Como lo veo lo escribo N° 192

¿Yo sí puedo ver al pueblo, al que siempre me refiero, en Aporrea?

Espero que de los siete articulistas señalados en mi anterior escrito, por lo menos cuatro lo hayan leído. Mi llamado a ellos y muchos otros es a que continúen dando catedra para su grupo de lectores y le agreguen un puntico de conciencia y un apoyo irrestricto a las necesidades de las comunidades. Que abonen en la construcción de liderazgos virtuosos, para que exista un verdadero Poder Moral, es decir, que el Contralor de la Republica, la Fiscalía de la República y la Defensoría del Pueblo, cuente con ciudadanos probos e imparciales que puedan detener cualquier acción que vaya en detrimento de la Patria o su Pueblo; venga de donde venga. Y repito una vez más la propuesta, de que el representante de la Defensoría del Pueblo, debe ser escogido por el pueblo directamente, para que le sea fiel a la mayoría que lo eligió y no a los poderes internos y externos, que siempre son minoría.

También quisiera, que les comunicaran a sus lectores, que muchos si entendemos a plenitud la complejidad de los que algunos llaman fenómeno; fenómeno que están permitiendo los que tienen el poder para evitarlo; lo demás es cuento de camino como dicen por ahí, si no han podido contrarrestar esa guerra económica y mediática, en alguna medida eso significa, que han sido unos incapaces, y esto no puede cambiarse con mentiras ni echándole la culpa a otros; creo, como algunos han dicho, debemos buscar cuanto antes, entre los líderes socialistas a quienes tengan el talento y la probidad, para implementar las medidas que renueve los deseos de una patria mejor y recupere la confianza en sus nuevos administradores, que deben avocarse con alma, vida y corazón a la búsqueda de la mayor suma de felicidad posible para la Patria y su Pueblo.

Ese Pueblo al que siempre me refiero, que es todo aquel; que forma parte de los millones de venezolanos que se interesan por el destino de la Patria y que hace todo lo posible por serle útil. Un bolivariano o bolivariana que respeta a sus semejantes y se hace respetar por los demás; que acata las leyes por más injustas que parezcan, pero que no se rinde en su lucha por tratar de mejorarlas y además, siempre está dispuesto a concientizar a sus compatriotas en cada oportunidad que se le presenta debe, después de tantas experiencias, saber discernir y estar dispuesto a colaborar en esa gran cruzada, que tiene como objetivo rescatar el Proceso Revolucionario, Bolivariano y Chavista, que se encuentra actualmente lleno de una evidente y probada incapacidad, que lo pone en peligro de perderse.

Quiero aprovechar el momento, para rendir honores a dos personalidades con la misma nota, porque ambos comprendieron a cabalidad, el impacto del programa "YO SI PUEDO", ya saben a quienes me refiero a la pedagoga cubana, Leonela Inés Relys Díaz, creadora del sistema de alfabetización "Yo sí puedo", quien falleció el sábado 17 a los 68 años de edad, y a quien lo aplicó como parte de su creada Misión Robinson, al líder bolivariano Hugo Chávez en 2003. La nota a lo cual me refiero la escribí el 05/09/03 - www.aporrea.org/actualidad/a4561.html Se la dedico a demás, a ese pueblo al que siempre me referiré con orgullo, porque aunque quizás muchos no lo hayan descubierto, son la expresión más grande de la conciencia y el espíritu con que cuenta el país.

"YO SI PUEDO"

Yo sí puedo tolerar a los contrarios a mi pensamiento, a pesar de su testarudez o vació mental; yo sí puedo responderles con argumentos sólidos cual es el camino y el destino de este hermoso proceso bolivariano, que apenas acaba de comenzar; yo sí puedo comprender y aceptar que las revoluciones necesitan muchos años para cristalizar y si es pacifica, inédita e inusual como la de nosotros, aún más.

"Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza." Proverbio Chino

Yo sí puedo superarme sin tener que mentir, robar o engañar a las personas, aunque en mis primeros años, y quizás todavía, sólo haya conocido la pobreza material, la humillación y la exclusión de los "vivos" que siguen coleándose y mareándome cuando voy algún despacho a exponer mi proyecto o necesidad; yo sí puedo alcanzar cualquier meta que me proponga manteniendo mi dignidad.

"Porque existe una fuerza indomable, que resiste todo, que emerge siempre, que vence al fin todos los obstáculos: es la fuerza creadora que distingue a la condición humana. Es la fuerza del espíritu" Federico Mayor Zaragoza.

Yo sí puedo atender al público con efectividad, educación y respeto como servidor que soy. No es el salario o como vulgarmente lo llaman "la arepa" lo que mueve mi gestión, es la vocación que me motiva que genera satisfacción cuando logro resolver un problema, sea cual sea el rostro de la persona, su piel o posición.

"A veces, cuesta mucho más eliminar un sólo defecto que adquirir cien virtudes". Jean de la Bruyére. Escritor y moralista francés.

Yo sí puedo decir la verdad, deponer mi orgullo y reconocer mi equivocación; yo sí puedo dejar de servirle a los que no pueden o no quieren entender que la patria es primero, que la soberanía es sagrada, que la dignidad de los pueblos se respeta. Y a quien ose mancillarla les digo, yo sí puedo dar la vida por defender mi Nación.

"A la luz de la verdad y del tiempo nada se esconde, el mérito brilla y la maldad se descubre". Bolívar, Caracas, 1812.

Yo sí puedo ser un buen Rector, Juez o fiscal, porque en mi alma brilla la luz de la justicia, la equidad y un poco de corazón; yo sí puedo evadir los toquecitos, las amenazas y el chantaje vil, porque amo a mis padres que guiaron mi educación y a mis hijos, a quienes quiero entregarles un mundo mejor.

"El amor a la patria, el amor a las leyes, el amor a los magistrados, son las nobles pasiones que deben absorber exclusivamente el alma de un republicano. Los venezolanos aman la patria, pero no aman sus leyes; porque éstas han sido nocivas y eran la fuente del mal. Tampoco han podido amar a sus magistrados, porque eran inicuos, y los nuevos apenas son conocidos en la carrera en que han entrado. Si no hay un respeto sagrado por la patria, por las leyes y por las autoridades, la sociedad es una confusión, un abismo; es un conflicto singular de hombre a hombre, de cuerpo a cuerpo." Párrafo del discurso del Libertador Simón Bolívar en el Congreso de Angostura.

Yo sí puedo ser un buen líder para enseñar y orientar a los compatriotas; yo sí puedo dejar de alarmarlos y crear una falsa tragedia que sólo existe para los que perdieron sus privilegios vergonzosos y para aquellos que creen que perderán su empleo o popularidad, si se reconoce realmente que todo está bajo control, que el proceso es indetenible y avanza a paso de vencedores. Basta andar entre la gente para confirmarlo lo demás son acciones puntuales entre los desesperados que cada vez se quedan más solos con su obsesión. (Lo que dice este párrafo es una de las cosas que actualmente debemos reconquistar)

"El mundo no está amenazado por las malas personas, sino por aquellos que permiten la maldad". Albert Einstein.

Yo sí puedo ser un buen ciudadano, un buen republicano y en suma un verdadero bolivariano: no botando basura en las calles; permitiendo el paso de los personas, tanto como conductor, como buhonero o simple transeúnte; pagando todas mis obligaciones tributarias; siendo responsable en mi hogar; denunciando todo acto delictivo o que atente contra la moral; y muchas otras más que yo sí puedo cumplir para poder exigir mis derecho con la frente y la moral en alto, a prueba de todo examen o investigación.

"No es tan culpable el que desconoce un deber como el que lo acepta y lo pisa". Concepción Arenal. Socióloga, pedagoga y ensayista española.

Yo sí puedo poner en alto mi bandera, en cualquier competencia nacional o internacional, porque yo sí puedo minimizar el egoísmo, la envidia y la vana presunción, para jugar en equipo y con orgullo conquistar no solo una medalla sino las estrellas del universo para ofrendarlas a mi Nación. Yo sí puedo reconocer los créditos, el esfuerzo y el triunfo de mis compatriotas y recibirlos como héroes sin importar su posición. Honor a quien honor merece, debe ser la divisa de todo venezolano desde hoy.

"Aquel que no está orgulloso de su origen no valdrá nunca nada porque empieza por depreciarse a sí mismo". Pedro Albizu Campos, compatriota puertorriqueño de todos los
latinoamericanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1270 veces.



Luis Díaz


Visite el perfil de Luis Díaz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: