORREA, perdieron el sentido de la historia, puesto que una cosa es criticar errores, fallas y desviaciones para enrumbar el camino y otra es la descalificación absoluta de todo lo que se hace, hasta la defensa integral de la Patria. Y lo peor es que Toby manipula recurriendo permanentemente al legado de Chávez y al socialismo como palanca transformadora de la sociedad.

Seguirán con sus diatribas pero el pueblo venezolano, más consciente ahora que hace 15 años los identifica como lo que en alguna oportunidad calificó Luis Herrera como "los profetas del desastre"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2057 veces.



Cécil Gerardo Pérez


Visite el perfil de Cécil Gerardo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: