Otro rumor...eliminados dólares electrónicos para compras en el exterior

Ni Chávez llegó nunca a prohibir el uso de minifaldas, como en un tiempo los fabricantes y difusores de mentiras se solazaron repitiéndolo, como tampoco nunca ocupó las habitaciones vacías de apartamentos para cederla a quienes no poseyeran vivienda como solución al déficit habitacional, como tampoco los bombillos ahorradores que donaba el gobierno traían cámaras ocultas que les permitían a Fidel Castro y a su aparato policial conocer cada una de las intimidades familiares para controlar la sociedad venezolana.

Pero hablamos ya de un pasado que por lo inverosímil parece más bien retazos de relatos sacados de una obra de García Márquez adaptada a la realidad Venezolana de principios del siglo XXI, sólo el haber vivido en carne propia éste pasado nos permite afirmar que un buen discípulo del Gabo tendría material más que suficiente para escribir la novela del siglo y quién sabe si como su mentor hasta termine cosechando un Nobel.

Esta fábrica de rumores y maledicencias contra la Revolución Bolivariana y contra Venezuela a pesar de su decadencia y de su fracaso sistemático contabiliza hoy el éxito de haber posicionado en algunos venezolanos, muchos idos ya y otros con las maletas hechas, la "percepción" de que Venezuela está peor que cualquier país del África subsahariana.

A pesar de que ninguno de los centros comerciales nunca dejaron de estar atestados de gente este diciembre, a pesar de que los altos niveles de consumo suntuario que durante todos estos años presenta el país aún se mantienen, a pesar de los precios de mercancías incomprables la gente no deja de comprar, a pesar de los precios prohibitivos de boletos aéreos apenas la gente consigue pasaje viaja; para alguno el país está peor que Haití.

Venezuela dispone de la mayor reserva petrolera del mundo bajo su subsuelo, desde 1999 se viene planteando redistribuir esa riqueza, quienes aspiran desde afuera, con cómplices internos claro está, controlar la riqueza que le pertenece a los venezolanos no dejarán de fabricar rumores y falsedades que buscan convencernos de que el pasado anterior a 1999 fue mejor y que nos devolvamos.

El pueblo de Bolívar, que es el mismo pueblo de Chávez no debe dejarse engañar fácilmente, estamos enfrentando serias dificultades, nadie debe dudarlo, pero la libertad e independencia merecen cualquier sacrificio que siempre será menor al que en el pasado le correspondió a generaciones que nos antecedieron.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3073 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: